buscar

Glossa | CORAL | MEDIEVAL Y RENACENTISTA (1 CD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

16,95 €

Confréries
Canciones piadosas de Jaikes de Cambrai


REF.: GCD P32108
EAN 13: 8424562321083


En esta segunda entrega en la trilogía de grabaciones para Glossa dedicadas a la música del siglo XIII a través de los prismas religioso, social y político y centradas en la figura del constructor de catedrales Villard de Honnecourt, Björn Schmelzer y Graindelavoix demuestran cómo la música reflejaba el cambiante entorno social en ese tiempo, aquí visto con el foco puesto en las nuevas hermandades (confréries) del norte de Francia.

Como piedra angular de su propuesta, Schmelzer presenta un ciclo devocional en siete partes del trovero Jaikes de Cambrai, un ciclo que el director belga compara con las instalaciones de arte contemporáneo y en el que observa el reflejo de prácticas también discernibles en el portfolio de Villard. Schmelzer enfatiza la unidad del ciclo de Jaikes cuando se interpreta en un cierto orden, y llama al autor “un dramaturgo que conecta palabras, respuestas emocionales y música de una manera completamente novedosa”.

El disco (grabado en una acústica especialmente adecuada, en la iglesia de Braine, en la región de Picardía) se complementa con otras canciones de troveros igualmente desconocidos para el oyente actual (incluyendo nombres como Robert de Reins La Chièvre, Martin le Beguin de Cambrai y el canónigo de Saint-Quentin), y que completan una visión del arte gótico que los cantantes e instrumentistas de Graindelavoix han hecho suya en los últimos años, presentándonos fragmentos de música medieval con nuevos colores y una intuición muy refrescante.

FECHA DE PUBLICACIÓN
01/11/2013

INTÉRPRETES
Graindelavoix
Björn Schmelzer, dirección


CONTENIDO
Confréries
Canciones piadosas de Jaikes de Cambrai

01 Jaikes de Cambrai: Grant talent
02 Jaikes de Cambrai: Haute dame
03 Jaikes de Cambrai: Kant je plus pens
04 Jaikes de Cambrai: Loeir me’estuet
05 Jaikes de Cambrai: Meire, douce creature
06 Jaikes de Cambrai: O dame, ke Deu
07 Jaikes de Cambrai: Retrowange novelle
08 Robert de Reins: Jamais, por tant com
09 Robert de Reins: Plaindre m’estuet
10 Robert de Reins: L’autrier dejouste
11 Martin le Béguin: Loiaus desir et pensee
12 Martin le Béguin: Boine aventure
13 Chanoine de Saint-Quetin: Rose ne flor
14 Anonymous: Chanter m’estuet

1 CD - DDD - 63'49'

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Topografía del Gótico

Josemi Lorenzo Arribas 

Esta vez no era sorpresa absoluta intuir los pagos por los que transitaría el inquieto Björn Schmelzer, director de Graindelavoix, puesto que ya había salido el primer volumen de una trilogía sorprendentemente titulada Villard de Honnecourt. Oficio, memorias y viajes de un constructor de catedrales del siglo XIII. Dicho disco de presentación recreaba el Oficio para Isabel de Hungría de Pierre de Cambrai.

Cuatro autores son llamados a participar de la nueva etapa de este “viaje”: Jaikes (Jacques) de Cambrai, el protagonista, acompañado de Robert de Reins La Chièvre, Martin le Béguin de Cambrai, un “Canónigo de Saint-Quentin”, más una pieza anónima que cierra el disco. El primero, definido por Schmelzer como un creador de “grandes máquinas devocionales”, fue contemporáneo y paisano del arquitecto que construyó varias catedrales góticas francesas o la húngara de Košice. La operación lógica que vincula a ambos personajes es arriesgada y no deja de levantar sospechas. Quizá más metafórica que real, lo cierto es que el discurso de Schmelzer seduce, porque vincula a ambos “artistas”, más allá que por ser coevos y vecinos, con el gusto por el pastiche, el reciclaje, el ensamble de materiales heredados y que, pasados por el crisol del creador, salen distintos. Catedral y sociedad, apunta el director y cantante belga, se intersectan en una creación típica de la Edad Media: la cofradía (confrérie) o hermandad.

Las siete piezas conservadas del trovero Jaikes de Cambrai se interpretan seguidas por vez primera, formando parte de un ciclo que Schmelzer descubre por su orden alfabético de la primera palabra, que agrupa las piezas pareadamente (calificaciones de tamaño, modo de plegaria, nombres de la Virgen, y la última suelta, como resultado moral del ciclo). Para interpretarlas, esta vez Graindelavoix se ha procurado once voces, cinco femeninas y seis masculinas (significativamente no se agrupan en el disco por cuerda, sino por sexos) más tres instrumentos de cuerda (fídula, guinterna y laúd). Entre las voces, las de los españoles Olalla Alemán y Tomàs Maxé y, una debilidad de quien esto escribe, Silvie Moors también comparece, con su timbre con matices nasales y textura de terciopelo. ¡Bien!

Si los huesos tuvieron el protagonismo del primer disco de la serie, las cofradías sirven de argumento al segundo a la hora de mostrar cómo se construyó Europa, cómo se tejieron caminos y relaciones, de qué manera la sociedad fue organizándose en sociedades que, transidas por lo religioso, se imbricaban en las ciudades, proa de la nueva configuración social que la Plena Edad Media lideró. En el norte de Francia, a lo divino o a lo profano, la estética trovera puso la banda sonora a esa inquietante verticalidad que la arquitectura comenzaba a conquistar, semilla de un antropocentrismo que tuvo sus cosas buenas… y conocerá sus trágicos epígonos cuando, siglos después, la industrialización, la tecnología y la ambición sin límites llegaran a conquistar la sinrazón.

Algunas canciones casi podríamos identificarlas como “de taberna”, en realidad estrofa más estribillo muy cantable, rítmico, coral. Vamos, que con un poco de paciencia y con el texto delante, la podríamos cantar con nuestras amigas y amigos (las heterofonías populares de Loeir me’estuet la röine Marie, por ejemplo, reminiscentes de lo que el penitencial movimiento flagelante cantaba por las calles mientras se azotaba). Otras, en cambio, recuerdan casi a una nana (Meire, douce creature), en contraste con la siguiente, también mariana, O Dame, ke Deu portais. Las otras siete piezas que acompañan el disco son contextuales, por unas y otras razones, tópicas o cronológicas, bien traídas. La mayor parte de las interpretaciones son a una sola voz, masculina o femenina, con discreto acompañamiento de un instrumento. No se abusa de alardes innecesarios, ni falta que hace.

Pocas fuentes musicales propias nos han llegado de estos movimientos de beguinas, begardos, flagelantes etc. Algunas van descubriéndose, aunque tampoco habrían de ser muchas. Cantaron, sí, pero por lo general sin que ello implique unas características propias desgajadas lo suficiente de las tendencias contemporáneas. Este disco quizá (única pega) toma el argumento por los pelos desde un punto de vista musical. No es tanto lo que vincula a estos autores con la práctica penitencial de las cofradías. Pero realmente del siglo XIII queda poca música fuera del corsé de “sacra” o “profana”. Las hermandades tuvieron esa doble vocación o, mejor dicho, la trascendieron. Y este disco nos muestra otra arista de la música trovera, desanuda las costuras taxonómicas habituales y nos pone en otro lugar. Indefinido, flotante, el mismo en el que quedamos tras la escucha de tan bellas músicas y mejores interpretaciones. En definitiva, Graindelavoix.

+ del mismo artista

16,95 €
Glossa
Cesena
Canciones para Papas, príncipes y mercenarios
16,95 €
Glossa
Poissance D'amours
Místicos, monjes y ministriles en la Brabante del...
16,95 €
Glossa
Gilles Binchois
Joye: Les plaintes de Gilles de Bins dit Binchois

+ del mismo sello

15,95 €
Glossa
Les 25 ans!
25 aniversario de Le Concert Spirituel
16,95 €
Glossa
Colores del sur
Danzas barrocas para guitarra
11,95 €
Glossa
Agostino Steffani
Duetos de cámara
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Local
Galileo 46
28015 Madrid

CERRADO
DESDE EL 1 DE JULIO