buscar

RCO Live | SIGLOS XX Y XXI | SINFONICA (2 SACD - 1 DVD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

27,90 €

Gustav Mahler
Sinfonía nº 2


REF.: RCO 10002
EAN 13: 5425008376998



FECHA DE PUBLICACIÓN
25/11/2010

INTÉRPRETES

Ricarda Merbeth, soprano
Bernarda Fink, mezzo-soprano
Netherlands Radio Choir
Royal Concertgebouw Orchestra
Mariss Jansons, director



CONTENIDO

Gustav Mahler (1860-1911):

Sinfonía nº 2 en do menor (1888-94)
Edición revisada por Renate Stark-Voit y Gilbert Kaplan (2006)

CD 1

1. Allegro maestoso

CD 2

1. Andante moderato
2. In ruhig fliessender Bewegung
3. 'Urlicht': Sehr feierlich, aber schlicht
4. Im Tempo des Scherzo

DVD

Grabación audiovisual de la interpretación del 3 de diciembre de 2009

2 CD - SACD / DSD / Stereo Surround 5.0 - 22'53''+64'22''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Si usted no conoce directamente la Sinfonía nº 2 de Mahler, este es su disco: una interpretación técnicamente soberbia y una grabación para alarde de un equipo de sonido, dirigida por un artista que cree fervorosamente en la obra y la interpreta con pasión y convicción. A partir de aquí, se pueden hacer matizaciones diversas, dirigidas sobre todo a quienes no estén en el caso de la primera línea del texto, esto es, los que sepan de la pieza y hayan oído interpretaciones de la misma.

Mariss Jansons no necesita presentación alguna, es uno de los músicos absolutamente grandes de la hora presente y un maestro universalmente apreciado, artística y humanamente, con una carrera a veces desmadejada por bandazos de mala salud. En estas páginas ya se ha comentado que su trayectoria en la música de Mahler es irregular y algo errática: en un cierto momento, dio la sensación de que, con una formación a la que ha estado vinculado más de dos décadas, la Filarmónica de Osolo -titular entre 1979 y 2002- iba, aunque fuera para más de una compañía fonográfica, a abordar la serie completa de las Sinfonías mahlerianas, y de hecho se acercó pronto a la materia, con su traducción de esta misma obra, la Segunda Sinfonía “Resurrección” (Chandos, 1989); posteriormente se llegó a anunciar un ciclo completo, siempre con la Filarmónica de Oslo, para la firma noruega Symax, que se quedó en tentativa y del que inicialmente se publicaron las Sinfonías Primera y Novena (1999-2000), y mucho más recientemente, la Séptima. Después, Jansons abordó en dos producciones casi sucesivas, ambas tomadas en directo, la Sexta, con London Symphony (LSO Live, 2002) y Concertgebouw RCO Live, 2005). También con Concertgebouw, y en la misma serie, volvió a plantear un nuevo acercamiento a la Primera (RCO Live, 2007).

De este recorrido peculiar, y al socaire de la -menudo juego de palabras- segunda Primera, o grabación en 2007 de la Sinfonía “Titán”, ya se habló aquí (1) de la discontinua trayectoria mahleriana de Jansons, que iba extrañamente repitiendo Sinfonías hasta llegar a la moderna grabación de la Quinta Sinfonía, en donde el director abordaba una página no grabada previamente (2) (Diverdi, noviembre 2009). Pero las cosas han vuelto a animarse con una doble publicación, con apenas semanas de distancia entre una edición y otra –aunque medien años entre las grabaciones- de otra obra nueva en el repertorio del artista, la Sinfonía nº 7, abordada en orden de publicación, con la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera (2007) (3) y, de nuevo, con la Filarmónica de Oslo (Simax, 2000) (4), y ello sin contar una edición semi-privada de 2004, la conmemorativa de la Orquesta de Pitsburgh (PSO Live). Es decir, que en este momento Mariss Jansons tiene un ciclo Mahler en vías de terminación -sólo le faltan las Sinfonías Tercera y Octava, más La canción de la tierra- repartido entre cinco compañías de discos y con registros que van desde 1989 hasta 2010, un lapso de 21 años. Si en el 2011 cierra serie con Tercera, Octava y Das Lied, habrá necesitado 22 años para hacer todo Mahler con cuatro orquestas. Su ciclo Shostakovich, para una sola compaña, EMI, le ocupó algo menos; 18 años, de 1988 a 2005, pero con ocho orquestas (!)

En cualquier caso, la Tercera con Concertgebouw, ya anunciada para la primavera de 2011, tendrá acompañamiento a la par con la interpretación -también tomada de concierto- de 2001 con la Filarmónica de Oslo, que Simax, con extraño seguimiento de las más modernas versiones del letón, también publicará por las mismas fechas. Y la Primera ya no se duplica (RCO y Simax, Concertgebouw y Oslo, 2007 y 1999), sino que se triplica (!!) con la novísima edición, 2010, de la Radio de Baviera (5). Parece, aunque no se puede asegurar nada en fijo, que las únicas Sinfonías mahlerianas de las que Jansons no tendrá dos o más alternativas serán la Quinta y la Octava de este 2011, y si tal se produce La canción de la tierra de otoño de este mismo año. ¡Curioso sino el de este maestro, perseguido por sus propios trabajos!

***

Se ha dicho al principio, no hace falta insistir en ello: la respuesta orquestal -y coral- de la nueva versión es óptima, y no es inferior el trabajo de las solistas vocales, sobre todo la argentina Bernarda Fink , que es hoy, a esta música, lo que en el pasado fueron Maureen Forrester, Janet Baker o Jard van Nes, con Kathleen Ferrier como pionera insuperada. Y eso que Jansons tuvo en su primera versión a una “histórica”, la húngara Julia Hamari, colaboradora en su día de Horenstein o Kubelik. 

Jansons prescinde de la ubicación enfrentada de violines I y II, lo cual priva a varios momentos de la obra de la percepción antifonal que Mahler ha establecido, sobre todo en determinados intercambios de los tiempos segundo y tercero a modo de pregunta-respuesta. La verdad es que Jansons nunca ha concedido importancia a este tema, en lo que coincide con importantes mahlerianos como Bernstein, Solti o Haitink, y que, sin embargo, sí ha sido, o es, primordial para otros traductores de fuste de esta música, como Kubelik o de Waart. 

Lo único que separa a Jansons de la excelencia plena es la durísima competencia, no con otras versiones modernas de la misma pieza, como la de Nott (Tudor, 2008), también comentada en estas páginas, o las de Paavo Järvi (Virgin, 2009), Haitink (CSO Live, 2009) o Gergiev (LSO Live, 2008), sino con una producción 20 años más antigua, la tomada de concierto a Klaus Tennstedt en 1989 (6), en el mismo año en que Jansons grababa su primera Segunda para Chandos, y que acaso es la más importante publicación mahleriana de los últimos tiempos, editada conjuntamente por la London Philharmonic y la BBC.

Sí, el sonido es superior al de la versión previa del artista, la de Oslo de 1989; pero tampoco devastadoramente superior: o sea, en 5.1 el siempre sensacional trabajo del equipo técnico de Polihymnia marca cotas espectaculares –en donde, por cierto, es obligado oír la grabación a nivel considerable de volumen, ya que en caso contrario los ‘pianissimi’ pueden desaparecer del espectro sonoro (v.g.: la entrada del coro en el ‘Aufersteh’n’ conclusivo), aún a riesgo de tener un contencioso con sus vecinos-, pero en la audición en escueto CD, de toda la vida, el soberbio registro de James Burnett y Charles Almaas en Chandos no está para nada por debajo del nuevo producto.


***

Otra dimensión la proporciona el DVD firmado por el realizador Joost Honselaar, que recoge completo el concierto del 3 de diciembre, y que permite apreciar algunas facetas de la interpretación de Jansons, y, sobre todo, ver en acción la maquinaria musical de ese conjunto portentoso que es la Concertgebouw Orchestra.

Las dos solistas, Merbeth y Fink, salen a escena tras el primer movimiento de la Sinfonía. Hoy, y desde hace ya lustros, es la norma en estas obras: la comodidad de los solistas vocales hace que comparezcan poco antes de su actuación, pero Mahler, ni en esta página propia, ni en la Novena de Beethoven, habría permitido que los cantantes no estuvieran en sus puestos desde el principio de la pieza. Karajan, Böhm, Kubelik y Solti –pero este ya transigió en sus últimos años- así lo hacían, pero Jansons, es obvio, pertenece a otra generación.

La siempre sorprendente filigrana tímbrica mahleriana provoca que la realización tenga algún momento inesperadamente divertido, como cuando, capítulo 5, a los 55:00 minutos, la cámara enfoca, tras el tempestuoso arranque del Finale y la primera fanfarria fuera de la escena, a la primera arpista, a la que se ve/oye entonar dos notas, La-Do, y quedarse en posición de descanso, en tanto que se escucha, fuera de plano, la escala ascendente que realiza la segunda arpa, que es quien lleva el peso de la frase (c. 11-12 del nº 3, Lento).

Jansons, por cierto, hace que el coro cante sentado, no solo durante la doble presentación del “Aufersteh’n”, sino en todo el Finale, hasta los últimos 5 minutos de la obra. La filmación acaso abusa de larguísimos primeros planos de Jansons, eso sí, con un muestrario revelador de gestos y expresiones por parte del artista. También plasma la completa concentración de Fink, con entrega casi religiosa, y el arrobamiento de Merberth. Los barridos por el coro, a veces también en primer plano, reflejan el absoluto arrebato con el que los cantantes siguen a Jansons y la unción con la que el conjunto de la Radio de Holanda recrea la partitura. Muy adecuadas las filmaciones de los instrumentistas que han de intervenir fuera de escena (“In der Ferne”, “En la distancia”) en el Finale, ubicados en las galerías traseras, a los lados de la consola del órgano. En conjunto, un documento excepcional, tan importante -o incluso más- que la grabación a la que acompaña como regalo.

José Luis Pérez de Arteaga


(1) “Diverdi”, julio de 2007.
(2) “Diverdi”, noviembre de 2009.
(3) BR Klassik – 403571900101 (SACD)
(4) Symax PSC1271
(5) BR Klassik 90091010
(6) A la que se hacía referencia en “Diverdi”, julio de 2010.

---

The Royal Concertgebouw Orchestra is steadfastly progressing with its Mahler cycle under the direction of its chief conductor Mariss Jansons. Following its releases of the First, Fifth and Sixth Symphonies, the orchestra now turns its attention to the Second and Third Symphonies (scheduled releasedate: spring 2011).

Jansons and his Amsterdam-based orchestra performed the Symphonies Nos. 2 and 3 in the 2009–10 season as part of the full, chronological series of performances given by the Royal Concertgebouw Orchestra of Gustav Mahler’s symphonies to commemorate his 150th birthday and the 100th anniversary of his death. The series is being performed under the direction of various conductors during the 2009, 2010 and 2011 seasons.

Once again, Jansons stands out in these performances with his astonishingly keen eye for the minutest details. Like no other, Jansons possesses the ability to integrate all this beautiful detailing into the virtually infinite overarching climaxes that can make listening to Mahler’s symphonies such an exciting experience.

descuentos especiales

27,90 €

RCO Live
Gustav Mahler
Sinfonía nº 2

23,90 €

RCO Live
Horizon 4
Matthews, van Keulen, Glanert, Shchedrin...
51,80 €
49,21 €

27,90 €

RCO Live
Gustav Mahler
Sinfonía nº 2

23,90 €

RCO Live
Horizon 4
Matthews, van Keulen, Glanert, Shchedrin...

16,95 €

RCO Live
Gustav Mahler
Sinfonía No. 4
68,75 €
61,88 €

+ del mismo compositor

13,95 €
Audite
Gustav Mahler
Sinfonía No. 5 en Do sostenido menor
16,95 €
RCO Live
Gustav Mahler
Sinfonía No. 4
13,95 €
Audite
Gustav Mahler
Sinfonía No. 6 en La menor

+ del mismo sello

16,95 €
RCO Live
Debussy; Dutilleux; Ravel
La Mer; L'Arbre des songes; La valse
16,95 €
RCO Live
Alban Berg
Tres piezas orquestales; Escenas sinfónicas de la...
16,95 €
RCO Live
Horizon 2: un tributo a...
Obras de Dukas, Dalvabie, Zuidam...
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Local
Galileo 46
28015 Madrid

CERRADO
DESDE EL 1 DE JULIO