buscar

Audite | INSTRUMENTOS | ROMANTICA Y NACIONALISTA | SIGLOS XX Y XXI | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

16,95 €

Isaac Stern
Colección Festival de Lucerna


REF.: AUD 95624
EAN 13: 4022143956248


"Conseguir que el violín hable" fue la sucinta máxima artística de Isaac Stern. Los directos aquí recogidos en el Festival de Lucerna del Segundo Concierto para violín de Béla Bartók y el Concierto en Re mayor de Tchaikovsky -de 1956 y 1958, respectivamente-, son una prueba inmejorable de la manera en que Stern conseguía materializar esta retórica musical sobre el escenario. Se trata de dos estrenos discográficos de la máxima categoría que constituyen un documento de muchos quilates sobre el legado histórico del mítico Festival de Lucerna.


FECHA DE PUBLICACIÓN
01/04/2014

INTÉRPRETES
Isaac Stern, violín
Swiss Festival Orchestra
Ernest Ansermet y Lorin Maazel, dirección



CONTENIDO
Piotr Ilytch Tchaikovski (1840-1893):

Violin Concerto, Op. 35
Live recording: Kunsthaus Lucerne, August 23, 1958
Isaac Stern
Swiss Festival Orchestra
Ernest Ansermet

Béla Bartók (1881-1945):

Violin Concerto No. 2, Sz. 112
Live recording: Kunsthaus Lucerne, August 18, 1956

1 CD - ADD

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

EL VIOLÍN DE ORO

Joaquín Martín de Sagarmínaga

En una fecha de la que no puedo acordarme, porque ya es casi inmemorial, y en un país tan remoto y cerrado al exterior como China, se produjo una visita cultural del enorme violinista ucraniano, con pasaporte de USA, Isaac Stern. Uno de los ejemplos de sus lecciones a los embobados de Catay guardaba relación con el Concierto para violín de Chaikovski, y en el Andante, al tocar su propio violín atacando las primeras frases, les dio tal repaso a los aspirantes que creyeron que en vez de movilidad tenían parálisis, y tal vez el pavor ensombreciera sus almas. Después vino la emigración masiva de chinos y, aún más, de japoneses y coreanos, con su asalto a los conservatorios norteamericanos y europeos en busca de nuestras esencias musicales. Cabría pensar que entre tanto oriental pululante pueda haber hoy medio escondido algún Stern, porque a veces hasta el propio pianista Lang Lang toca en estilo, mas en la época de aquella visita, no. Imposible.

Isaac Stern ha sido una fuente inspiradora para varias generaciones de instrumentistas. Lo que le caracterizaba era la belleza del sonido, la habilidad asombrosa del arco y un tipo de ejecución ágil y vibrante, de impecable vuelo, jamás esterntórea y, en determinadas ocasiones, esternecedora. A menudo era tan rotundo e incontestable como las leyes de la gravedad.

Precisamente, es el Concierto para violín de Chaikovski el que abre este álbum. En otro lugar tengo dicho que es una de las obras que, por manida, más contribuyó a deschaikosquizarme. Después de tenerla un tiempo proverbial en barbecho, y gracias a Isaac Stern, he roto el bloqueo de la obra junto a todos sus impagos. Stern ofrece una lección que en el plano virtuosístico atonta. Todo su discurso, incluidos sus pasajes más enconados, va desgranándose con total homogeneidad y fluidez. Maazel, habitualmente tan brillante, aquí se muestra muy generoso con su solista, permitiendo que deslumbre casi de continuo. Cuando está sólo, suelta toda su fusilería con empastadas descargas. En el tercer tiempo será el director quien aporte unas cuantas pinceladas rusas, frente a la visión más internacional del solista.   

En Disonancias, Adorno valoraba muy a la baja las obras del período estadounidense de Bartók como, por ejemplo, el Concierto nº2 para violín o el Concierto para orquesta. Frente a él sé que soy un pingüino, pero me permito disentir de este juicio de Adorno, considerándolo ornamental, en espera de que otros pingüinos piensen como yo sobre esta etapa difícil para el músico húngaro. No es esta obra de última hora, eso sí, tan densa y cargada de tinieblas como muchas de las suyas. Pese a todo, por momentos, el director Ansermet la avecina a la senda expresionista, para lo que se vale, entre otras cosas, del nutrido dispositivo de la percusión. Stern, en cambio, ya desde su exótico tema inicial, aporta calor y finos claroscuros, y en sus ocasiones de lucimiento -que no son pocas- virguerías y fintas en perpetuo enlace.

En vivo no tuve mucha suerte, pues lo escuche sólo una vez y en decadencia, en Madrid. Durante el programa tocó varias obras del repertorio estándar, sin depararnos mucho con lo que regocijarnos. Pero de pronto, en la propina -una obrita de Haydn- volvió a comparecer su arco diabólico, con perturbadores zigzagueos de puro veloces. De verdad que no había visto nada tan parecido a Lázaro de Betania con un violín entre las manos.

descuentos especiales

16,95 €

Audite
Isaac Stern
Colección Festival de Lucerna

13,95 €

Audite
Rafael Kubelík
Bartók: El castillo de Barbazul
30,90 €
29,36 €

16,95 €

Audite
Isaac Stern
Colección Festival de Lucerna

13,95 €

Audite
Rafael Kubelík
Bartók: El castillo de Barbazul

17,95 €

Audite
Franziska Pietsch, violín
Obras para violín solo
48,85 €
43,97 €

+ del mismo compositor

17,95 €
Ars Produktion
Aleksey Semenenko, violín
Taste the Best
16,95 €
Chandos
Tchaikovsky Plus One
Volumen 1
16,95 €
Pentatone
Tchaikovsky & Bruch
Concierto para violín, Serenata Melancólica &...

+ del mismo artista

12,00 €
IdeaMúsica
Ernest Ansermet / J.-Claude...
Escritos sobre la música. Ernest Ansermet
13,95 €
Audite
Rafael Kubelík
Bartók: El castillo de Barbazul
6,60 €
Archipel
Lorin Maazel dirige
Mahler: Sinfonía nº 1

+ del mismo sello

16,95 €
Audite
Eduard Franck
Cuartetos para cuerdas op. 54 & 55
17,95 €
Audite
Felix Mendelssohn Bartholdy
Integral de la música de cámara para cuerda, vol. IV
16,95 €
Audite
Ferenc Fricsay Edition Vol. 5
Johann Strauss: Die Fledermaus
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Local
Galileo 46
28015 Madrid

CERRADO
DESDE EL 1 DE JULIO