buscar

Noticias, actualidad, reseñas...

Facebook Twitter

Raquel Andueza clausura la primera edición del ciclo The London Music N1ghts, en el Café Comercial de Madrid

Blanca Gutiérrez, 13 mayo 2018

Raquel Andueza & La Galanía (César Hualde, guitarra barroca; Jesús Fernández Baena, tiorba).Yo soy la locura , bailes y canciones profanas del siglo XVII.
The London Music N1ghts. Café Comercial, Madrid. Lunes 14 de mayo.

Raquel Andueza  regresa al los escenarios madrileños, tras el parón de varios meses que se vio obligada a realizar a comienzos de 2018 debido a un problema de salud que estaba afectando gravemente a su voz.

LQM: Enhorabuena, Raquel por tu vuelta a la actividad concertística. Antes del recital de este lunes 14 ya has recuperado tu agenda,  ¿verdad?

RA: Muchas gracias. Sí, este es el cuarto concierto tras el parón obligado. 

LQM: ¿Cómo te encuentras,  como has vivido ésta vuelta?

RA: En Hong Kong, que fue el primero, en un escenario de 1200 plazas, salí al principio con mucha cautela, la expectación de ver cómo me funcionaba el instrumento... Pero al final lo único que puedes hacer es cantar y disfrutar, disfrutar de la música y sobre todo del texto. En el segundo y tercer conciertos ya salí con más confianza, aunque el repertorio  era muy diferente, H.Purcell, con una tesitura un poco distinta, lo afrontas de otra manera.

Y en este concierto  del lunes 14  vuelvo a hacer un repertorio como Yo soy la locura, que llevo interpretando tantos años. Afrontarlo de una manera totalmente distinta es muy emocionante,  tengo muchas ganas, pero también un poco de nervios, porque aunque ahora soy más yo que nunca, hay una ligera diferencia que el oyente que me conozca percibirá. Ahora mismo estoy tan convencida de lo que estoy haciendo, del camino que tengo que seguir, que tengo muchas ganas de que llegue este recital.

Para quienes no estén  al corriente, Raquel Andueza se vio obligada a este parón en su agenda de conciertos para poder tratar una lesión en su laringe que estaba afectando a la emisión de su voz. Ha estado trabajando con las italianas Lisa Paglin y Mariana Brilla en la reeducacion de su voz, en su equilibrio, y aunque el proceso no ha terminado, está satisfechísima con el resultado.

RA: Ahora mismo estoy todavía con la voz un pelín clara, porque me han quitado todo lo que sobraba, llevaba muchos meses forzando, empujando, debido a mi lesión mal curada, y a que hacía  cosas mal desde siempre, malos hábitos adquiridos. Se me ha quedado una voz muy clara, muy clara, la esencia de la voz. A partir de ahí hemos empezado a poner la paleta de colores. La voz en estos momentos me suena más joven, más fresca, sin ningún tipo de artificio. Y todo gracias al trabajo de estas dos grandes profesionales,  que me han enseñado a cantar de nuevo, de una manera muy fisiológica.

LQM: ¿Cuándo te diste cuenta de que tenias un problema?

RA: Poco a poco, hace ya más de año y medio, fue muy progresivo. Yo lo achacaba a que estaba muy cansada, no me imaginaba que me pasaba algo físico. Encontraba dificultades sobre todo para subir al agudo. No había dolor, pero comenzaron las tensiones físicas al empujar para conseguir esas notas, y empecé a compensar de otra manera lo que no lograba hacer. Fui a un par de foniatras en Madrid que me dijeron que tenia las cuerdas vocales perfectas, pero yo ya estaba convencida de que me pasaba algo, no se me podía haber olvidado cantar; me decían que era algo psicológico...Incluso al hablar unos minutos comenzaba a tener una ligera afonía. 

Por fin una foniatra de Pamplona descubrió que tenia la laringe torcida, producto de un latigazo cervical debido a un frenazo en el coche. Una tontería,  pero que para los cantantes es trágico. 

Comencé a trabajar con Lisa Paglin y Mariana Brilla (New Voice Studio Italia) y todo cambió. Sigo trabajando con ellas, están muy pendientes de mi. Son un autentico pozo de sabiduría,  y sobre todo me han enseñado que el concepto del canto es mucho más sencillo de lo que pensábamos; que llegamos a hacer cosas completamente innecesarias, con tensiones que son contraproducentes para cantar. Su filosofía es 'si puedes hacerlo más fácil, hazlo'.

Llevan 15 años investigando sobre la voz. Viven cerca de Ancora donde hay un gran archivo sonoro. Les intrigaba el hecho de que hace 90 años las voces de los cantantes les permitían una carrera que sólo acababa con su muerte, y ahora en cambio las carreras son tan cortas. Y descubrieron que el secreto es la sencillez, porque si tienes tensiones en el cuerpo estas se traducen en la voz. Es una filosofía muy particular. Yo llegué con mi repertorio barroco y pensé que no les interesarían mis problemas. Pero como el canto es el mismo pudimos trabajar sin dificultades.

LQM: ¿Por qué el parón? 

RA: Empecé a trabajar  con ellas en septiembre y lo fui compaginado con conciertos,  pero nos dimos cuenta de que yo no podía aplicar en los conciertos lo que me iban enseñando, pero tampoco podía cantar como antes.  

Y de acuerdo con la foniatra decidimos que tenia que parar, con muchísima pena,  porque tenía unos conciertos muy bonitos en el primer trimestre de 2018, pero como profesional tienes que ser sincero y responsable, y afrontar la vida como viene, y tomar decisiones que sabes que son buenas para ti a largo plazo porque al final tienes una voz, tu instrumento,  que te acompaña toda la vida. Tuve que ser honesta, sobre todo  porque no quería salir al escenario y no cantar con la verdad, no ser sincera con el público, ellos son lo más importante de todo. Cancelé varios conciertos, la residencia artística que tenia prevista en el Baluarte de Pamplona, lo que me dio muchísima pena... y el concierto de este lunes, que pudimos retrasar gracias a que Neopercusión pudo cambiar la fecha.

LQM: ¿El repertorio que has hecho hasta ahora se adecua igual, a tu nueva voz?

RA: Se adecua a la perfección,  ten en cuenta que para Paglia y Brilla el texto también es lo más importante, como para mi. Si el texto está bien dicho, el cuerpo responde de manera natural, como cuando hablamos. Dependiendo del registro resuena en un sitio o en otro. Ellas hablan siempre de recitar cantando, la máxima de los barrocos, incluso cuando tratan a un cantante wagneriano.  De manera que para mi repertorio es lo mejor que hay. Como mi instrumento es ligero, claro, no voy a forzarlo, aunque ellas me animan a que haga belcanto para jugar con la voz.

LQM: ¿Qué proyectos nuevos tiene Raquel Andueza y La Galanía?

RA: Grabaremos un disco en octubre con obras  que ha reconstruido A. Torrente tras completar una investigación de varios años. Y también a fin de año, queremos grabar un disco con música italiana que hemos encontrado estos dos últimos años.

LQM: ¿Qué te parece la iniciativa The London Música N1ghts en el Café Comercial de Madrid?

RA: Muy adecuado para nuestro repertorio. Me hace mucha ilusión sacar la música de los auditorios y de las iglesias. Sabemos que la acústica es diferente, pero en la época tocaban en la calle, en salones con ruido. Espero también ver caras que me sean desconocidas. Y está muy bien que los habituales del Auditorio acudan a otros espacios. Sabemos que los conciertos del ciclo, incluido el nuestro, se han llenado, es magnífico. 

Tras estos meses en los que Andueza ha llorado, se ha desesperado, se ha preguntado qué hacía mal, vuelve a los escenarios con mucho que contar,  sin miedo a compartir sus experiencias con aquellos que le preguntan, porque sabe que hay mucha gente que está pasando por lo mismo. A ella la vida le ha cambiado, con el regalo de una voz tan clara como si tuviera 20 años, que acepta con un ¡Viva!, porque ahora sabe que canta fácilmente,  sin caras raras ni rigideces.