buscar

Opera Rara | OPERA | ROMANTICA Y NACIONALISTA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

25,90 €

oferta

22,00 €

Francesca di Foix
Gaetano Donizetti


REF.: ORC 28
EAN 13: 0792938002828
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 10/08/2020


FECHA DE PUBLICACIÓN
28/01/2005

INTÉRPRETES
Pietro Spagnoli
Bruce Ford
Alfonso Antoniozzi
Annick Massis
Jennifer Larmore
Coro Geoffrey Mitchell
Orquesta Filarmónica de Londres
Dir.: Antonello Allemandi

DATOS DE PRODUCCIÓN
Grabado en el Henry Wood Hall, Londres, en marzo de 2004.
Comentarios en inglés, francés, alemán e italiano.
Libreto en italiano e inglés.

CONTENIDO

Gaetano Donizetti (1797-1848)

Francesca di Foix
(ópera completa)

1 CD - DDD


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

De nuevo la vocación donizettiana de Opera Rara se hace venturosa realidad en este par de grabaciones que por muchos motivos merecen emparejarse: por su origen y carácter -ambas óperas en un acto, compuestas a distancia de un lustro para sendas galas reales en el San Carlo napolitano, y olvidadas desde entonces-, por las circunstancias de su simultánea grabación en marzo de 2004 en el Henry Wood Hall londinense, bajo la misma batuta y con idénticos solistas, coro y orquesta; y por su aparición conjunta en el mercado, que viene a rellenar un importante hueco en la discografía del autor bergamasco (en el caso de Elvida, complementada por la aparición recientísima de otra versión en Bongiovanni) y a arrojar nueva luz sobre su corpus lírico, sobre su método de trabajo y su aprovechamiento de materiales de una obra en otras sucesivas.
Elvida, una opera seria con final feliz estrenada el 6 de julio de 1826 para celebrar el cumpleaños de la reina María Isabel -esposa de Francisco I de las Dos Sicilias, hija de Carlos IV de España y madre de la futura reina gobernadora María Cristina, viuda de Fernando VII-, es la tercera y última obra de su autor sobre tema nazarí -es decir, sobre las guerras entre los castellanos y los musulmanes del Reino de Granada en los últimos tiempos de la Reconquista-, tras Zoraida di Granata y Alahor in Granata, ambas desempolvadas con posterioridad al bicentenario de su autor (1997) por obra de Opera Rara y Almaviva, respectivamente. De este modo, de las diez óperas de tema español de Donizetti (que algunos elevan a once añadiendo Dom Sébastien), tan sólo Chiara e Serafina resta pendiente de recuperación (mientras Sancia di Castiglia, pese a haber sido repuesta en Bergamo y Madrid, carece de grabación comercial).
Las circunstancias de la creación de Elvida -un evento cortesano en el que forzosamente las consideraciones musicales ocupaban un lugar subordinado- han llevado a los estudiosos donizettianos a menospreciar la obra sin apenas haberse asomado a ella. Y por ello resulta aún más sorprendente comprobar el cuidado que la profesionalidad y el extraordinario oficio de su autor pusieron en la olvidada partitura, realzada además por el arte inconmensurable de quienes intervinieron en su creación: el tenor Rubini, la soprano Méric-Lalande (la futura creadora de Il pirata y La straniera bellinianos y de Lucrezia Borgia), el bajo Luigi Lablache y la contralto Brigida Lorenzani en el rol masculino de Zeidar . Si el sucinto libreto de Giovanni Schmidt (autor de los rossinianos Elisabetta, Armida y Adelaide di Borgogna) apenas permite una caracterización de los personajes, convertidos en meros estereotipos, la música, dentro del rossinismo imperante al que Donizetti tuvo que someterse con olvido de sus orígenes (el clasicismo vienés recibido vía Mayr), resulta inmediatamente atractiva, desde el coro inicial lleno de vigor y contrastes, pasando por la estratosférica escritura vocal de las arias de tenor y soprano, hasta las escenas de conjunto: dos dúos (para bajo y contralto, y para las dos voces femeninas, que evoca las maravillosas piezas similares abundantes en tantas óperas rossinianas) y un terceto devenido en cuarteto, cumbre musical de la obra, que se cierra con un último dúo, un rondó con variaciones para los dos protagonistas y el coro, en el que la voz superior está confiada, no a la soprano como sería de esperar, sino al tenor.
El equipo reunido para la ocasión por el sello británico está de nuevo a la altura del empeño: a las expertas órdenes de Antonello Allemandi (un habitual en las temporadas bilbaínas), la London Philharmonic y el Geoffrey Mitchell Choir ofrecen un marco de lujo a cuatro protagonistas de excepción: un Bruce Ford en excelente forma, la francesa Annick Massis
-cada vez más afianzada y brillante en este repertorio; meses más tarde brindaría en Pésaro una chispeante interpretación como Matilde de Shabran-; Jennifer Larmore, todo un lujo en el papel del noble Zeidar, yPietro Spagnoli, que al servicio del malvado Amur despliega su bien decir el texto, su atractivo timbre y su facilidad para el canto de agilidad.
El mismo equipo, con la única incorporación del bajo bufo Alfonso Antoniozzi, se da cita en el segundo título, Francesca di Foix, creado el 30 de mayo de 1831 para celebrar la onomástica de Fernando II, ascendido al trono seis meses antes a los veinte de edad. Para entonces Donizetti se ha convertido en el celebrado autor de Anna Bolena, que ese mismo año será la primera de sus obras estrenada en Londres y París; el rossinismo no es ya el modelo imperante y el romanticismo hace furor en todas las escenas peninsulares. Pero una gala regia no es el lugar adecuado para un asunto trágico, y el tema elegido será una comedia francesa del mismo título puesta en música por Berton en 1809, que narra la hilarante historia del complot urdido por Francisco I de Francia para castigar a un marido celoso que tiene encerrada a su muy atractiva esposa alegando su extrema fealdad. El argumento de Domenico Gilardoni -el poeta preferido por Donizetti en esos años de gran productividad, que brindará al músico hasta once libretos del más variado carácter entre 1827 y 1831, año de su prematura muerte mientras trabaja en el de Fausta- presenta una doble faceta, cómica y galante, y ofrece al compositor ocasión para aproximarse al estilo francés de un Boieldieu o un Auber, con momentos corales de gran brillantez, una instrumentación muy cuidada y extensos pasajes de recitativo de efectiva teatralidad, junto a abundantes números cantables para los cinco protagonistas, entre los que destacan sendas arias para soprano, tenor y barítono, dúos de tenor con contralto (aquí en el rol masculino de un joven paje) y soprano -quizá el momento más brillante de toda la partitura-, y un cómico trío de la soprano y las dos voces graves, amén de un final de original factura para barítono (cantabile), soprano (cabaletta) y coro.
La obra, considerada inadecuada para las dimensiones del San Carlo, pasó al Teatro del Fondo y obtuvo un total de siete funciones, tras las cuales fue totalmente olvidada. Donizetti, poco propicio a desaprovechar el fruto de su trabajo, reutilizó diversos números en óperas posteriores: Ugo, conte di Parigi, Il furioso, Lucrezia Borgia e incluso Don Pasquale, en cuyo dúo del primer acto entre el protagonista y Malatesta existen claras reminiscencias del de tenor y soprano antes aludido. Pero donde la huella de esta olvidada partitura es más evidente es en L´elisir d´amore, estrenada un año más tarde en Milán y compuesta a toda prisa con multitud de retazos de obras anteriores; tres momentos corales entre los más brillantes del capolavoro milanés -el coro inicial ("Bel conforto al mietitore"), el que abre el segundo acto ("Cantiamo, facciam brindisi") y el de las muchachas que comentan la herencia recibida por Nemorino- están directamente extraídos de Francesca di Foix, con los magistrales retoques de tempo e instrumentación necesarios para convertir brillantes estampas cortesanas en vivas ilustraciones de la vida rústica y pueblerina. Y este uso del autopréstamo puede explicar el que Donizetti, como nos informa el texto de Jeremy Commons, hubiera manifestado años más tarde su negativa a permitir que Francesca di Foix fuera de nuevo representada.
De nuevo la deliciosa partitura está servida por intérpretes de excepción: el rol de Francisco I, compuesto para el gran Tamburini, está perfectamente servido por Spagnoli, aquí en un cometido simpático y más congenial a su arte que el malo de guardarropía de Elvida. La Massis es la perfecta sucesora de Luigia Boccabadati a casi dos siglos de distancia, una brillantísima y muy divertida Condesa de Foix, llena de garbo e intención. Y los otros tres compañeros de reparto, Ford como el galante Duque, Larmore como el travieso paje y Antoniozzi como el celoso burlado, están perfectos en sus respectivas encarnaciones.
Y con éstas son ya trece las óperascompletas del compositor de Bérgamo en el catálogo de Opera Rara. ¿Se detendrá el quehacer donizettiano de los británicos en tan fatídico número? ¡No! Para el próximo septiembre ya anuncian un título de moda (está próxima su reposición en La Fenice): la aún mal conocida Pia de´ Tolomei, en versión al fin completa y con todas las variantes introducidas por Donizetti en representaciones posteriores al estreno. ¿Hay quien dé más?

Santiago Salaverri

descuentos especiales

22,00 €

Opera Rara
Francesca di Foix
Gaetano Donizetti

22,00 €

Opera Rara
Elvida
Gaetano Donizetti
44,00 €
41,80 €

22,00 €

Opera Rara
Francesca di Foix
Gaetano Donizetti

22,00 €

Opera Rara
Elvida
Gaetano Donizetti

35,90 €

Opera Rara
Maria di Rohan
Gaetano Donizetti
79,90 €
71,91 €

+ del mismo compositor

11,90 € 10,10 €
Andromeda
L'Elisir d'Amore
Gaetano Donizetti
53,85 €
Opera Rara
Linda di Chamounix
Gaetano Donizetti
16,95 € 14,40 €
Orfeo
Edita Gruberova
Arias de ópera (1977-2010)

+ del mismo artista

25,90 € 22,00 €
Opera Rara
Elvida
Gaetano Donizetti

+ del mismo sello

25,90 € 22,00 €
Opera Rara
Corrado D'Altamura (selección)
Federico Ricci
35,90 €
Opera Rara
Vert-Vert
Jacques Offenbach
17,95 € 15,25 €
Opera Rara
Opera Rara
Celebrando 40 años
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
De lunes a viernes:
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados:
11:00-14:00

DESTACADO