buscar

Verso | ESPAÑOLA | SIGLOS XX Y XXI | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

13,95 €

Jesús Bal y Gay
Obra sinfónica completa


REF.: VRS 2126
EAN 13: 8436009801263


Jesús Bal y Gay es la voz gallega en la Generación Musical del 27. Compositor, investigador, musicólogo, folklorista… Fue pensador progresista en los difíciles primeros años del siglo XX español, exiliado sin dramatismo, retornado sin rencor… Su honestidad, sentido del humor y lucidez de pensamiento impregnan toda una vida dedicada a la música y a la cultura. Una vez más, el indispensable José Luis Temes recupera a otro gran "olvidado"  de nuestra cultura musical en la familar compañía de la Orquesta de Córdoba.

FECHA DE PUBLICACIÓN
12/07/2012

INTÉRPRETES
Orquesta de Córdoba
José Luis Temes, director


CONTENIDO

Jesús Bal y Gay (1905-1993):

Obra sinfónica completa
[Primera Grabación Mundial]

Tres piezas para orquesta (1945) [16:16]
1 Epitalamio [4:55]
2 Elegía [5:44]
3 Ditirambo [5:37]

4 Oda a Don Quijote (1947) [4:43]

Don Quijote (1947) [7:00]
5 I. Introducción [0:56]
6 II. Cide Hamete [1:24]
7 III. Seguidillas [1:41]
8 IV. Asoma la luna [1:48]
9 V. Amanecer [1:10]

 Concerto Grosso (1951) [13:45]
 10 I. [5:04]
 11 II. [5:19]
 12 III. [3:20]

Serenata para cuerdas (1942) [17:22]
13 I. Allegretto [4:34]
14 II. Lento [8:28]
15 III. Allegro [4:17]

 Concierto de Brandemburgo VI [17:16]
 (Reorquestación del original de J. S. Bach)
 16 I. [6:44]
 17 II. [4:40]
 18 III. [5:52]

1 CD - DDD - 76'24''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

El trabajo que José Luis Temes está realizando en la recuperación de compositores españoles es de un valor incalculable, tanto para el investigador como para el melómano interesado. A las grabaciones realizadas con obra sinfónica de autores como Dúo Vital, Muñoz Molleda, Fernández Blanco, Luis de los Cobos  o Bretón, se suma ahora esta imprescindible integral de Bal y Gay.

Bal ha sido tratado por la historiografía durante años como una figura menor, a pesar de ser un compositor, folklorista, crítico e investigador muy activo en el siglo XX. El compositor gallego estuvo además muy presente en la vida musical de la Residencia de Estudiantes de Madrid (ciudad a la que se trasladó en 1921). Allí asistió al mitificado concierto del Grupo de los Ocho de 1930 (ayudando incluso a la preparación del mismo), pero la no inclusión de ninguna obra suya en el programa hizo que no se vinculara del todo en la historiografía posterior a este autor con esos compositores (entre los que estaban Rodolfo Halffter, Salvador Bacarisse, Julián Bautista o la que sería su compañera el resto de su vida, Rosa García Ascot). Su estética musical, sin embargo, como podemos comprobar en gran parte de las obras que integran este disco, comparte muchos puntos en común con la de los citados autores.

Bal pasó también de manera silenciosa por la Guerra Civil (que le sorprendió dando clases en Cambridge), tuvo un silencioso exilio en México (donde, entre 1941 y 1951 escribirá toda su obra sinfónica) y regresó a España en 1964, con una entrada tranquila, silenciosa, sin mayores problemas. No será hasta años después cuando, impulsado en gran medida por un nacionalismo gallego, se comenzará a reivindicar su figura desde la investigación y programación de conciertos; dejando atrás ese silencio probablemente para siempre.

María Palacios

 

JESÚS BAL Y GAY
OBRA SINFÓNICA COMPLETA

Jesús Bal y Gay es la voz gallega en la Generación Musical del 27. Compositor, investigador, musicólogo, folklorista… Un gran intelectual, de ética intachable, ajeno a cualquier voluntad de imposición a los demás. Fue pensador progresista en los difíciles primeros años del siglo XX español, exiliado sin dramatismo, retornado sin rencor… Su honestidad, sentido del humor y lucidez de pensamiento impregnan toda una vida dedicada a la música y a cultura.

JESÚS BAL Y GAY nació en Lugo el 23 de junio de 1905. Su padre había sido uno de los innumerables gallegos emigrados a Cuba en el último tercio del siglo XIX. Jesús fue buen estudiante en la escuela local, con manifiesta inquietud intelectual ya desde la infancia. En el entorno familiar estudió solfeo y piano, estudios que revalidaría después en el Conservatorio de Madrid, aunque más interesado por lo intelectual que por la técnica, sus estudios académicos fueron pronto interrumpidos, y sustituidos por un cierto autodidactismo.

Pero su traslado estable a Madrid no sería hasta 1921. Comienza entones estudios de ingeniería y luego de Medicina, que simultaneará con los de Música. Se sumerge en la vida intelectual de la capital y muy especialmente en los círculos galleguistas. Pronto le vemos como corresponsal cultural de “El Pueblo Gallego” en la capital, e inicia sus trabajos de recogida de cantos populares españoles, especialmente gallegos. Abandona los estudios de Medicina. De 1930 son sus dos primeras obras como compositor.

En noviembre de ese año asiste Bal y Gay a ato de presentación del denominado “Grupo de los Ocho” en la madrileña Residencia de Estudiantes. Junto al manifiesto–conferencia, la pianista y compositora Rosa García Ascot interpreta algunas piezas ilustrativas. Será ése la tarde que marque el inicio de la relación amorosa entre ambos, paradigma de afinidades humanas y estéticas hasta la muerte. En mayo de 1933 “Rosita” y Jesús contraen matrimonio.

La categoría intelectual de Bal y los estudios musicológicos que publica por entonces le valen una invitación de la Universidad de Cambridge como profesor de Cultura Española a partir del curso 1935-36. El matrimonio se instala feliz en Inglaterra. Pasando en Galicia el verano de 1936 les sorprende el inicio de la guerra. Pero con su rango de profesor en Cambridge no tiene difícil el inmediato regreso a dicha universidad, desde donde seguirá los trágicos sucesos españoles. Pronto su situación en Inglaterra pasará a ser también muy complicada y opta por aceptar una invitación del presidente mejicano Lázaro Cárdenas para instalarse en Méjico, junto a otros exiliados y refugiados españoles. El compositor, sin embargo, no se cansará posteriormente de afirmar que su exilio fue voluntario: no hubiera tenido ningún problema para quedarse en España –como de hecho no lo tendría para regresar, en 1962-, pero era su ética personal la que le impedía convivir con el régimen de los vencedores.

Jesús Bal y Gay llega a Méjico en octubre de 1938. Rosa se queda en Paris, invitada por Nadia Boulanger, y se reunirá con él un tiempo después. Resulta imposible resumir aquí las infinitas actividades de Bal en el país americano: profesor, investigador, folklorista, escritor, ensayista, crítico en los principales periódicos, cofundador de Ediciones Mexicanas de Música, establecimiento de su propia Galería de Arte…, una actividad que nos deja en verdad asombrados. Y la elaboración de un brevísimo pero intenso catálogo compositor, que no llega a una veintena de obras, todas ellas anteriores a 1951. En ese momento, –según explicó después-, decide consciente, sencilla y no traumáticamente dejar de componer.

En 1962 nuestra pareja viaja como turistas a Europa. No tienen problemas políticos para entrar en España, donde se reencuentran, después de 24 años con los viejos amigos, con su Galicia… De regreso a Méjico, la decisión está tomada: sólo el tiempo necesario para los trámites administrativos les separa ya de su vuelta definitiva a España, que tiene lugar en 1964. Quedan aún once años para que España recupere la normalidad democrática. Jesús y Rosa vivirán serenamente en Madrid. No se significarán en ningún sentido: repartirán sus horas entre sus escritos, los paseos, los amigos y la asistencia a algunos conciertos (quien esto escribe tuvo el honor de saludarles y charlar con ellos, por dos veces, en la sede de la Fundación Juan March). Jesús Bal y Gay fallecerá el 3 de marzo de 1993 y Rosita en 2002, poco después de haber cumplido los cien años. 

En 2005, y con motivo del centenario del nacimiento de nuestro compositor, se publicó el voluminoso libro “Jesús Bal y Gay: Tientos y Silencios (Publicaciones de la Residencia de Estudiantes, Madrid 2005”, con valiosísimos estudios sobre su figura, su obra y su tiempo, al que se deben la mayor parte de los datos que podemos ofrecer en este folleto.
 
LA INTEGRAL SINFÓNICA CONTENIDA EN ESTE DISCO:

Un simple vistazo a la cronología de las obras contenidas en este disco nos muestra que todas sus obras orquestales están contenidas en el periodo de apenas una década: 1941-1951, la primera que transcurre en el exilio mejicano.

• Cronológicamente hablando, pues, su primera obra sinfónica es la colección de Tres piezas para orquesta. Bal compuso este tríptico en Méjico, a instancias de Carlos Chávez, con destino a su Orquesta Sinfónica de Méjico. La partitura está firmada en julio de 1945, y el estreno tuvo lugar el 3 de agosto siguiente, en el Palacio de Bellas Artes de la capital.

La primera de las piezas, Epitalamio, es alegre, sobre una melodía supuestamente nupcial, tratada con un inconfundible estilo neoclásico: todo es aparentemente tradicional, pero la música respira el perfume singular que le proporcionan ciertos procedimientos armónicos nada clásicos, incluso politonales, bajo una apariencia escolástica. Elegía es una colección de pequeñas variaciones sobre un motivo lento, funerario; el aroma aquí es más modal que tonal. El brillante Ditirambo final es una danza febril, sobre una melodía de corte ancestral, que crece sobre sí misma, de una manera muy elemental, casi primitiva.

Aunque algunos de los motivos de estas piezas nos puedan sonar a preexistentes, son todos originales del compositor, con excepción de uno de los temas secundarios de Ditirambo, basado en una melodía popular española.

• Cervantes y el Quijote fueron siempre los temas más recurrentes en los actos públicos que se celebraban en Méjico en homenaje a la cultura española y los exiliados españoles. De tal manera, las manifestaciones artísticas en torno a un tema cervantino, de las que tenemos noticia en el Méjico de aquellos años –bien desde la música, las letras, o la pintura- son muy numerosas.

Uno de ellas fue el acto que programó el Instituto Nacional de Bellas Artes para el 27 de octubre de 1947, en homenaje a Miguel de Cervantes. Allí se tocaron obras de Adolfo Salazar, Rodolfo Halffter, Blas Galindo, etc., siempre con lo cervantino como hilo conductor.

La colaboración de Jesús Bal fue esta breve Oda a Don Quijote, para orquesta. La forma es en sencillo tríptico ABA, en el que A es el tema grandilocuente, en fortísimo y ostinato, y B es una sencilla fuga contrastante. Bal, que nunca ocultó su filiación stravinskiana, rinde aquí abierto tributo al neoclasicismo del genial ruso.

• De nuevo Don Quijote es el origen de la siguiente obra que recogemos en esta integral. Aunque más bien cabria hablar aquí de música incidental, pues en realidad este nuevo Don Quijote no es una obra sinfónica como tal, sino una suite de cinco breves ilustraciones que Bal y Gay compuso para una sencilla función teatral del Quijote dirigida al público infantil. Se trataba de una obra en tres breves actos, sobre texto y dirección escénica de Salvador Novo. La música para los tres actos fue encargada respectivamente a Jesús Bal, Carlos Chávez y Blas Galindo. Nuestro compositor escribió las cinco breves “cortinas” para el primer acto, cuyos títulos son de por sí ilustrativos.

Las representaciones de este Don Quijote para niños tuvieron lugar en el Palacio de Bellas Artes, a partir del 6 de agosto de 1947. Javier Arias Bal, sobrino y estudioso del compositor, nos aporta el dato de que por aquellas funciones pasaron no menos de cien mil niños. 

• El propio Bal y Gay afirmó en diferentes ocasiones que su Concerto grosso (1951) era la obra que él más estimaba de su catálogo, y en la que consideraba haber dejado su propia voz de una manera más auténtica. Se trata de una obra en homenaje a J. S. Bach, iniciada en 1950, año del bicentenario de su muerte.

La filiación bachiana del compositor es más evidente en el segundo tiempo, Adagio, pese a que, paradójicamente, es el mas avanzado armónicamente. Pero los giros instrumentales y las segundas voces en contracanto son aquí debitarios principalmente del Bach de la Suite en Re, por ejemplo. En el tercer y último movimiento, la fuga se plantea sobre la correspondencia en el solfeo alemán del nombre BACH.

Concerto grosso se estrenó en Méjico el 30 de Marzo de 1951, por la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Carlos Chávez. De nuevo es también aquí evidente que Bal relee a Bach a través de  las gafas del Strawinsky de aquellos años.

• Si las cuatro obras anteriores constituyen propiamente el catálogo de Bal y Gay para la gran orquesta, la Serenata que escuchamos en quinto lugar supone su única –y muy aplaudida- obra para orquesta de cuerdas. Es quizá la única obra de Bal y Gay
que había permanecido, aunque espaciadamente, en cierto repertorio español e iberoamericano. Pues si acabamos de citar la propia expresión del compositor en que se siente especialmente orgulloso del Concerto grosso, también él mismo afirmaba que objetivamente hablando, es esta Serenata fue la obra más difundida de su catálogo, y siempre con gran éxito.

Compuesta en tres movimientos, estamos ante una música abstracta, sin puntos de partida prefijados, a excepción quizá –Javier Arias lo anota en su estudio sobre el compositor- de algún guiño a alguna música popular gallega. Y si los tiempos extremos son politonales pero sin perder nunca un concepto de melodía heredero de la tradición, el segundo es una siciliana más o menos transformada.

La Serenata para cuerdas es anterior a las obras para orquesta que hemos comentado, pues está compuesta en 1941/42, es decir, muy poco después de su llegada a Méjico como exiliado. Bal presentó la partitura a Carlos Chávez, que decidió inmediatamente su estreno con la sección de cuerda de su Sinfónica de Méjico. Tal estreno tuvo lugar ya en 1943 y desde entonces su éxito ha sido enorme. El estreno español fue en 1973 en Lugo, su ciudad natal, por la Orquesta Nacional de España, dirigida por Rafael Frühbeck, y ya con presencia del autor, felizmente reinstalado para siempre en España.

• Aunque no se trate de una obra original, ofrecemos también en este disco la reinstrumentación que Bal y Gay realizó en 1947 del Sexto concierto de Brandemburgo, de J. S. Bach. Por supuesto que lo primero que nos preguntamos es por qué nuestro compositor se sintió atraído por la idea de reorquestar una de las obras más significativas de las fuentes del sinfonismo universal.

Hay que decir sobre ello que en realidad este reto no fue idea del propio Bal y Gay sino de su buen amigo y valedor Carlos Chávez. Chávez se lamentaba, al parecer, de que los Conciertos de Brandemburgo no siempre se pudieran interpretar en las orquestas convencionales, por sus plantillas instrumentales tan especiales y por lo que encarecían los conciertos la pluralidad de solistas. De tal manera, concibió la idea de reorquestar estos conciertos, prescindiendo de los solistas y distribuyendo sus partes en la formación de una orquesta convencional. Nos permitimos opinar nosotros ahora que este objetivo quizá podía ser teóricamente razonable, pero por muchas razones, los resultados iban a ser necesariamente muy cuestionables.

A Jesús Bal le correspondió la transcripción del Sexto Concierto, para el que se sirve ahora de un par de clarinetes, un par de fagotes, arpa y cuerdas. Esta transcripción se estrenó –obviamente por Carlos Chávez, al frente de la Orquesta Nacional de Méjico- 11 de Julio de 1947, en el Palacio de Bellas Ates de la capital.

Si algún estudioso consulta algún catálogo antiguo de obras de Bal y Gay, verá que en 1931 el compositor instrumentó para orquesta su Suite para piano del año anterior, que pasaría a denominarse Suite para orquesta. Pero luego Bal y Gay renunciaría expresamente a esta obra, retirándola de su catálogo y rogando que no se interpretara, por cierto sin que nunca hubiese llegado a estrenarse.

José Luis Temes (Notas al disco)
2012

ORQUESTA DE CÓRDOBA

Desde su creación en 1992, la Orquesta de Córdoba ha ofrecido ya más de un millar de conciertos en escenarios tan diversos como la Mezquita-Catedral o el Alcázar de los Reyes Católicos, en Córdoba, el Auditorio Nacional de Madrid, el de Cuenca, el de Almería, el “Manuel de Falla” de Granada, el de Santiago de Compostela, el de Murcia, el Teatro Jovellanos de Gijón, el Campoamor de Oviedo, el de la Maestranza de Sevilla, el Arriaga de Bilbao, el Romea de Murcia, el Villamarta de Jerez, el Lope de Vega de Sevilla, el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, el Megaron Concert Hall de Atenas, la National House de Praga o la Sala Dorada de la Musikverein en Viena. Ha llevado a cabo primeras audiciones para Europa y España, y un gran número de estrenos absolutos.

La Orquesta de Córdoba ha abordado un amplísimo repertorio sinfónico, desde el barroco hasta las composiciones contemporáneas, y se ha abierto con éxito a otros campos de la música en colaboraciones con artistas como Egberto Gismonti, María del Mar Bonet, Carmen Linares, Vicente Amigo, Benito Lertxundi, Amancio Prada, Lole Montoya, José Antonio Rodríguez, Benito Cabrera, Larry Coryell, Randy Brecker, Rafael Riqueni, Manolo Sanlúcar, Tomatito, Joan Manuel Serrat, Juan Manuel Cañizares o los grupos Ronda dos Quatro Caminhos, Medina Azahara el Ensamble Gurrufío, a quienes la Orquesta de Córdoba ha acompañado, en directo y/o en estudio.

Sus directores titulares han sido: Leo Brouwer (1992/2001), Gloria Isabel Ramos Triano (2001/04), Manuel Hernández Silva (2005/12), y el maestro Lorenzo Ramos desde septiembre de 2012.

La Orquesta de Córdoba es miembro de la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS) y, en 1999, fue nominada como “Mejor Artista Clásico” –junto a Victoria de los Ángeles y la Orquesta Sinfónica de Barcelona- al Premio de la Música. En la edición del año 2003, la Academia de la Música volvió a nominar a la Orquesta de Córdoba por su CD de los dos Conciertos Triples, de Leo Brouwer y Tomás Marco, como Mejor Disco de Música Clásica, junto a los trabajos de Plácido Domingo y Jesús López Cobos.

Hasta el momento, la Orquesta de Córdoba ha publicado una treintena de CD’s, para sellos como EMI, NAXOS (Marco-Polo), SONY, GHA y VERSO, incorporando a su discografía una creciente producción propia.
 
www.orquestadecordoba.org


JOSÉ LUIS TEMES

Nació en Madrid en 1956. Estudió principalmente con los profesores Julián Labarra, Federico Sopeña, Enrique Llácer, José María Martín Porrás y Ana Guijarro. Titulado por el Conservatorio de su ciudad natal, dirigió entre 1976 y 1980 el Grupo de Percusión de Madrid. Entre 1983 y 2000 fue director del Grupo Círculo.

Ha estado al frente de la práctica totalidad de las orquestas españolas; también de otras de diversos países: Filarmónica de Londres, Gulbenkian de Lisboa, Filarmónica de Poznan, Radio de Belgrado, etc. En sus treinta años como director, Temes ha dirigido el estreno de más de 320 obras, entre ellas cuatro óperas y varios ballets. Ha grabado más de noventa discos, casi siempre con música española, y participado en los principales festivales internacionales de música nueva: Nueva York, Londres, París, Roma, Milán, Viena, Zagreb, Lisboa y un largo etcétera.

Ha compaginado siempre su trabajo como director de orquesta con una amplia labor como profesor, conferenciante y gestor. Ha ofrecido más de 300 conferencias. Es autor de numerosos libros y ensayos, entre los que destaca  un extenso Tratado de Solfeo Contemporáneo (Línea, 1982-1992), una biografía de Anton Webern (CBA, 1988) y dos volúmenes sobre la historia perdida del Círculo de Bellas Artes de Madrid (Alianza, 2000-2003).

En el terreno de la narrativa, en 2010 publicó su primera novela: Tres cuentos para Ita. Le seguirá Al pisar tu jardín (1912)

En junio de 2009 los Príncipes de Asturias le hicieron entrega del Premio Nacional de Música.

+ del mismo artista

11,95 € 8,95 €
Almaviva
Germán Álvarez Beigbeder
Obras orquestales

+ del mismo sello

13,95 € 10,45 €
Verso
Migrando
Canciones españolas
13,95 € 10,45 €
Verso
La Mutine
Piezas para tiorba
13,95 € 10,45 €
Verso
Jesús Torres
Cuentos de Andersen
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
c/ Amnistía, 5
28013 Madrid
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

APERTURA LIMITADA DURANTE LO QUE RESTA DE MES:

Viernes 16:
17:00-20:00

Sábado 17:
12:00-20:00

Viernes 23:
12:00-20:00

Sábado 24:
12:00-20:00

Resto de días: tienda física cerrada por reorganización de negocio | tienda web activa sin interrupción