buscar

Alia Vox | MEDIEVAL Y RENACENTISTA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

8,75 €

Metamorphoses Fidei
CD Catálogo


REF.: AV 9849
EAN 13: 7619986098494
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el viernes 25/10/2019


FECHA DE PUBLICACIÓN
31/05/2006

INTÉRPRETES
Montserrat Figueras
La Capella Reial de Catalunya
HESPÈRION XXI
Jordi Savall


CONTENIDO
I
Cristianos Viejos: Mitología y Misticismo
El Cant de la Sibil.la
Alonso & Bartomeu Cárceres
(València, siecle XV-XVI, Catedral)
Josquin des Prés Mille Régretz (Chanson)
Cristóbal de Morales
Sanctus & Agnus Dei de la Missa “Mille Régretz”

II
Cristianos Nuevos: Mestizaje y Fervor
Joan Cabanilles Batalla Imperial
Anónimo (Flamenco) Saeta Antigua:
No hay precedente - Converso
Mateo Flecha
Negrilla a 4 : San Sabeya gugurumbé
Juan Pérez Bocanegra
Ritual formulario en Quechua: Hanacpachap cussicuinin
Lima
Juan Gutiérrez de Padilla
Negrilla: A siolo flasiquiyo
Puebla
Gaspar Fernández
Villancico a 5 : Tleycantimo choquiliya
Mestizo e Indio (Oaxaca)
Juan García de Zéspedes
Guaracha: Ay que me abraso
México

INCLUYE CATÁLOGO COMPLETO 2006 A TODO COLOR (84 PAGS) DE ALIA VOX

1 CD - DDD - TT: 72:00

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Misteriosa forma del Tiempo

Quizá ningún otro arte como la música sea capaz de expresar las transformaciones que, en su devenir histórico, experimentan tanto el espíritu como la sociedad humana, al ser su materia prima el Tiempo, en sí mismo agente de transformación, de mutación, de cambio incesante. "Misteriosa forma del Tiempo", como la calificó Jorge Luis Borges en su magistral Poema de los dones, la música logra además, al desvincularse de la abstracción inherente a la palabra-idea y universalizar su mensaje, penetrar en los más recónditos pliegues del corazón y del alma de los hombres, siendo el perfecto vehículo para la manifestación de lo inefable. Es por ello que el arte musical ha sido, desde los albores de la civilización, instrumento necesario para la expresión de la Fe, es decir, de la vinculación del alma mortal con las fuerzas que aseguran la trascendencia.
También la Fe, como síntesis de las más dinámicas potencias que anidan en el espíritu, es en sí misma agente de transformación. Al menos hasta el advenimiento del Racionalismo, y sin dejar de considerar que, con él, lo que llamamos Fe no desaparece ni es arrinconado, sino que a su vez fue objeto de profunda mutación, el fenómeno religioso y sus consiguientes manifestaciones estuvieron impregnados de sonidos formalizados, es decir, de músicas, con lo cual el circuito que conecta directamente música y Fe se cierra y se completa formando un engranaje de extraña precisión. La experiencia y el conocimiento de las sucesivas transformaciones que, a lo largo de los siglos y milenios, ha ido experimentando esa "misteriosa forma del Tiempo", bastaría para trazar una fidedigna Historia espiritual de lo humano, más certera sin duda que los millones de letras impresas que vanamente se han esforzado -y continúan haciéndolo- por fijar lo que por su propia naturaleza se zafa de cualquier fijación, es decir, la fugacidad del instante, lo efímero de la vivencia.
Tomando por caso -y no cabe duda de que el caso es pertinente- las profundas transformaciones que sufre la sociedad española -o quizá habría que decir ibérica, ya que son esas transformaciones las que acaban por establecer la idea de lo español- en el tránsito que va del ocaso de la Edad Media al advenimiento de la sociedad moderna que cristaliza con el Renacimiento, podemos comprobar, no sólo el papel fundamental que juega la música en todos y cada uno de los procesos, tanto religiosos como seculares, que marcan los sucesos históricos, sino a la vez cómo esos acontecimientos históricos se reflejan, como en un espejo bruñido, en las formas musicales de cada momento. El ejemplo de una tradición musical de la importancia de los cantos oraculares de ese fascinante y enigmático personaje femenino conocido como la Sibila -profeta, pitonisa o maga que señalaba con sus hipnóticos melismas el implacable destino del hombre- es paradigmático del poder transformador del hecho musical, garantía a la vez de pervivencia de formas arcaicas que mutan con los cambios históricos, preservando al tiempo una esencia que anida en algún recóndito pliegue del subconsciente colectivo. El hecho de que, ya en plena era moderna, y en áreas de especial desarrollo tanto social y económico como cultural -Valencia, Cataluña o las Islas Baleares son, a finales del siglo XV importantísimos focos europeos de irradiación artística- pervivan, adaptadas -es decir, mutadas- manifestaciones musicales y religiosas cuyos orígenes se remontan a la Grecia presocrática, da cuenta de la capacidad de transformación tanto del hecho musical como de la propia articulación de la Fe, hasta el punto de servir como perfecto elemento de partida para ilustrar y esclarecer esa Metamorphosis Fides que el presente programa desarrolla con un planteamiento tan riguroso como artísticamente acertado. Escuchando las fabulosas lecturas que Montserrat Figueras, La Capella Reial de Catalunya y Jordi Savall realizan de estas alucinantes liturgias que aludían a la venida del Mesías que decidirá el Juicio Final -"de belleza casi ultraterrena", como algún crítico las llegó a calificar- uno tiene la impresión de asistir a una especie de palimpsesto musical, en el cual vestigios y tradiciones muy alejados en el tiempo convergen en una extraña y fascinante simbiosis que pulveriza fronteras, sean estas espaciales o temporales. Misterio sobre un misterio en una época en la que, precisamente, el ser humano lucha con frenesí por desterrar los misterios y acumular certezas. Es, en efecto, la misma época en la que Carlos V accede al trono, y con él todo un mundo -toda una era- sufre la más espectacular transformación que probablemente haya conocido la especie humana; el celo extremo que el todopoderoso monarca pone en la defensa de la antigua Fe, a la vez que su compromiso con las manifestaciones artísticas, y de modo muy particular con la música, permiten adentrarnos en un proceso de sucesivas transformaciones cuyo siguiente estadio será, precisamente, la paulatina secularización del hecho musical. Durante muchas décadas las formas arcaicas de la música -entre las cuales el Canto de la Sibila sería ejemplo paradigmático- caracterizadas por la continua actualización por parte de manos anónimas, es decir, del pueblo, de formas y estructuras transmitidas, convivieron con la incesante aparición de músicas creadas por lo que hoy conocemos como autores, es decir, por profesionales que, estimulados de modo creciente por el apoyo por parte de las Cortes europeas a su trabajo, iban adquiriendo una mayor conciencia de su propia individualidad. Basta con aproximarse a los trabajos que, inspirados en el conmovedor destino del "supremo emperador" que decide renunciar a los honores del mundo, escriben y firman músicos hoy muy conocidos, como Josquin des Prés (autor de la hermosa chanson Mille Regretz), Cristóbal de Morales, o Luys de Narváez -quien daría a la canción de Des Prés el definitivo título de Canción del Emperador- para adquirir conciencia de cómo, en el ámbito artístico, el poder de la música como agente de transformación va adquiriendo una paulatina conciencia de sí. En efecto, a la versión original de Mille Regretz le sucede el esplendor polifónico de la Missa de Morales, y la glosa -toda una recreación- que realiza el propio Narbáez para un instrumento de cuerda (aquí representado por el arpa renacentista) que introduce en el ámbito artístico un nuevo concepto de metamorfosis, aquella que, sin dejar de estar profundamente enraizada en la tradición recibida, se independiza de ella al hacerse dueña de su propio sentido. Serán ahora los propios músicos quienes se encargarán de escribir la historia de la música, iniciando un maravilloso juego de conversaciones y reciprocidades con el pasado que a la vez se refleja en el presente incesante.
Pero, al mismo tiempo que todo ello sucedía en el corazón del Viejo Imperio Romano Germánico, la conquista y colonización del Nuevo Mundo abre las puertas de nuevas e inexploradas formas de mestizaje artístico. La palabra mestizaje, habitualmente asociada a procesos sociales, se adapta sin embargo como un guante al juego de metamorfosis inherente a todo intercambio espiritual. Mientras que, en España, las pavesas de lo que poco antes había sido el esplendor de las Tres Culturas seguía dando extraños frutos subterráneos, en la nueva tierra bautizada como América todo un caudal del gran río del arte comenzaba a formarse a través del choque entre las rancias tradiciones de occidente y el fervor de la Fe, que en aquellas tierras lejanas encontraba abonados terrenos para renovados florecimientos. El inagotable trasvase de doble dirección que se produjo a partir de la segunda mitad del XVI, fecha en que se da por concluida la primera fase, llamada de conquista, y comienza propiamente la colonización, es lo que ilustra, sucinta pero clarificadoramente, la segunda parte de este recorrido, a través de obras de Mateo Flecha, Joan Cabanilles, Juan Gutiérrez de Padilla y Juan García de Céspedes, además de flores anónimas, como la guaracha que cierra el disco, perfecta y aquilatada expresión de la nueva mutación multiforme, ya que a la simbiosis entre Fe antigua y nueva, entre viejo y nuevo mundo, se añade la que se produce entre música culta y música popular, un fenómeno que no ha dejado desde entonces de ser fuente, no sólo de nuevas transformaciones que llegan a nuestros días, sino ante todo de inéditos descubrimientos e inusitados placeres.
Es éste un trayecto, un itinerario, pensamos que enriquecedor y pleno de sentido, pues revela desde la música verdades que son históricas, a la vez que abre ventanas hacia una comprensión de nuestro pasado que, atravesando el concepto, llega al corazón de la experiencia, aquella por la que la vivencia personal se transforma en colectiva y por la que asumimos la transformación como acto de Fe y la Fe como epifanía de la transformación constante. Es toda una "invitación al viaje" en el sentido que quiso darle, en su bellísimo poema, Charles Baudelaire: " Les plus rares fleurs / mêlant leurs odeurs / aux vagues senteurs de l'ambre / les riches plafonds / les miroirs profonds / la splendeur orientale / tout y parlerait / à l'âme en secret / sa douce langue natale "

Juan Lucas

descuentos especiales

8,75 €

Alia Vox
Metamorphoses Fidei
CD Catálogo

15,95 €

Alia Vox
Orient-Occident
1200-1700
24,70 €
23,47 €

8,75 €

Alia Vox
Metamorphoses Fidei
CD Catálogo

15,95 €

Alia Vox
Orient-Occident
1200-1700

15,95 €

Alia Vox
Jordi Savall
Granada 1013-1502
40,65 €
36,59 €

+ del mismo compositor

11,95 €
Enchiriadis
Il Pellegrino
Cosimo III dei Medici.Viaggio di Spagna e...
9,95 €
Supraphon

16,95 €
Alpha
Plaisir d'amour
Canciones y Romances franceses antiguos

+ del mismo artista

14,95 €
Alia Vox
Battaglie & Lamenti
1600-1660
15,95 €
Alia Vox
El espíritu de los Balcanes
Canciones, aires y danzas tradicionales
15,95 €
Alia Vox
Oriente-Occidente II
Tributo a Siria

+ del mismo sello

14,95 €
Alia Vox
Joan Cabanilles
Batalles, Tientos & Passacalles
15,95 €
Alia Vox
Le Concert Spirituel
Au temps de Louis XV (1725-1774)
15,95 €
Alia Vox
Franz Joseph Haydn
Las Siete Últimas Palabras de Cristo en la Cruz
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00