buscar

Alia Vox | MEDIEVAL Y RENACENTISTA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

15,95 €

Ninna Nanna
Canciones de Cuna


REF.: AV 9826
EAN 13: 7619986098265
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 21/10/2019

El prestigioso diario neoyorquino The New York Times, una de las referencias de la prensa mundial, ha publicado en su edición dominical del pasado 21 de diciembre la lista de The Best Classical CDs of 2003. En la primera posición de la citada lista, que incluye veinte grabaciones, figura el disco de ALIA VOX Ninna Nanna, la antología de canciones de cuna de diversos países y épocas (de 1500 a nuestros días) que Diverdi presentara en su boletín 110 de diciembre de 2002. En su crítica, el diario neoyorquino decía: «...Figueras transforma estas canciones, cuyo propósito es inducir al sueño, en arte elevado que compromete la mente y el oído, embelleciéndolas, modelando e imbuyendo en ellas una expresión de profundo sentimiento, llena en ocasiones de sabiduría y en otras de fervor, pero siempre ofrecidas como en contacto íntimo y personal con quienes la escuchan».

FECHA DE PUBLICACIÓN
04/12/2002

INTÉRPRETES

Montserrat Figueras, canto
Arianna Savall, canto & arpe triple
HESPÈRION XXI
Jordi Savall
(Jordi Savall, violas da gamba soprano, bajo, rebab - Sergi Casademunt, viola da gamba tenor - Imke David, lirón & viola de gamba bajo - Lorenz Duftschmid, Sophie Watillon & Philippe Pierlot, violas da gamba bajo - Xavier Diaz-Latorre, guitarras (renacentista, barroca, romántica) - Driss El Maloumi, ûd - Pedro Estevan, santur & pandero - Marc Hantaï, traverso - Andrew Lawrence-King, arpa doppia - Pedro Memelsdorff, flautas de pico - Begoña Olavide, psalterium - Dimitris Psonis, santur & campanas)
Paul Badura-Skoda, piano



CONTENIDO

Anonyme PORTUGAL (Monsanto) / Jordi Savall : José embala o menino ("Joseph berce l'enfant")
Anonyme ANGLETERRE (v. 1600) : My little sweet darling ("Mon doux petit chéri")
Anonyme GRÈCE (Aegina) : Berceuse grecque ("Dors, mon bébé")
Anonyme SÉPHARADE (Maroc, v. 1500) : Nani, nani ("Berceuse, berceuse")
Anonyme BERBÈRE (Maroc, Agadir) : Berceuse Amazigh
William Byrd (1543-1623) / ANGLETERRE : Come, pretty babe ("Viens, mon joli bébé")
Tarquinio Merula (1594-1665) / ITALIE : Hor ch’è tempo di dormire ("Maintenant il est temps de dormir", 1639)
Anonyme ESPAGNE (Alicante, v. 1700) / Jordi Savall : Mareta, mareta no’m faces plorar ("Ma petite maman, ne me fais pas pleurer"
Johann Friedrich Reichardt (1752-1814) / ALLEMAGNE : Dors mon enfant (1798 – Chanson d’une malheureuse mère. Imité de l’écossais)
Modeste Moussorgski (1839-1881) / RUSSIE : Avec la poupée (La chambre des enfants, 1870
Anonyme ISRAËL : Noumi, Noumi yaldati ("Endors-toi, endors-toi" – Berceuse Hebraïque)
Arvo Pärt (né en 1935) / RUSSIE (Estonie) : Berceuse de Noël (2002) & Kuus, kuus kalike ("Dodo" – Berceuse Estonienne, 2002 - deux berceuses composées pour M. Figueras
Max Reger (1873-1916) / ALLEMAGNE : Maria sitzt am Rosenhag ("Marie est assise en un bosquet de rosiers" – Märia Wiegenlied, 1912)
Manuel de Falla (1876-1946) / ESPAGNE : Nana ("Dors, mon enfant, dors" – Canciones populares, 1914)
Darius Milhaud (1892-1974) / FRANCE : Dors, dors (Berceuse Hébraïque, 1925)
Federico García Lorca (1889-1936) / ESPAGNE : Nana de Sevilla ("Berceuse de Séville" – Este galapaguito, 1930)
Anonyme CATALOGNE / Jordi Savall : La mare de Déu ("La Mère de Dieu" – Cançó de Bressol)


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

¿Qué pueden tener en común las noches en el neolítico africano, en el Egipto de los faraones, en el París de la Revolución, en la Andalucía de los Omeyas, en la Rusia de Catalina la Grande, en los Estados Unidos de Bush o en el Irak de Sadam Hussein?. Probablemente una voz, la de una madre arrullando a su bebé, desgranando pacientemente esa canción que a su vez a ella le cantaran de niña, hasta que el sueño poco a poco se apodera del pequeño. Ningún otro género -con excepción, quizá, del lamento por la llegada de la muerte- más universal que la canción de cuna, la nana eterna que se remonta al origen de los tiempos y que viene a ser como la matriz musical, el Ur-lied del que fluye el inagotable río de la música.

De esta idea, brillante como pocas, nace el que hasta la fecha es el último trabajo de Montserrat Figueras; y difícilmente podría haber encontrado la soprano catalana mejor asunto para enmarcar su retorno discográfico tras la extraordinaria Diáspora Sefardí que nos brindara hace dos años. Su espíritu viajero nos vuelve a proponer un trayecto por el tiempo y el espacio, en esta ocasión a través de un universo fecundo, pues ¿qué país, qué cultura o qué época no ha desarrollado, bien de manera espontánea o mediante códigos fijados, sus propias nanas?. García Lorca quedó prendado al escuchar a una madre andaluza cantar una canción a su bebé: ".una tradición viva obraba en ella y ejecutaba el mandado fielmente, como si escuchara las viejas voces imperiosas que patinaban por su sangre. Desde entonces he procurado recoger canciones de cuna de todos los sitios de España". Montserrat Figueras y su maravilloso grupo de acompañantes recogen el testigo, abren el abanico y nos van llevando por la cuenca mediterránea en un trayecto hipnótico y fascinante que asciende por los Urales hasta las frías brumas bálticas y las ásperas estepas rusas, con recaladas en las campiñas británicas, en los desiertos atlánticos o en mínimas aldeas portuguesas. Desde las más espontáneas creaciones del espíritu popular hasta elaboradas aportaciones de grandes nombres de la música -Byrd, Mussorgsky, Reger, Milhaud, Falla y ¡sorpresa! el mismísimo Arvo Pärt, que aporta dos encantadoras piezas expresamente compuestas para el disco- el viaje seduce y sobrecoge por lo que finalmente intuimos como feliz encuentro entre lo común y lo diverso, o mejor dicho, entre lo que de común encierra la diversidad. Una vez más, la música como punto de encuentro; contra los agoreros del choque de civilizaciones, he aquí un ejemplo de encuentro civilizado a través del patrimonio espiritual común.
Los peligros, no obstante, acechan en tan audaz viaje. ¿Cómo fundir en un todo coherente músicas de orígenes tan distintos?. ¿Cómo evitar el collage, el potpurrí, la simple acumulación de piezas disímiles?. Si Montserrat Figueras había demostrado con creces en su larga trayectoria artística su gran capacidad de síntesis, su asombrosa flexibilidad capaz de acometer con elegante facilidad los estilos más diversos, pensamos que con Ninna Nanna alcanza la cima de su arte. No hay más que oír la naturalidad con que las piezas van sucediéndose a lo largo de los casi ochenta minutos que dura el álbum para entender el profundo trabajo musical que hay detrás de sencillez tan aparente. Quizá porque ningún otro ámbito musical esté tan estrechamente vinculado al universo femenino como éste, la soprano catalana resalta la individualidad de cada canción y al tiempo logra infundir un mismo aliento maternal al conjunto, en un programa concebido de un solo trazo, como esos tapices orientales en los que una sola línea dibuja miles de figuras que se reflejan entre sí en mágico juego de correspondencias. Y el milagro surge desde el momento en que una nana andaluza, un lullaby isabelino, una canzonetta de Tarquinio Merula o una canción de Mussorgsky parecen proceder de una fuente común sin perder una brizna de su especificidad ni de su encanto original; los componentes melódicos, las onomatopeyas que son la base estructural de toda canción de cuna (nana nana en español, noumi noumi en hebreo, eiapopeia en alemán o baju baju en ruso) surgen de la voz de Figueras con la emoción y el carácter justos, sin falsos sentimentalismos, resaltando en cada caso el carácter, a veces melancólico, a veces alegre o quejumbroso, de cada pieza. A destacar un momento particularmente emocionante, la canción anónima alicantina Mareta no'm faces plorar, en el que a la voz de Figueras se une la de su propia hija Arianna en un doble juego vocal de irresistible ternura.
La paleta de colores desplegada por el alucinante grupo de instrumentistas que envuelven con sus mil matices a la cantante es de una riqueza más allá de toda medida. Comenzando por el consort de violas que encabeza el propio Jordi Savall -y que reúne nombres de la talla de Lorenz Duftschmid, Sophie Watillon, Sergi Casademunt o Philippe Pierlot-, el elenco congrega a maestros orientales y occidentales de la talla de Pedro Memelsdorff y Marc Hantaï a la flauta, Pedro Estevan y Dimitris Psonis al santur y en las percusiones, Andrew Lawrence-King y Arianna Savall al arpa, Begoña Olavide con su embriagador psalterium, Xavier Díaz-Latorre a la guitarra romántica, Driss el Maloumi al oud o Paul Badura-Skoda al pianoforte; todos ellos van dibujando un cautivador tapiz sonoro en el que resuenan los ecos de mil tradiciones, en los que los destellos del frío sol nórdico se confunden con los cálidos brillos mediterráneos en una especie de fascinante crisol de ritmos y sonidos que eleva al oyente -ya seducido por la gracia, la ternura o la simple belleza de unas melodías de encanto- hasta niveles de máximo placer estético. Difícil entresacar alguna pieza del conjunto; la estructura del disco se percibe muy meditada, con un comienzo atlántico en el que a la melancolía de una nana popular portuguesa le sucede un tierno lullaby inglés, sirviendo ambos de preludio a un viaje por el Mediterráneo que, de las islas del Mar Egeo nos transportará a un poblado bereber en las orillas del Sahara. El claro y sinuoso laberinto continuará derivando a través del renacimiento italiano y el barroco inglés acercándose paulatinamente a nuestro siglo a través de manifestaciones populares (anónimos hebreos o catalanes, pero también Lorca y Falla) o cultas (un maravilloso Reger o el sorprendente Mussorgsky, ambos bajo los dedos del gran Badura-Skoda), para culminar en las dos creaciones de Arvo Pärt, verdadero broche de oro para un disco sin desperdicio.

Tiempo habrá para comentar más en profundidad las bellezas de un disco singular, sin duda uno de los más insólitos y logrados entre los muchos que la discografía ha aportado en los últimos años. Un disco sin duda dirigido a un público amplio, tan amplio que en realidad su destinatario es, como la fuente de la que nace, universal; pues, ¿quién no se ha dejado arrullar alguna vez, por muy solapada que esté la experiencia entre las brumas de su inconsciente- por la voz calurosa y protectora de la madre? El éxito -y el mérito- de Montserrat Figueras y su grupo es obvio, tan obvio como la frase mil veces dicha y pensada de que madre sólo hay una, la madre de todas las canciones, la nana eterna que ha suscitado, y sigue suscitando en nuestros días, una fascinación a la que nadie puede sustraerse. Son cotidianas y sin embargo de una profundidad insondable, arcaicas y aun así su vigencia es intemporal, sencillas casi siempre pero a menudo caracterizadas por una intensidad expresiva que llega a rozar los rincones más ocultos de nuestros sentimientos y nuestro corazón, quizá porque en ellas encontramos algo de nuestros primeros pasos como personas.

Martín Lasalle

descuentos especiales

15,95 €

Alia Vox
Ninna Nanna
Canciones de Cuna

15,95 €

Alia Vox
Jordi Savall
Granada 1013-1502
31,90 €
30,31 €

15,95 €

Alia Vox
Ninna Nanna
Canciones de Cuna

15,95 €

Alia Vox
Jordi Savall
Granada 1013-1502

32,95 €

Alia Vox
Ramón Llull
Tiempo de conquistas, de diálogo y desconsuelo...
64,85 €
58,37 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Carus
God so loved the World
Música Coral inglesa
20,95 € 19,90 €
Ediciones Singulares
William Shakespeare y la...
Obras de Byrd, Morley, Holborne, Johnson...
16,95 €
Arcana
Orlando Furioso
Madrigales sobre el poema de Ludovico Ariosto

+ del mismo artista

15,95 €
Alia Vox
Jordi Savall
Granada 1013-1502
15,95 €
Alia Vox
Ludwig van Beethoven
Sinfonía Eroica - Obertura Coriolano
14,95 €
Alia Vox
Wolfgang Amadeus Mozart
Serenatas; Nocturno

+ del mismo sello

14,95 €
Alia Vox
Tarquinio Merula
Arie e Capricci
15,95 €
Alia Vox
The Celtic Viol
Aires y danzas de O'Carolan, Simon Fraser, Niel...
15,95 €
Alia Vox
Oriente-Occidente II
Tributo a Siria
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00