buscar

Accent | INSTRUMENTOS | PRECLASICA Y CLASICA | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

Wolfgang Amadeus Mozart
Conciertos para piano, vol. 2 (KV 456 y 459)


REF.: ACC 24278
EAN 13: 4015023242784
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 09/12/2019


FECHA DE PUBLICACIÓN
19/02/2013

INTÉRPRETES
Cristofori
Arthur Schoonderwoerd, piano y dirección


CONTENIDO

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791):

Conciertos para piano, vol. 2

1-3. Concierto para piano nº 18 en Si bemol mayor KV 456
4-6. Conciertp para piano nº 19 en Fa mayor KV 459

1 CD - DDD - 58'29''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Siempre había creído que mi padre había compuesto el Concierto nº 18 para la cantante y pianista invidente Maria Theresia Paradies. Schoonderwoerd me revela ahora en sus notas que no cree que esto fuera así porque la parte solista no contiene más que raras indicaciones de dinámica, lo que sugiere la posibilidad de improvisar, algo a lo que Wolfgang estaba acostumbrado. Su fantasía y facilidad contribuían a que este tipo de obras ganaran con la interpretación. Se iban construyendo, por decirlo así, sobre la marcha. No voy a discutir este punto. Era yo demasiado joven y estaba casi siempre en la inopia por aquel entonces, aunque luego, al correr de los años, me he dado cuenta de que muchas de las cosas que sucedían a mi alrededor iban quedando misteriosamente en la memoria. Lo que me ha permitido, me permite a estas alturas, llegar a una serie de conclusiones y valorar tantos y tantos hechos, tantas y tantas experiencias y conocimientos.

Puede que tenga razón Schoonderwoerd cuando afirma que, incluso en interpretaciones actuales que se pretenden de época, la costumbre es asimilarlas a modos y sonoridades derivadas de las prácticas del XIX, tanto en lo que se refiere a los acentos, fraseos, adornos, cuanto en lo que respecta a las formas y orgánicos empleados. Este fortepianista holandés y sus colaboradores, los excelentes instrumentistas del conjunto Cristofori, quieren ser los más fieles y espartanos servidores, más en la letra que en el espíritu, de lo que se estilaba en el momento en el que las obras vieran la luz. Sobre estos aspectos planteaba yo en estas páginas mis dudas al respecto en relación con la interpretación por los mismos artistas de los Conciertos 20 y 21.

He de seguir manteniéndolas tras la escucha del 18 y del 19. Es cierto que Mozart consignó en su catálogo vienés que el primero debía contar junto al piano de un conjunto constituido por dos violines, dos violas, una flauta, dos oboes, dos fagotes, dos trompas y bajo; y que el segundo comportaba además dos trompetas y timbales. El paso del tiempo me ha hecho ver que estas anotaciones de mi padre, y de otros compositores, eran simplemente un punto de partida y lo prueba el hecho de que, sin que pasara mucho tiempo, estas y otras partituras fueron amoldándose, sin que Wolfgang lo discutiera, a otros planteamientos que, a la postre, enriquecían el tejido y la expresión. Es una constante lógica e histórica.

En todo caso, y eso es lo que debe primar, hay que centrarse en la ejecución y en el resultado interpretativo, en el servicio a un mensaje poético musical. Sigo pensando que Schoonderwoerd es un instrumentista estupendo, que maneja además un Walter, el fortepiano que solía tocar mi padre por esos años, 1783-1784 y posteriores. Digitación clara, articulación sin tacha, fraseo bien estructurado y transparencia expositiva. Los acentos están en su sitio. Pero, he de insistir en ello tras una nueva escucha en mi antediluviano aparato, al sensación que me queda es de sequedad, de expresividad alicorta, de escasa vitalidad. El magro conjunto toca y se acopla bien, mas nos expone un discurso como alicaído, a veces exangüe. Lo aprecio nada más comenzar el K 456. Ese tema marchoso y excitante que lo abre no me estimula en absoluto. Como no lo hace la académica manera de desarrollar el subsiguiente Andante.

Hay, en el tercer movimiento del K 459, un pasaje determinante, que aquí se me antoja plano y mortecino: un soberbio fugato de configuración bachiana que se constituye en la segunda sección del fragmento. Las líneas están trazadas, pero el impulso, el ritmo vivo no poseen animación. No me invade el entusiasmo de Papageno, presente en toda la parte conclusiva de la obra. Es curioso: en contra de los hábitos utilizados en las versiones que podríamos denominar históricas –la de Bilson/Gardiner en primer lugar, Bezuindenhout o Brautigam después-, en la que hoy comento los tiempos rápidos son llevados con sorprendente lentitud y los lentos son acelerados. ¿Habré deformado yo mi criterio al paso de los siglos? ¿Veo hoy con otros ojos y escucho con otros oídos lo que antes percibía?

Papageno

 

With his recording of K. 456 & K. 459, Arthur Schooderwoerd presents the second part of his complete recording of the Mozart piano concertos on ACCENT. Schoonderwoerd, one of the most soughtafter interpreters on the fortepiano, and his Ensemble Cristofori have set for themselves the goal of liberating Mozart's works from the sound concepts of the 19th and 20th centuries. The strings in the orchestra play only one instrument to a part, resulting in a much more slender and transparent sound that the fortepiano – a copy of an instrument by Anton Walter (Vienna, approx. 1782) – supports but never covers up. Its silvery sound is more reminiscent of a harpsichord but it differs very strongly from that instrument by virtue of its greater dynamic possibilities.

The Piano Concerto, K. 459 deserves special attention, for it is heard here for the first time with reconstructed tympani and trumpet parts. Mozart lists these instruments in his own handwritten catalogue of works, but the corresponding parts have unfortunately not been preserved. Through the addition of these imperial timbres, Schoonderwoerd once again succeeds in breaking away from traditional listening habits, allowing Mozart to shine in a completely new light. In addition, Schoonderwoerd presents the intimate Concerto, K. 456 in Bflat major, a particularly diversified work with its marchlike dotted rhythms in the first movement, a melancholy series of variations in a minor key in the second movement and its hunting scene in the third movement.

descuentos especiales

16,95 €

Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Conciertos para piano, vol. 2 (KV 456 y 459)

16,95 €

Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Concierto para piano, KV 175
33,90 €
32,21 €

16,95 €

Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Conciertos para piano, vol. 2 (KV 456 y 459)

16,95 €

Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Concierto para piano, KV 175

49,95 €

Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Integral de las Sonatas para piano
83,85 €
75,47 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Glossa
Wolfgang Amadeus Mozart
Requiem
9,95 €
Supraphon
Emil Gilels en Praga
Mozart, Debussy & Stravinsky
15,95 €
Alia Vox
Wolfgang Amadeus Mozart
Serenatas; Nocturno

+ del mismo artista

49,95 €
Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Integral de las Sonatas para piano
16,95 € 14,40 €
Alpha
Franz Schubert
Kennst du das Land?
16,95 €
Accent
Wolfgang Amadeus Mozart
Concierto para piano, KV 175

+ del mismo sello

16,95 €
Accent
Heinrich Ignaz Franz Biber
Vespro della Beata Vergine
16,95 €
Accent
Jacques Hotteterre
Obras para dos flautas
16,95 €
Accent
Johann Gottlieb Janitsch
Cuartetos de Berlín
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado