buscar

Pan Classics | BARROCA | OPERA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

La guerra de los gigantes
Sebastián Durón


REF.: PAN 10276
EAN 13: 7619990102767
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 08/06/2020

En La Guerra de los Gigantes de Sebastián Durón aparece por primera vez la palabra «ópera» en una partitura española, y es uno de los pocos ejemplos de este género musical en el barroco español, tras La Selva sin Amor (1629) de Lope de Vega y música no localizada de los italianos F. Piccinini y B. Monanni, y Celos aún del aire matan (1662) de Calderón de la Barca y Luis Hidalgo. No hay datos acerca de la representación de esta ópera dedicada al “Excelentísimo Conde de Salvatierra, mi señor”, y nuestra hipótesis es que se compuso con motivo del matrimonio del 5º Conde de Salvatierra, José Francisco Sarmiento de Sotomayor y Velasco, con Doña María Leonor Dávila López de Zúñiga, 10ª Marquesa de Loriana, el 23 de febrero de 1702. No tenemos confirmación documental acerca de si se llegó a representar. (de las notas al disco)


FECHA DE PUBLICACIÓN
31/12/2012

INTÉRPRETES

Eva Juárez, soprano
Camilla de Falleiro, soprano
Anna Freivogel, mezzo-soprano
Maria Weiss, mezzo-soprano

A Corte Musical
Rogério Gonçalves, director


DATOS DE PRODUCCIÓN
 (incluye notas y libreto en castellano)

CONTENIDO

Sebastián Durón (1660-1716):

La Guerra de los Gigantes
Ópera escénica en un acto (Madrid, 1702)

Primera Grabación Mundial

Xácara (anónimo) 2:31

2 INTRODUCCIÓN Cítaras dulces 6:48
3 La Fama Se numen y voz 3:39
4 El Tiempo Aunque mas vuele 5:02
5 La Inmortalidad Quien primero que la fama 3:10
6 El Silencio Tiempo eternidad y fama 3:39

ESCENA PRIMERA
7 Palante y Gigantes Disformes hixos 1:19
8 Palante Estender nuestro imperio 1:03
9 Palante y Gigantes ¡ Alarma alarma ! 1:26

ESCENA SEGUNDA
10 Júpiter Aquila ynpaziente 1:52
11 Júpiter y Minerva Y ya que barado el buelo 1:06
12 Minerva y Gigantes Esa monstruosa espezie 4:01
13 Júpiter y Minerva Ya en mi oido 1:22
14 Júpiter y Minerva Buzentoro de plumas 1:16

ESCENA TERCERA
15 Hércules y Minerva Animoso denuedo 2:51
16 Hércules y Minerva Quien eres divina 3:05
17 Hércules y Minerva Sacrílego impulso 1:31
18 Hércules y Minerva Aora si si 3:34

ESCENA CUARTA
19 Júpiter, Hércules y Palante Osados esquadrones 2:49
20 Júpiter y Palante ¿ Mas que es esto deidades ? 2:50

ESCENA QUINTA
21 Palante y Minerva Donde cielo divino 5:27
22 Palante Jobe, Hércules, Minerva, Dioses 3:47

ESCENA SEXTA
23 Júpiter Suenen y al dulze echizo 4:36
24 Hércules Minerva y Júpiter Como oy no a de ser 2:02
Camilla de Falleiro (Hércules) 25 Júpiter, Minerva, Hércules y Coro A de la tierra 2:09

1 CD - DDD - 72'55''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Hacia 1920, Rafael Mitjana en La musique en Espagne. Art Religieux et Art Profane, publicado en la Enciclopédie de la Musique de A. Lavignac-L.Laurencie, se refería a Durón como un innovador a quien los músicos de su tiempo no estudiaron bien,  “poco acostumbrados a vencer dificultades impropias para la época”. Pero ya era reconocido entonces su gran talento, que le procuró prestigio europeo.

Hoy sabemos que Sebastián Durón Picazo es el más destacado entre los compositores líricos del primer barroco español, como José de Nebra (1702-1768) lo fue del segundo. Antonio Literes (1673-1747) se movió entre ambas corrientes.  Mas Durón sigue sorprendiendo al oyente, como a los intérpretes, por el acusado carácter rítmico de su producción y la hondura de sus tonadas graves.

Recordado tan solo por el Tiento de primer tono (gaitilla de mano izquierda) para órgano, las numerosas obras sacras, tonos, villancicos, tonadas, cantadas y canciones, según la profusa denominación de entonces y en especial su obra lírica, han comenzado a ser redescubiertos en nuestros días.  Ya el Teatro Palacio Valdés de Avilés se reabrió con El imposible mayor en amor le vence amor, sobre un libreto del dramaturgo asturiano Manuel Bances Candamo, bajo la dirección del compositor norteamericano Lucas Foss. Y José María Barquín dirigió La guerra de los gigantes en Guadalajara, editada en LP por Dial. Pero la primera grabación en CD de la Opera escénica deducida de la guerra de los gigantes (c.1686) es la llevada a cabo por el grupo A Corte Musical, dirigido por Rogério Gonçalves. Siempre se resalta que la ópera del compositor alcarreño es la primera vez que en España se denomina “ópera”a una pieza escénica con música.

Impulsado por diversas entidades suizas y con excelentes notas de un especialista en la obra de Durón, el musicólogo Antonio Martín Moreno de la Universidad de Granada, este CD es un ejemplo fehaciente de lo que se puede hacer aunando esfuerzos, pues varias instituciones suizas han apoyado la grabación.  Y a la vista de la calidad de la música, tan enraizada en las tradiciones españolas (al contrario del italianizante Literes), sonroja pensar que esta grabación se haya hecho fuera de nuestro pais.

La versión es magnífica y consigue resaltar vigorosamente sus novedades rítmicas, así como el talento de Durón para lo dramático. A veces nos evoca a su contemporaneo Henry Purcell, salvando las distancias.  Muy bien el cuarteto de voces femeninas (quizá una masculina para el personaje de Palante hubiera dado más contraste a la escena quinta) y sobre todo el conjunto instrumental:  violines, trompeta, guitarra, tiorba, arpa española, violonchelo, violone, percusión y clave.  El disco deja claro por qué su gran talento permitió a Durón ser el continuador de la obra de Hidalgo y el músico más apreciado en la corte de Carlos II y de su esposa Mariana de Neoburgo.

Andrés Ruiz Tarazona

 

Sebastián Durón Picazo nació en Brihuega, provincia de Guadalajara, siendo bautizado el 19 de abril de 1660, hijo de Sebastián Durón, sacristán de la parroquia de San Juan de Brihuega, y de Margarita Picazo. El padre fue quien, probablemente, le inició en la música, tanto a él como a su hermanastro Diego Durón de Ortega (1653-1731), también extraordinario compositor que desempeñó su vida profesional en la catedral de Las Palmas de Gran Canaria. A los ocho años de edad falleció su padre, en 1668, y años más tarde aparece el maestro de Cuenca, Alonso Xuárez, como maestro de los dos hermanos Durón. En 1679 encontramos a Sebastián Durón en Zaragoza, como discípulo muy aventajado de Andrés de Sola, organista del Salvador, y al año siguiente gana por oposición la plaza de segundo organista de la catedral de Sevilla. Durante esta época sigue estudiando y trabajando con Alonso Xuárez. Su formación como compositor es ya completa, pues en Sevilla se le encargan varias obras necesarias para la Semana Santa. En 1685, y gracias a la excelente recomendación de Alonso Xuárez, Sebastián Durón obtuvo sin la tradicional oposición la plaza de primer organista de la catedral de El Burgo de Osma. En 1686 se trasladó a la catedral de Palencia, también como primer organista, y de nuevo sin pasar las convencionales oposiciones, gracias al elogioso informe de su maestro Alonso Xuárez. En Palencia permaneció durante cinco años, a lo largo Sebastián Durón La Guerra de los Gigantes de los cuales se acrecentó su fama como compositor y organista, hasta el extremo de que el 23 de septiembre de 1691 Sebastián Durón consiguió la máxima aspiración de los compositores y organistas de la época: ser nombrado por Carlos II organista de la Real Capilla. Sus relaciones con el monarca debieron ser muy estrechas, recibiendo de éste nuevos beneficios en 1696. Paulatinamente Durón se va haciendo cargo de todas las actividades musicales de la Corte, tanto religiosas como teatrales.

Con el advenimiento de la dinastía de los Borbones en 1700, Durón siguió ocupando sus importantes cargos en la Corte, pero siempre se sintió partidario de la Casa de Austria, que era la que le había promocionado. Entre 1704 y 1706 participó en reuniones secretas conspiratorias contra Felipe V, actividad que culminó en 1706, cuando el Archiduque Carlos de Austria estuvo a punto de entrar personalmente en Madrid en junio de este año y Sebastián Durón salió con la Capilla de Música a celebrar la victoria, haciendo así pública su adhesión a la Casa de Austria. Esto le costó el exilio ese mismo año, instalándose en Bayona. En esta ciudad mostró de nuevo su adhesión por la causa de los Austrias con motivo de la Batalla de Zaragoza de 1710, en la que los Borbones sufrieron una gran derrota. Su apoyo al bando del Archiduque Carlos le costó un traslado de Bayona a Pau, ante las iras que Eva Juarez (Júpiter) Anna Freivogel (Minerva) desató. A pesar de este público entusiasmo por el bando austracista, muy probablemente gracias a sus buenas relaciones con los condes de Oñate, Salvatierra y Benavente, que apoyaron la causa de Felipe V, éste le perdonó y autorizó a regresar a España, pero no hay datos que confirmen ese regreso. En 1715 volvió a Bayona, donde la reina viuda de Carlos II, Mariana de Neoburgo, le nombró su Primer Limosnero y Capellán de Honor. Mariana, gran aficionada a la música, tenía su propia orquesta. Delicado de salud, presumiblemente aquejado de tuberculosis, Sebastián Durón falleció en el pueblo vasco-francés de Camboles- Bains, muy cerca de la frontera española, el 3 de agosto de l716, el mismo pueblo en el que murió en 1909 el compositor Isaac Albéniz.

Sebastián Durón es autor de varios títulos de música teatral (además de una extensa producción religiosa), como Salir el Amor del Mundo (1696), zarzuela con letra de José de Cañizares, Muerte en Amor es la ausencia, comedia con letra de Antonio de Zamora (1697), Celos vencidos de amor y de amor el mayor triunfo (1698) con letra de Marcos de Lanuza y música no localizada, Selva encantada de Amor (1698), de la que no figura el nombre del autor literario en la partitura, Jupiter y Ioo. Los cielos premien desdenes (1699), de Marcos de Lanuza y muy probablemente Sebastián Durón, Apolo y Dafne, con Juan de Benavides como colaborador literario, El imposible mayor en amor le vence Amor (1710), con letra de Francisco de Bances Bances Candamo / José de Cañizares, Veneno es de amor la envidia (1711), con letra de Antonio de Zamora, y Las nuevas armas de Amor (1711), Çarzuela armonica con texto de José de Cañizares.

En La Guerra de los Gigantes de Sebastián Durón aparece por primera vez la palabra «ópera» en una partitura española, y es uno de los pocos ejemplos de este género musical en el barroco español, tras La Selva sin Amor (1629) de Lope de Vega y música no localizada de los italianos F. Piccinini y B. Monanni, y Celos aún del aire matan (1662) de Calderón de la Barca y Luis Hidalgo. No hay datos acerca de la representación de esta ópera dedicada al “Excelentísimo Conde de Salvatierra, mi señor”, y nuestra hipótesis es que se compuso con motivo del matrimonio del 5º Conde de Salvatierra, José Francisco Sarmiento de Sotomayor y Velasco, con Doña María Leonor Dávila López de Zúñiga, 10ª Marquesa de Loriana, el 23 de febrero de 1702. No tenemos confirmación documental acerca de si se llegó a representar.

El argumento hay que considerarlo en una doble alegoría: La Introducción es un claro homenaje al Conde de Salvatierra y Doña María Leonor Dávila López de Zúñiga con motivo de su matrimonio, mientras que la ópera en sí es un homenaje a Felipe V por parte del Conde de Salvatierra, pues subliminalmente se puede leer que el poder del rey nombrado por el testamento de Carlos II es inmune a los ataques (aunque sea de los Gigantes del adversario) que se comenzaban a producir por parte del archiduque Carlos de Austria, primero internacionalmente a partir de 1702 y luego de manera fratricida y civil, a partir de 1705. Los cuatro personajes de la ópera bien podrían simbolizar a personajes reales de ese momento histórico: Hércules, el adalid de los dioses, al rey Felipe V; Júpiter, el general del ejército de los dioses, al Conde de Salvatierra; Minerva, la heroína de la historia, a la reina María Luisa Gabriela de Saboya más que a Leonor de Zúñiga, la esposa del Conde de Salvatierra, y Palante, el caudillo de los Gigantes, al Archiduque Carlos de Austria. El único nombre que aparece en la introducción, el de Melisa, prónuba o madrina de boda, pudiera referirse simbólicamente al de María Luisa Gabriela de Saboya, esposa de Felipe V, si bien es cierto que los monarcas no asistieron a la representación (si es que se llegó a hacer) por encontrarse en esa fecha fuera de Madrid.

La Guerra de los Gigantes está todavía dentro del estilo español del sigo XVII de la tonada y las coplas, antes de la aceptación y adaptación al nuevo estilo operístico italiano de recitativos y arias que realizará Sebastián Durón en sus producciones de los años 1710 y 1711. Su complejidad rítmica es paradigmática de las características diferenciadoras de la música española anterior a la tremenda influencia italiana que se va a producir a partir de 1703. Tan sólo aparece en ella un Recitativo, una Arieta y dos Minuetes, lo que nos muestra su fuerte característica española junto con el incipiente conocimiento de los procedimientos italianos del recitativo y el aria (aquí tratados en momentos distintos y no en la forma da capo del aria napolitana), junto con un mayor conocimiento por parte de Sebastián Durón de la música francesa con sus dos minuetos, obligado conocimiento dada la procedencia y costumbres del nuevo monarca Felipe V. Por otra parte su plantilla orquestal sólo contempla violines a dos, clarín y acompañamiento.

Antonio Martín Moreno
Universidad de Granada

descuentos especiales

16,95 €

Pan Classics
La guerra de los gigantes
Sebastián Durón

16,95 €

Lauda
El vuelo de Ícaro
Música para el eros barroco
33,90 €
32,21 €

16,95 €

Pan Classics
La guerra de los gigantes
Sebastián Durón

16,95 €

Lauda
El vuelo de Ícaro
Música para el eros barroco

16,95 €

Arcana
Cantadas de pasión
Durón, Lima de Serqueira, Sanz, Hidalgo,...
50,85 €
45,77 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Arcana
Cantadas de pasión
Durón, Lima de Serqueira, Sanz, Hidalgo,...
16,95 €
Lauda
El vuelo de Ícaro
Música para el eros barroco

+ del mismo sello

16,95 €
Pan Classics
Bach y el buen gusto
Obras de Couperin, Marchand, D’Anglebert y Bach
16,95 €
Pan Classics
Francesco Geminiani
Seis sonatas para violoncehlo y bajo continuo, Op. 5
16,95 €
Pan Classics
Tomás Luis de Victoria
Réquiem 1603
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
De lunes a viernes:
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados:
11:00-14:00

DESTACADO