buscar

Orfeo | INSTRUMENTOS | ROMANTICA Y NACIONALISTA | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

13,20 €

Riccardo Muti dirige
Rossini, Schumann y Mozart


REF.: C867121B
EAN 13: 4011790867120
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el miércoles 15/07/2020


FECHA DE PUBLICACIÓN
18/09/2012

INTÉRPRETES

Sviatoslav Richter, piano
Gerhart Hetzel, violín
Rudolf Streng, viola

Wiener Philharmoniker
Riccardo Muti, director



CONTENIDO

Gioacchino Rossini (1792-1868):
1. Semiramide (Obertura)

Robert Schumann (1810-1856):
2-4. Concierto para piano en la menor, op. 54

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791):
5-7. Sinfonía concertante en Si bemol mayor

1 CD - Stereo ADD - 76'44''

 


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

El disco gira en torno a la interpretación del Concierto para piano de Schumann, proveniente de una sesión salzburguesa de 17 de agosto de 1972 que se completaba con la obertura de Semiramide de Rossini y el Requiem para voces masculinas de Cherubini. Esta última obra no llegó a grabarse –o la grabación resultante resultó defectuosa–, por lo que, con el fin de llegar a la duración normal, se ha añadido una versión de la Sinfonía Concertante para violín y viola de Mozart, que fue registrada dos años más tarde, asimismo en el Festival austriaco.

Aquella fecha era la del debut de Muti en Salzburgo al tiempo que suponía su primer contacto con la Filarmónica de Viena, que marcaría un futuro de mutua colaboración que todavía se mantiene; y que fue siempre muy fructífera. En todo caso, es la presencia de Sviatoslav Richter lo que da mayor interés al CD. El pianista ucraniano ya había actuado en el certamen y aparecería en él con posterioridad numerosas veces. Era un huésped familiar. La rara combinación de poder, energía y al tiempo delicado toque poético, una de las señas de identidad del artista, queda aquí evidenciada. Y eso que no siempre existe total acuerdo en el tempo respecto al que marca la batuta, por lo que a veces se producen determinadas desigualdades, eso sí, rápidamente subsanadas por la ágil guía.

Richter era un artista de fuerte personalidad; a él nadie, y menos un jovenzuelo de 31 años, le decía cómo tenía que tocar y a que tempo atenerse. ¡Menudo! Y por eso campa aquí por sus respetos. Muti se adaptó suponemos que sin rechistar, aunque ya por esa época el italiano tenía su amor propio. Lo más inteligente era seguir la corriente y al final los resultados son magníficos. El pianista acentúa las diferencias entre un tempo primo y un ritardando sin perder fluidez. Tras un arranque enérgico, enseguida escuchamos cómo tutti y solista se pliegan sobre sí mismos.

La exposición del Andante espressivo, en el compás 153, establece la temperatura lírica exigida y el piano canta con fervor y expande con el rubato justo la frase schumaniana, respetando la anotación sempre legato y dialogando cálidamente con las maderas, un aspecto que no se descuida ni un segundo. La verdad es que no nos importa que el solista, en labor continuamente creativa, mantenga un tempo más bien oscilante, ya que el director sabe seguirlo mostrando una flexibilidad envidiable, que se contagia a la orquesta. La extensa cadencia muestra la facilidad de Richter para el toque suave, para el empleo fino de la apoyatura y para la aplicación muy personal del stringendo, a la vez que muestra su técnica para trinar con perfección. Un Allegro moderato prudente pero afirmativo cierra el movimiento en belleza.

El Andantino grazioso está esculpido con mucho refinamiento y da ocasión a que, dentro de un contorno delicado, podamos seguir la pulsación y la sonoridad siempre plena, aun en las notas en piano, de Richter, que llega a ser incluso evanescente sin perder en ningún momento la personalidad masculina del fraseo. En el Allegro vivace, ese incesante movimiento de imparable discurrir que parece no tener tregua, piano y orquesta se persiguen en un fluir que nos deja casi sin respiración. Hay aquí buen entendimiento y llegamos al final en clima de apoteosis.

La obertura de Rossini está expuesta con claridad, con el verbo necesario y la vitalidad que le es propia. Muti domina el uso del crescendo y subraya con firmeza, pero también con levedad, el ritmo de base, que impulsa todo el animado recorrido. La Filarmónica de Viena es el conjunto cálido y transparente de tantas veces. Mantiene con el director una entente muy cordial. Los contrapuntos que van edificando el Allegro maestoso de la Sinfonía concertante K 364 nos son ofrecidos con vehemencia y notable claridad polifónica, mientras que el Andante es enunciado con un lirismo casi solemne, al que se acogen batuta y dos magníficos solistas de la formación de aquella época, el concertino Gerhart Hetzel y el primer viola Rudolf Streng. Ambos dotan a la partitura de una profundidad que no está reñida con la gracia.

Arturo Reverter

descuentos especiales

13,20 €

Orfeo
Riccardo Muti dirige
Rossini, Schumann y Mozart

41,85 €

Orfeo
Edwin Fischer
Mozart; Beethoven; Schumann; Brahms
55,05 €
52,30 €

13,20 €

Orfeo
Riccardo Muti dirige
Rossini, Schumann y Mozart

41,85 €

Orfeo
Edwin Fischer
Mozart; Beethoven; Schumann; Brahms

33,90 €

Accent
Jos van Immerseel
Las grabaciones Accent
88,95 €
80,06 €

+ del mismo compositor

11,90 €
Archipel
Ludwig van Beethoven
Sinfonía nº 7, Concierto para violín, Coriolano
31,90 €
Bongiovanni
W.A. Mozart; P. Lichtenthal
El rapto en el serrallo
17,95 €
Soli Deo Gloria
Wolfgang Amadeus Mozart
Sinfonías nº 39 y nº 41

+ del mismo artista

16,95 €
Orfeo
Die Bassariden
Hans Werner Henze
16,95 €
Orfeo
Macbeth
Giuseppe Verdi
13,20 €
Orfeo
Gustav Mahler
Sinfonía No. 9 en Re Mayor

+ del mismo sello

16,95 €
Orfeo
Macbeth
Giuseppe Verdi
17,95 €
Orfeo
Franz Joseph Haydn
Canciones escocesas y galesas
17,95 €
Orfeo
Leos Janácek
Lasské Tance; Suite para orquesta
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
De lunes a viernes:
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados:
11:00-14:00

DESTACADO