buscar

Aeon | OPERA | SIGLOS XX Y XXI (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

La Métamorphose. Je, tu, il
Michaël Levinas


REF.: AECD 1220
EAN 13: 3760058360200
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el viernes 25/10/2019

"Cuando Gregor Samsa despertó por la mañana tras un un sueño agitado, vio que se había transformado en una cucaracha gigante. ¿Qué me ha sucedido? ¡Esto no es

un sueño!" Al comenzar la novela de Kafka, la metamorfosis ya ha tenido lugar. Se trata de contar este suplicio, esta lento adiós a lo que es humano y a la vida que continúa. Está Gregor y están los otros. La exclusión y el rechazo se vuelven el pan de cada día. La decisión de Michaël Levinas de representar lo que no puede serlo en modo alguno resulta fascinante porque implica de alguna manera una mirada oblicua sobre el tema. Sugerencia, bosquejo, rechazo o mostración. La dura batalla y la penosa degradación de uno (la cucaracha) y la de los otros (todos los otros con la posible excepción de la Madre) como un juego de reflejos. El rey-insecto, monstruosamente grande, majestuoso, insoslayable y, a la vez, frágil. Antes de La Metamorfosis, se produce la entrada en el teatro, el prólogo, que aquí es el lenguaje de Valère Novarina; la tragedia está en marcha y anuncia el desastre con los sones de un teatro del esperpento. No hay nada que comprender, y a la vez, todo está por comprender. Una producción de la Opera Lille.


FECHA DE PUBLICACIÓN
28/05/2012

INTÉRPRETES
Ensemble Ictus
Georges-Elie Octors, director


CONTENIDO

Michaël Levinas (1949):

La Métamorphose. Je, tu, il (Prologue de Valère Novarina)
Un opéra d’après l’oeuvre de Franz Kafka

1 Je, tu, il (Prologue de Valère Novarina)14’16
2 Réveil de Grégor 18’48
3 Imploration de la mère 8’54
4 La comptabilité du père 2’59
5 La soeur tournante 10’50
6 Le père blesse Grégor 3’19
7 J’entends la voix de ma mère 5’39
8 Arrivée des trois locataires 7’35
9 Mort de Grégor 6’36

1 CD - DDD - 77'36''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

La palabra en francés y su tratamiento vocal (sin intención prosódica alguna, podríamos decir) es la protagonista de La metamorfosis, ópera de Michaël Levinas basada en el relato de Kafka y estrenada en Lille en marzo de 2011. Levinas se dirigió a Valère Novarina para el libreto, y eso ya tiene un considerable significado. Novarina es pintor y dramaturgo, o acaso forjador de palabras que suelen llevar forma dramática. Es un experimentador permanente, inconformista, situado al margen del mercado, y lógicamente superviviente gracias a la atención institucional hacia este tipo de compromisos culturales que podríamos considerar insobornables, quién sabe. Tuve ocasión de conocer a Novarina y de hacerle una entrevista en su taller de París, hace un montón de años: revista Las puertas del drama, de la Asociación de autores de teatro, número menos 2, primavera de 1999: http://www.aat.es/aat.html.

Pero el acuerdo con Novarina no llevó a la elaboración de un libreto. Et pour cause, como dirían allá. Adaptar una narración, o escribirla, ni siquiera en forma dramática, es probablemente algo ajeno a la sensibilidad de Novarina. Sin embargo, la cosa no quedó en nada, porque Levinas, deseoso de contar con material verbal suficiente para no empezar la ópera precisamente como empieza la narración de Kafka (Samsa se despierta y descubre que está transformado en un enorme insecto, una cucaracha). Y ahí tenemos un prólogo de Novarina, titulado Je, tu, il, cuyas líneas pone Levinas en música, una música bastante ajena a la tradición operística, incluida la inmediata, aunque podría colocarse al lado de óperas –o casi óperas– experimentales como las de Sciarrino o Lachenmann. Pero no porque se parezcan, ni mucho menos, sino porque se trata de óperas que ya parecen otra cosa. En fin, la casi desnudez (agresiva desnudez) del acompañamiento del prólogo no tiene clara continuidad en la ópera propiamente dicha, en la acción.

Levinas continuó con otro libretista, Emmanuel Moses, que le dio el texto que necesitaba. Pero en el curso de la puesta en música, y al trabajar en la parte electrónica del mundo sonoro de Gregor y allegados, el músico Benoit Meudic se convirtió en auténtico co-libretista debido a sus aportaciones al libreto de Moses. Todo esto indica una muy seria marcha desde la idea original de adaptar el relato de Kafka (sin especial hincapié en el humor o lo risible, según advierte el propio compositor) hasta el resultado final.

El concepto de personaje desaparece, porque las partes se desdoblan. Es un pequeño conjunto de voces solistas con partes desarrolladas en virtud de un auténtico terror al vacío. Este terror al vacío se ve reforzado por un paisaje sonoro permanente que no es sólo acompañamiento, sino ámbito en el que se desenvuelven las voces: sala sonora, carpa sonora, piso sonoro, sonoridades que envuelven y acogen como notas tenidas. ¿Nicho? Guiños a la vanguardia antigua, pero para hacernos notar (¿pretendiéndolo?) que eso queda muy lejos. Guiños al minimal, como diciendo: por qué no. Guiños que admiten incluso acordes tonales mantenidos en determinados pasajes. Y más guiños, incluso a la ópera del pasado. Son tantos, que las citas, siempre desmentidas y siempre irónicas, mas raras veces burlonas, constituyen una parte esencial de la sonoridad de La metamorfosis.

Es una lástima que se trate de una toma sólo audio, porque al parecer la puesta en escena de Stanislas Nordey era de mucho interés, y a la secuencia de Levinas le hace falta imagen, no es fácil de seguir sólo con el oído. Georges-Elie Octors apoya al equipo de cantantes que más que personajes son instrumentistas de la voz, y les acoge en un gran útero sonoro con tan sólo quince músicos, los del conjunto Ictus, y también gracias a los registros previos del IRCAM. Se trata, hay que hacerlo constar, de una coproducción de la Opera de Lille y del IRCAM; y de un encargo de dicha Opera y del Ministerio de Cultura francés.

Renunciamos a filosofar sobre la soledad, la incomunicación y la claustrofobia, que sin duda están ya en Kafka. Quedan la inquietud, la experimentación, la provocación incluso. Que va más allá de las supuestas o reales “transgresiones” de tantos artistas que son transgresores como en tiempos tenía uno que ser “de orden”. Lo de Levinas puede parecer poco bello, y desde luego no pretende el compositor la belleza “ésa”, acaso ninguna. Hay agresividad en esta música, y lo que importa es su propuesta sonora: el drama de Gregor Samsa no es un simple pretexto, pero el armazón sonoro polifónico, polisonoro, en el que el silencio está casi descartado, importa más que nada. O eso creemos.

Santiago Martín Bermúdez


descuentos especiales

16,95 €

Aeon
La Métamorphose. Je, tu, il
Michaël Levinas

17,95 €

Neos
Donaueschinger Musiktage...
Franck Bedrossian; Raphäel Cendo; Christopher...
34,90 €
33,16 €

16,95 €

Aeon
La Métamorphose. Je, tu, il
Michaël Levinas

17,95 €

Neos
Donaueschinger Musiktage...
Franck Bedrossian; Raphäel Cendo; Christopher...

27,90 €

Aeon
Johann Sebastian Bach
El arte de la fuga [versión para piano]
62,80 €
56,52 €

+ del mismo artista

17,95 €
Neos
Donaueschinger Musiktage...
Franck Bedrossian; Raphäel Cendo; Christopher...

+ del mismo sello

16,95 €
Aeon
Guillaume de Machaut
In Memoriam: Misa de Notre Dame y otras obras
16,95 €
Aeon
Thierry Blondeau
Lieu & Non-Lieux
16,95 €
Aeon
Roberto Gerhard
Integral de cuartetos; Chacona
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00