buscar

Neos | OPERA | SIGLOS XX Y XXI (2 SACD)

Facebook Twitter

precio

27,90 €

Mark Andre
...22,13...


REF.: NEOS 11067-68
EAN 13: 4260063110672
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el viernes 25/10/2019


FECHA DE PUBLICACIÓN
29/03/2012

INTÉRPRETES
Vocalconsort Berlin
work in progress-Berlin
EXPERIMENTALSTUDIO des SWR
Gerhardt Müller-Goldboom, director


CONTENIDO

Mark Andre (1964):

...22,13...
A Music-Theatrical Passion
Ópera en tres actos para cantantes, instrumentos y electrónica en vivo (2004)

SACD 1

[01] I. …das O… (after “The Seventh Seal” by Ingmar Bergman) 19:52
[02] II. …der Letzte… 37:34

SACD 2 29:31

[01] III. …das Ende… 29:31

World Premiere Recording

2 SACD - Stereo Multichannel / DDD - 57'26''+29'31''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

La Arquitectura sonora del Apocalipsis

Suele creerse que los apocalipsis se desencadenan del modo más fragoroso y brutal: los elementos estallan y aplastan, incendian y destruyen todo a su paso, entre los impotentes alaridos de angustia de los hombres.

Pero el Apocalipsis de Mark Andre contradice semejante visión. Para empezar se produce a cámara lenta, alternando largas secciones de silencio. Así, los breves instantes de ruido resaltan con más crudeza. Los momentos de calma se escalonan según diferentes grados de intensidad, no sólo en lo que se refiere a la dinámica, sino también, y en especial, a la tensión que se establece entre notas y tonos. Como sucede en muchas de sus obras camerísticas, las notas instrumentales sombrías dominan esta «Pasión musical y teatral».

La familia de las cuerdas está representada por los violonchelos y los contrabajos, la de los vientos por las flautas bajas, los fagots y los clarinetes bajos, y la de los metales, finalmente, por los trombones. Sólo las voces humanas parecen instaladas en el registro agudo. En este contexto, los timbres de los instrumentos graves parecen prestarse particularmente bien, pese a su espectro armónico superior, a las transfiguraciones sonoras realizadas en tiempo real por los tratamientos electrónicos en directo. Para trasladar estas notas instrumentales al espacio sonoro y escénico, Mark Andre ha desarrollado un nuevo programa de ordenador con la ayuda del Experimentalstudio de Friburgo.

Al principio, el compositor deja que los textos bíblicos se entremezclen para después, a mitad del recorrido, situarlos según un orden numérico; los fragmentos, extraídos del Apocalipsis y del Evangelio según san Juan, aparecen enunciados a manera de cuchicheos la mayor parte del tiempo. Durante la representación salen de los altavoces, reelaborando la electrónica en directo los sonidos previamente grabados. Sonidos que se comportan como radiaciones procedentes de otro mundo y que afectan a los cuatro grupos instrumentales y vocales. Por lo que se refiere a las voces, articulan de muchos modos diferentes las letras vocales, en especial la A y la O. Así transforman e intensifican el contenido de las palabras. Y ello tanto en el plano de las sonoridades como en el del significado lingüístico.

Cifras, signos, parábolas

Incluso el título de esta Pasión, …22,13…, procede de un pasaje de la Biblia. Al final de su último libro, en el capítulo 22, versículo 13, se encuentran estas palabras: «Yo soy el alfa y la omega, el primero y el último, el principio y el fin». Después vienen aún ocho versículos, pues las escrituras sagradas cristianas terminan con nuestro mundo temporal convertido en un mundo atemporal. El versículo 13 proporciona al lector la clave de esta metamorfosis, la abolición del tiempo efectuada por aquel que habla: el propio Cristo. Mark Andre basa la estructura principal de su obra en la regla de tres característica de la eternidad. De este modo la composición se desarrolla en tres partes, tituladas …la O(mega)…, …el último…, …el fin…. Los títulos hacen referencia a categorías metafísicas, a ese lugar en el interior del cual avanzamos y no a los orígenes de los que procedemos.

En la revelación de Juan de Patmos, y sobre todo en el versículo «Yo soy», se concentra la temática iniciada en el octavo capítulo de las escrituras: «Y cuando el Cordero (Cristo) abra el séptimo sello…»; es la conclusión de un libro lleno de misterios que contiene la historia del mundo. La sección final que sigue al último sello esboza en imágenes expresivas y cargadas de símbolos unas visiones de horror y de cataclismos que anuncian el final de los tiempos.

Pero El séptimo sello es también el título de un film de Ingmar Bergman en el que un caballero regresa de las Cruzadas a su Suecia natal y apuesta su vida en una partida de ajedrez con la Muerte. Mark Andre, que vio esta película en su juventud, se ha sentido desde siempre fascinado por ella. Su idea de incluir algunos textos bíblicos recitados en sueco nos remite al universo de Bergman, así como la elección de una estructura temporal dispuesta en damero.

En 1996, el excampeón del mundo Gari Kasparov jugó seis partidas contra un ordenador IBM y resultó vencedor. La revancha tendría lugar en mayo de 1997, al enfrentarse a una versión mejorada de «Deep Blue». Tras una victoria, una derrota y tres tablas, perdió la sexta y definitiva partida de manera espectacular, abandonando en el movimiento diecinueve. El acontecimiento supuso un antes y un después para los encendidos debates sobre la interacción y las relaciones de dominio entre hombres y máquinas.

Mark Andre se inspira en algunos momentos esenciales de este enfrentamiento. En la primera parte, …la O(mega)…, la música recrea y refleja el desarrollo de «la última partida», del sexto duelo. Acompasan la secuencia musical las pausas silenciosas entre las jugadas y las fases de reflexión que, sin embargo, nada tienen de mortecinas, y que van haciéndose cada vez más largas por parte de Kasparov y cada vez más breves y concisas, veloces como latidos de corazón, por parte de «Deep Blue»: se descubren aquí impulsos agitados que estallan de tanto en tanto, figuras furtivas que se superponen, se relajan y se persiguen continua-mente y, finalmente, un silencio cuya presencia se impone las más de las veces como imán oculto de los acontecimientos y que precipita la escucha.

La segunda partida del torneo de 1997 –primera derrota de Kasparov– determina el transcurso temporal tanto de la segunda escena como de la apertura de la tercera. En el terreno musical los cuatro grupos aparecen asociados al espacio sonoro inicial. La idea de pasión se hace patente en los dos sentidos de la palabra: como sufrimiento y como exaltación. Las estructuras musicales y textuales van entrecruzándose de manera cada vez más estrecha.

El Apocalipsis como estructura y presencia

En la tercera parte el esquema temporal del juego del ajedrez se superpone al principio constructivo del Apocalipsis para acabar substituyéndolo. El autor desarrolla sus ideas a lo largo de siete etapas; de cada una surgirá una nueva secuencia de siete. Andre introduce en …el fin… pasajes del texto sobre los siete ángeles del Apocalipsis. La música se interrumpe tras la última secuencia. Los altavoces emiten entonces un potente montaje sonoro, que el compositor ha denominado «El tren fantasma». Una expresión que revela diferentes sentidos. Primeramente, tal sección equivale a esa otra en que el «fantasma Deep Blue» sella la derrota de Kasparov (aunque también puede remitir al film de Bergman, al «fantasma de la Muerte» que certifica el final del caballero). Y al mismo tiempo este «tren fantasma» se conecta con un terrible suceso acaecido durante el Holocausto.

El 30 de junio de 1944 partieron del campo francés de Vernet, donde se internaba a los judíos desde 1942, los últimos cuatrocientos prisioneros, enviados primero a Burdeos para ser después amontonados en un tren con destino a Dachau. El «tren fantasma» llegó a Baviera el 28 de agosto con sólo 291 supervivientes. A lo largo de cincuenta y siete días apocalípticos los deportados habían recorrido Europa en un vagón de ganado, asfixiados por el calor ardiente del verano. En este punto la música del Apocalipsis de Mark Andre transcurre en paralelo con la Historia alemana. En algunos momentos integra sonidos muy reales de ferrocarriles que evocan los chirridos y fricciones de unos trenes avanzando a trompicones. Suponen el punto culminante de los ataques más violentos y de las explosiones que se suceden en la tercera parte de …22,13….

Un último tramo en el que se perciben todavía líneas y sonidos que se desvanecen para dejar sitio a las sombras, a lo que parecen respiraciones asmáticas, a los ruidos entrecortados producidos por las cuerdas. Por su parte, la electrónica en directo propone tratamientos alejados de lo confuso u oprimente, como si las sonoridades quisieran introducirnos en el reino de las sombras o de la muerte. Mark Andre, con rigor artístico, mediante una reflexión de fuerte calado metafísico, atraviesa aquí los territorios más letales de la experiencia humana moderna. De lo que está hablando en esta Pasión musical y teatral es, en realidad, de una «sensación de muerte inminente».

Habakuk Traber
Traducción del francés: Javier Palacio

descuentos especiales

27,90 €

Neos
Mark Andre
...22,13...

17,95 €

Neos
Luigi Nono
A Pierre. Dell’azzurro silenzio, inquietum;...
45,85 €
43,56 €

27,90 €

Neos
Mark Andre
...22,13...

17,95 €

Neos
Luigi Nono
A Pierre. Dell’azzurro silenzio, inquietum;...

63,80 €

Neos
Donaueschinger Musiktage 2010
Adámek, Cassidy, Dillon, Ferneyhough,...
109,65 €
98,69 €

+ del mismo artista

63,80 €
Neos
Donaueschinger Musiktage 2010
Adámek, Cassidy, Dillon, Ferneyhough,...
17,95 €
Neos
Donaueschinger Musiktage...
Franck Bedrossian; Raphäel Cendo; Christopher...
17,95 €
Neos
Luigi Nono
A Pierre. Dell’azzurro silenzio, inquietum;...

+ del mismo sello

16,95 €
Neos
Schizzi di Orlando Furioso
Leonardo García Alarcón, D.M. Visotzky, Barry Guy...
17,95 €
Neos
Happy Birthday, Elliott...
Nuevas obras de cámara
16,95 €
Neos
Rolf Hind
Música orquestal y de cámara
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00