buscar

Orfeo | ROMANTICA Y NACIONALISTA | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

17,95 €

Piotr Ilytch Tchaikovski
Sinfonía nº 4; Francesca da Rimini


REF.: C860111A
EAN 13: 4011790860121
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 17/02/2020


FECHA DE PUBLICACIÓN
05/10/2011

INTÉRPRETES
City of Birmingham Symphony Orchestra
Andris Nelsons, director


CONTENIDO

Piotr Ilytch Tchaikovski (1840-1893):

1. Francesca da Rimini - Fantasía, op. 32
2-5. Sinfonía nº 4 en fa menor, op. 36

1 CD - DDD - 63'44''

 


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Aun en los comienzos de una prometedora carrera, hay que reconocer que los primeros pasos profesionales y discográficos del joven (n. 1978) director letón Andris Nelsons se caracterizan por la mesura y la coherencia. No es tan mediático como otros directores coetáneos. Pienso en Daniel Harding (n. 1975), Gustavo Dudamel (n. 1981) o Yannick Nézet-Séguin (n. 1975). Coherentes son tanto su fidelidad a una forma personal (y madura pese a la juventud) de entender y hacer la música, ajena a las modas e inmune a la mimesis, como su elección de repertorio. En sus primeros discos, Nelsons parece decantarse por autores y obras que mejor encajan con su estilo directo y espontáneo, que Pablo-L. Rodríguez ha descrito atinadamente en estas páginas (Boletín nº 186) como “personal combinación de frescura y energía [desbordante] con musicalidad y refinamiento sonoro”. Estas cualidades parecen pedir a gritos un Tchaikovsky que llevarse a la batuta, y así lo ha entendido también Nelsons. En su debut discográfico en solitario, ya como flamante titular de la City of Birmingham Symphony Orchestra (CBSO), entregó una espléndida Quinta que nada tenía que envidiar a otras que aparecieron casi simultáneamente (2009) y recibieron más atención (p. ej. la de Dudamel y la Joven Orquesta Simón Bolívar en DG). Un año después vino una Patética notable, cuyo último movimiento no acabó de convencer a mi compañero y-sin-embargo-amigo Pablo-L. Rodríguez (Boletín nº 201). Cerrando el habitual semiciclo (ignoro si Nelsons grabará las tres primeras sinfonías, aunque la contraportada del disco parece sugerirlo) llega ahora esta formidable Cuarta, la obra más querida por su autor, precedida por una no menos imponente lectura de la Fantasía Sinfónica op. 32 “Francesca da Rimini”, grabadas en concierto los días 1-4 de junio de 2011. Por razones obvias, ha quedado fuera el Concierto para piano y orquesta nº 2 de Bartok (con Jean-Efflam Bavouzet), relleno del apetitoso sándwich ruso.

Basta escuchar los primeros compases de Francesca da Rimini (ominoso tema del infierno) para presentir que estamos ante algo grande. Además del vigor contagioso, impactante, Nelsons tiene una importante cualidad: la naturalidad. Nada de lo que hace resulta amanerado, rebuscado, ostentoso o superficial. Puede ser detallista hasta lo obsesivo (preparación de la tormenta, de 3:40 a 4:50), directamente brutal (4:50 a 5:42), emotivo sin edulcorantes (sublime tema de amor, de 9:17 a 10:47, con atractivas veladuras en la cuerda que subrayan el carácter evocador), tímbricamente refinado (repetición del tema de amor, en 11:27 y sus ecos finales en 12:31). Por su proverbial transparencia (13:44 a 14:48, con arpa explosiva, fabulosamente captada por la toma superlativa de Phil Rowlands) se le ha comparado con Boulez. Un Boulez con alma, en todo caso. Nelsons dosifica magistralmente las tensiones, mostrando un admirable sentido de la progresión dramática. A este respecto es de destacar el segmento final de la obra, desde el Allegro vivo (18:27), con el retorno de la tormenta, y la abrasadora coda. Sin duda una de las grandes versiones de la obra, y no sólo entre las modernas.

En la peligrosa Cuarta, Nelsons exhibe una vez más su particular estilo, serio y equilibrado sin rehuir la emoción y el riesgo. Un Tchaikovsky que no es grandilocuente o excesivamente untuoso, ni ácido y severo (Mravinsky). Tampoco introvertido, crudo y pasado por el diván del Dr. Freud (Gergiev). El amenazador tema del destino que abre la sinfonía, con penetrantes trompetas y acordes como estampidos (mucho más secos cuando reaparece en el Finale), se presenta con una gravedad que recuerda al mítico director petersburgués. Llama la atención el descreimiento con el que introduce el agitado y desasosegante tema principal del primer movimiento (1:17, Moderato con anima), más febril en cada reaparición. La CBSO no será la Filarmónica de Leningrado de los grandes días, pero se emplea a fondo (7:16 a 8:20, retorno en guisa triunfal del tema principal) espoleada por un Nelsons que no oculta su excitación. Decididamente, ya es una orquesta de primera. En el melancólico Andantino in modo di canzona, “a la vez triste y dulce” (carta de Tchaikovsky a Nadezha von Meck del 17 de febrero/1 de marzo de 1878) el letón traza un arco continuo en el que las efusiones de felicidad están punteadas por oscuros presagios, concluyendo con un desolador ppp. Las transiciones entre secciones de humor contrastante son perfectas, incluso se permite un discreto uso del rubato (6:41 a 7:14). Hay que quitarse el sombrero ante el imaginativo Scherzo (Pizzicato ostinato), único movimiento “abstracto” de la sinfonía. Aquí cuerda y maderas de la CBSO brillan a altísimo nivel. Nelsons exprime los contrastes dinámicos (reguladores frecuentes, f subito, delicados pp) para redondear un prodigio de gracia y precisión. El breve Finale es verdaderamente “con fuoco”, como pide la partitura, y aquí las referencias a Mravinsky vuelven a ser patentes. El comienzo es uno de los más enérgicos e impulsivos que recuerdo, bestial. Es de admirar la manera en que Nelsons gestiona las tensiones en tan corto espacio de tiempo, con pasmosa naturalidad, sin exhibiciones gratuitas, en un crescendo emocional continuo que culmina con la aparatosa, bombástica y algo superficial coda (cosas de Tchaikovsky), en la que arriesga mucho (es una toma en vivo)… y le sale a la perfección. El afortunado público del Symphony Hall respondió como un resorte con una explosión de júbilo, y después aclamando a los músicos a medida que el director los ponía en pie. Lo mismo que casi hago yo en el salón de casa.

Miguel Ángel González Barrio

descuentos especiales

17,95 €

Orfeo
Piotr Ilytch Tchaikovski
Sinfonía nº 4; Francesca da Rimini

17,95 €

Orfeo
Piotr Ilytch Tchaikovsky
Sinfonía 'Manfred'; Marcha eslava
35,90 €
34,11 €

17,95 €

Orfeo
Piotr Ilytch Tchaikovski
Sinfonía nº 4; Francesca da Rimini

17,95 €

Orfeo
Piotr Ilytch Tchaikovsky
Sinfonía 'Manfred'; Marcha eslava

17,95 €

Orfeo
Piotr Ilytch Tchaikovsky
Fantasía-Obertura de Romeo y Julieta; Sinfonía...
53,85 €
48,47 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Neos
Transcripciones
Bach, Debussy, Saint-Saëns, Mozart,...
17,95 €
Pentatone
Russian Dances
Piezas de ballet y danza de autores rusos
16,95 €
Alpha
Aires
Obras para piano, contrabajo y trompeta

+ del mismo artista

17,95 €
Orfeo
Arabella Steinbacher
Berg; Beethoven
17,95 €
Orfeo
Suor Angelica; Preludio...
Giacomo Puccini
17,95 €
Orfeo
Dmitri Shostakovich
Conciertos para violín Nos. 1 & 2

+ del mismo sello

27,90 €
Orfeo
Zaide
Wolfgang Amadeus Mozart
17,95 €
Orfeo
Conradin Kreutzer
Música de cámara
13,20 €
Orfeo
Johan Botha
Wiener Staatsoper Live 1997 - 2014
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado

DESTACADO