buscar

Glossa | MEDIEVAL Y RENACENTISTA | RECITAL VOCAL (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

Luzzasco Luzzaschi
Concerto delle Dame


REF.: GCD 920919
EAN 13: 8424562209190
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el viernes 18/10/2019

Con la Artemisia de Francesco Cavalli, proyecto que grabaron tras la Poppea de Monteverdi, Claudio Cavina
y La Venexiana habían avanzado en el tiempo sin abandonar el lugar original de producción, Venecia. Pero ahora retornan al final del siglo XVI para un nuevo, fresco y eminentemente italiano acercamiento a lo que durante mucho tiempo fue música «secreta»: la compuesta por Luzzasco Luzzaschi mientras estaba al servicio del duque Alfonso II de Ferrara. El famoso Concerto delle Dame, un pequeño conjunto de damas «cantoras» que se acompañaban con instrumentos, fue creado por el duque para entretener a su esposa, así como a miembros privilegiados de su corte (aparentemente, algunas cortes rivales enviaron emisarios para averiguar lo que estaba pasando…). Encerrada bajo llave, la música escrita para las Damas por Luzzaschi y otros sólo vio la luz tras la muerte del duque. Incluso Claudio Monteverdi, siempre a la búsqueda de apoyos teóricos mientras andaba
deliberando sobre la seconda pratica, se mostró muy impresionado con el manejo innovador de la forma madrigalística por parte de Luzzaschi, compositor además muy admirado por sus contemporáneos en lo que respecta a sus dotes como teclista.

Con Emanuela Galli, Roberta Mameli (la Artemia en la Artemisia de Cavalli) y Francesca Cassinari, Claudio Cavina ha conseguido ensamblar un soberbio trío de cantantes que consiguen expresar todas las sutilezas y matices contenidas en música y palabra, en una nueva muestra de la maestría de La Venexiana a la hora de interpretar la música italiana en el paso del Renacimiento al Barroco. En su ensayo para el libreto, Stefano Russomanno nos ofrece una detallada mirada sobre los misterios de esta «música secreta».


FECHA DE PUBLICACIÓN
30/08/2011

INTÉRPRETES
Roberta Mameli, soprano
Emanuela Galli, soprano
Francesca Cassinari, soprano
La Venexiana
Claudio Cavina, director


CONTENIDO

Luzzasco Luzzaschi (c. 1545-1607):

Concerto delle Donne
Madrigali per cantare et sonare a 1, 2, 3 soprani (1601)

1. Aura soave
2. O primavera gioventú de l'anno
3. Ch'io non t'ami cor mio
4. Toccata
5. Stral pungente d'amore
6. Deh vieni hormai cor mio
7. Cor mio deh non languire
8. Io mi son giovinetta
9. Ricercare
10. O dolcezz'amarissime d'amore
11. Troppo ben può
12. T'amo mia vita
13. Canzon francese
14. Non sa che sia dolore
15. Occhi del pianto mio
16. Lodovico Agostini: Donna mentre vi miro
17. Paolo Virchi: Segu'a rinascer l'aura

1 CD - DDD - 53'42''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Desde el siglo XIV, la familia d’Este gobernó el ducado de Ferrara demostrando un refinado gusto por las artes y muy especialmente por la música. Por allí pasaron, entre otros, Josquin Desprez, Obrecht, Willaert o Cipriano de Rore. Este último fue maestro del compositor ferrarense Luzzasco Luzzaschi, que fue nombrado organista de la corte en 1564. La vida musical del pequeño ducado se encontraba ya entre las más brillantes de Italia, cuando en 1580 el duque Alfonso II formó el famoso “concerto delle donne”, bajo la dirección de Luzzaschi, para la interpretación en veladas privadas en homenaje a su nueva mujer, Margarita Gonzaga. Así se formaba un conjunto de voces femeninas de acuerdo al ideal renacentista cortesano. El conjunto se compuso inicialmente de la afamada soprano y bailarina Laura Peperara, discípula de Giaches de Wert, que también tañía el arpa y a la que dedicó dos volúmenes poéticos Torquato Tasso. Junto a ella, Ana Guarini, la hija del poeta Gian Battista, soprano y laudista, que dieron su primer concierto el 20 de noviembre. Dos años después, tras un adiestramiento intensivo en la viola da gamba en la propia corte ducal, se les unió la condesa Livia d’Arco. A Luzzaschi se le encomendó la dirección del conjunto, la composición de madrigales y el acompañamiento al clave en los conciertos con la ayuda del maestro de capilla, Ippolito Fiorino, al laúd, que completaban los instrumentos tañidos por las damas. Compositores como Ludovico Agostini, Paolo Virchi, Wert y otros aportaron composiciones a las veladas de la música secreta. Otros cantantes como el bajo Brancaccio o Tarquinia Molza tuvieron aportaciones puntuales y vida breve en el conjunto.
Durante casi dos décadas, entre 1580 y 1597, la fama de estas veladas secretas  se extendió y las cortes intentaron crear algo parecido en Florencia, Mantua o Roma. Las tres cantantes interpretaban de memoria música no publicada, compuesta para la ocasión, que quedaba custodiada bajo llave en las dependencias ducales y sólo unos pocos escogidos, capaces de apreciar la belleza, eran invitados a los conciertos. Soberanos, embajadores, cardenales, nobles, poetas y músicos como Caccini, Striggio, Lasso o Gesualdo asistieron a ellas y acrecentaron su prestigio. A la muerte en 1597 de Alfonso d’Este, sin heredero, el ducado de Ferrara pasó a los estados papales y todo este mundo resultó desmantelado. Laura fue, además, asesinada por su esposo en 1598 y sus dos compañeras cantaron juntas por última vez ese año. Luzzaschi partió durante algunos años de Ferrara y, ya liberado de su compromiso, reveló al mundo parte de la música secreta en 1601 con la publicación romana de la colección Madrigali … per cantare, et sonare, a uno, e doi, e tre soprani, homenajeando a la desaparecida corte ferrarense, con mayoría de textos de G.B. Guarini. Las novedades madrigalísticas de Luzzaschi influyeron en Wert, Marenzio o Gesualdo, y notablemente en Caccini, con la representación de La Pellegrina florentina, Peri y Monteverdi, que le incluirá en su relación de la seconda prattica.
El tratamiento innovador de los madrigales de Luzzaschi requería de una gran destreza vocal y un aprendizaje técnico avanzado que incorporaba el acompañamiento instrumental. El interés por dar a conocer este mundo le llevó a detallar en la partitura más allá de la práctica común. Su música posee una virtuosa y profusa ornamentación con glosas, trinos, cadencias prolongadas en melismas y otros ornamentos. Un lenguaje musical lleno de riqueza, microdinámicas, matices y sutileza armónica que expresa la unión íntima con la palabra y que precisa amplias tesituras vocales. La idea principal era experimentar un nuevo lenguaje en unas condiciones excepcionales, con un refinamiento en la interpretación y pasión por el texto poético expresado en la música capaz de producir belleza y turbar. La precisión y claridad en la dicción del texto y su expresión musical en busca del afecto era vital y debía ser aprendida en una vida de plena dedicación musical. La Venexiana consigue transportarnos a aquel mundo refinado de comunión íntima entre música y texto de la corte ducal. Cavina realiza una apuesta arriesgada, llevando al límite la expresividad musical y la dinámica en la búsqueda del texto poético, con una dirección incisiva que remarca con crudeza el sentido de la palabra para conmovernos. Para ello ha contado con un trío admirable de sopranos y de un conjunto instrumental dotado de clave, arpa, laúd y viola da gamba que reproduce las condiciones originales. La expresividad, cuerpo y color diferente de la voz de cada una de las sopranos añade una riqueza, sin duda buscada, que pone en valor la música. La intervención de Roberta Mameli, con una voz dulce, bella y limpia, llena de sutileza, contrasta con el gran sentido dramático, la dicción muy expresiva y la voz llena de matices de Emanuela Galli, que se adapta tan bien a esta música, mientras Francesca Cassinari demuestra su dominio del lenguaje musical de la época. El programa madrigalesco se completa con interludios instrumentales del propio Luzzaschi y con algunas otras obras de compositores relacionados con el concerto delle donne. En el interesante ensayo que acompaña esta edición, Stefano Russomanno, colaborador de esta casa, nos adentra en el refinado mundo y las características musicales de la música secreta de Ferrara. Música bellísima, en suma, que tiene una interpretación notable y comprometida a cargo de La Venexiana.

Manuel de Lara

descuentos especiales

16,95 €

Glossa
Luzzasco Luzzaschi
Concerto delle Dame

33,90 €

Glossa
L’incoronazione di Poppea
Claudio Monteverdi
50,85 €
48,31 €

16,95 €

Glossa
Luzzasco Luzzaschi
Concerto delle Dame

33,90 €

Glossa
L’incoronazione di Poppea
Claudio Monteverdi

33,90 €

Glossa
Il ritorno d'Ulisse in patria
Claudio Monteverdi
84,75 €
76,28 €

+ del mismo compositor

11,95 €
Glossa
Luzzasco Luzzaschi
Quinto Libro di Madrigali [Serie Cabinet]

+ del mismo artista

16,95 €
Glossa
Claudio Monteverdi
Scherzi Musicali
16,95 €
Glossa
Gesualdo da Venosa
Quinto Libro di Madrigali, 1611
33,90 €
Glossa
Il ritorno d'Ulisse in patria
Claudio Monteverdi

+ del mismo sello

25,90 €
Glossa
Musique de salon
Claude-Benigne Balbastre
16,95 €
Glossa
Georg Friedrich Haendel
Duetti da camera
16,95 €
Glossa
Giaches de Wert
La Gerusalemme Liberata
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00