buscar

Orfeo | OPERA | ROMANTICA Y NACIONALISTA (3 CD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

29,85 €

Faust
Charles Gounod


REF.: C805103D
EAN 13: 4011790805320



FECHA DE PUBLICACIÓN
06/10/2010

INTÉRPRETES

Piotr Beczala, Doktor Faust
Kwangchul Youn, Méphistophélès
Soile Isokoski, Marguerite
Adrian Eröd, Valentin
Michaela Selinger, Siébel
Zoryana Kushpler, Marthe Schwertlein
Hans Peter Kammerer, Wagner

Chor und Orchester der Wiener Staatsoper
Bertrand de Billy, director



CONTENIDO

Charles Gounod (1818-1893):

Faust
Ópera en cinco actos
Libreto de Jules Barbier y Michel Carré sobre la obra Faust et Marguerite de Michel Carré

3 CD - DDD - 162'34''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

El tres parece ser un número, si no mágico, al menos cómodo para organizar nuestra vida. No ha mucho un conjunto de tres lo formaron sendos tenores que movilizaron masas, suscitaron apetencias y vendieron productos. Muerto uno, medio silenciado otro y un tercero todavía en sana y fecunda actividad, puede que muchos se estén preguntando por los sucesores. Una trimurti que cualquier lector puede y hasta debe plantearse. Ahí va una propuesta: Marcelo Álvarez, Juan Diego Flórez y Jonas Kaufmann. Entre estos tres, aparte sus personales virtudes, que son muchas y bien conocidas, se asegura una suficiente amplitud de repertorio, la necesaria para satisfacer los gustos actuales, siempre cumplimentados con las suficientes garantías. Pero hay un cuarto tenor capaz de opositar su pertenencia a tan selecto círculo, quebrantando (o ampliando) así el hechizo que supone aquel confortable número tres. Es polaco, como dos célebres antecesores, Jean de Rezske y Jan Kiepura, de los que parece haber heredado alguna de sus cualidades: la elegancia innata y la buena presencia de uno, el impacto directo o la simpatía inmediata en el público del otro. Y llegó ya la oportunidad de citarle: se llama Piotr Beczala y motivan estos comentarios dos publicaciones recientes que permiten hacernos un buen retrato, aunque no del todo completo, de su personalidad tenoril y profesional. Presente en los mayores escenarios europeos, Beczala cantó en Bilbao el Duque de Mantua, Alfredo Germont y el Faust de Gounod, y en el Real madrileño el otro Faust, el de Berlioz. No se trata, pues, de un total desconocido para el aficionado nacional.

Precisamente el primer Faust citado, el de Gounod, justifica el inicio del comentario de esta nota. Ningún nombre francés (qué pensaría Gounod de esta globalización de su más famosa obra) en este Faust proveniente de la Ópera de Viena, captado en vivo durante el otoño de 2009: el polaco seduciendo a una finlandesa, incitado y sostenido por un diablo coreano, en medio de un grupo de austriacos que asisten curiosos a tan inquietante acontecimiento. Sólo, oculto en el foso, un Bertrand de Billy francés, parisino como el compositor para más parentesco, viene a subsanar esa carencia gala en obra tan asociablemente francesa, tan de ellos casi como La Marsellesa. Se trata de una velada excelente, en la que se ejecuta la difundida partitura de manera bastante completa: falta, eso sí, el ballet de la noche de Walpurgis, pero tal carencia se compensa con la escena en el interior de la casa de Marguerite, ésta consolada por Siebel tras haber sido seducida y abandonada, triste situación de la que normalmente se prescinde, inexplicablemente, incluso en grabaciones discográficas de estudio. Soile Isokoski, la finlandesa, es una Marguerita delicada y dulcísima que aprovecha las melodías gounodianas para hacer un retrato de una joven que pasa de la ilusión amorosa a la desesperación de manera tan imperceptible como eficaz. El coreano es Kwangchul Youn, quien hace de Méphistophélès el demonio embaucador, irónico y algo petulante que produce más simpatía que rechazo, como la mayoría piensa que debe ser. El barítono austriaco Adrian Eröd pone en Valentin el adecuado colorido lírico y la también austriaca Michaela Selinger el tono mezzosopranil asociado habitualmente al joven einfeliz pretendiente de Marguerite. Pero quien parece dominar el equipo es el Faust del protagonista de estas líneas, Piotr Beczala. Se lo permite la inminente belleza de la voz, de colorido más cercano al tenor meridional que al centroeuropeo, sirviendo a un canto fluido y flexible -al que, sin embargo, y poniéndonos exquisitos, se le podría exigir por momentos mayor utilización de la media voz-, que se desliza por la sinuosa escritura de su melódica parte con un dominio de la misma y con una gracia y satisfacción propias de un intérprete que merece ser adjetivado con mayúsculas. Remata las faenas con un agudo cuyas notas, límpidas y seguras, evocan a veces la luz, otras la suavidad y la iridiscencia de una perla, natural desde luego.

Beczala es un tenor muy completo, pues dentro de su categoría de esencias eminentemente líricas asume un repertorio en el que caben obras checas (Smetana, Dvorák, Janácek), rusas (Chaikovski, Rubinstein), polacas (Szymanowski), italianas (Bellini, Verdi, Puccini, Donizetti), alemanas (Johann y Richard Strauss, Beethoven, Wagner) y francesas (Gounod, Massenet) sin olvidar, desde luego, a Mozart. Y precisamente al repertorio eslavo dedica su tercer recital en solitario, tras uno de canciones polacas y otro de páginas operísticas italianas y francesas. Un ramillete de momentos, entre arias y ariosos, algunos muy conocidos, como la canción hindú del Sadko de Rimski-Korsakov,que tentó hasta al tan admirado Miguel Fleta, y que su colega Beczala desgrana en dos versiones (una con acompañamiento orquestal más denso y nutrido). Otra parte bien difundida es el aria del Lenski chaikovsquiano, que se empareja con rarezas polacas de Nowowiejski (Leyenda báltica), Zelenski (Janek) o Moniuszko, del que incluye fragmentos de La mansión encantada, Halka y Flis. Ni que decir tiene que todo el disco, además del interés por el repertorio elegido (atención a la bellísima canción de Rafael, Raphael o Raffaello, de Arenski), es de una calidad notoria. El intérprete, que ha registrado el disco apenas dos meses después de cantar el Faust vienés antes comentado, no sólo está cómodo con lo que está cantando, aunque fugazmente se atreva con situaciones que puedan parecer más pesadas para sus medios como puede ser el histérico brindis previo a la muerte de Hermann en La dama de picas; también disfruta de lo que está cantando, en complicidad con un joven director de orquesta, Lukasz Borowicz quien ya debutara en el medio discográfico acompañando a la gran Ewa Podleš en otro magnífico recital al frente también de la excelente Orquesta de la Radio Polaca.

Fernando Fraga

+ del mismo compositor

13,95 €
IBS Classical
Mariola Cantarero
Canciones en La Alhambra
16,95 €
Alpha
Vivent les vacances !
Melodías de Gounod, Saint-Saëns & Lalo
16,95 €
Carus
Gounod; Dvorák
Réquiem; Misa en Re

+ del mismo artista

13,20 €
Orfeo
Nicolai Ghiaurov
Verdi, Rossini, Tchaikovsky & Mussorgsky
29,85 €
Orfeo
Plácido Domingo
Arias y escenas en la Ópera de Viena
16,95 €
Ondine
Soile Isokoski canta...
Tres himnos; Arias de ópera

+ del mismo sello

29,85 €
Orfeo
Giuseppe Verdi
Don Carlo
13,20 €
Orfeo
Wolfgang Amadeus Mozart
Concierto para flauta, música para ballet...
17,95 €
Orfeo
Kubelik dirige Haydn
Misa de Santa Cecilia
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00