buscar

Dynamic | OPERA | ROMANTICA Y NACIONALISTA (1 DVD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

27,90 €

L'Equivoco Stravagante
Gioacchino Rossini


REF.: CDS 33610
EAN 13: 8007144336103


Tras su estreno, el Extravagante Equívoco de Rossini disfrutó de escasa difusión por las innovaciones de su libreto. Afortunadamente, versiones tan logradas como este directo del Festival Rossini la convierten en una ópera irreemplazable. Emilio Sagi lo envuelve todo en un clima de fascinante multicolor mientras que el espléndido reparto (Korchak, Prudenskaja, de Simone, Vinco) colabora al buen resultado de la propuesta, inspirados por el sabor y la gracia que emergen desde el foso. Un Rossini de primera.

FECHA DE PUBLICACIÓN
10/12/2009

INTÉRPRETES

Marina Prudenskaja
Marco Vinco
Bruno de Simone
Dimitry Korchak
Amanda Forsythe
Ricardo Mirabelli

Orquesta Haydn de Bolzano e Trento
Umberto Benedetti Michelangeli, director musical
Emilio Sagi, director de escena



CONTENIDO

Gioacchino Rossini (1792-1868):

L'Equivoco Stravagante
Dramma giocoso per musica in due atti
Libreto de Gaetano Gasbarri

Opening
Sinfonia

Acto I

Si cela in quelle mura (Ermanno)
Occhietti miei vezzosi (Buralicchio)
Oh! come tacita (Chorus)
Ti presento a un tempo istesso (Quartet)
Parla, favella (Gamberotto)
Sì, trovar potrete un altro (Ermanno)
Finale I
Opening

Acto II

Perché sossopra (Chorus)
Vedrai fra poco nascere (Frontino)
Vieni pur (Ernestina)
E mi lascia così? (Ermanno)
Speme soave (Ernestina)
Il mio germe (Gamberotto)
Se per te lieta ritorno (Ernestina)
Finale II

1 DVD - NTSC / 16:9 / DD 5.1 / LPCM 2.0 / Zona: todas / Subtítulos: italiano, inglés, alemán, francés, español - 165'


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Cuando Rossini estrenó L’equivoco stravagante (Bolonia, 1811) tenía 19 años y tras sí sólo la experiencia de haber triunfado en Venecia con la divertida farsa en un acto La cambiale de matrimonio. Sin embargo, la atención conseguida bien por encima del “de estima” que mereció aquel dramma giocoso en la ciudad adoptiva del compositor pesarense, no se debió a la calidad de su música sino a la extrañeza del texto redactado por Gaetano Gasbarri, que soliviantó a cierto público bien pensante de la época ante las situaciones plasmadas en el escenario, una de ellas demasiado llamativa. La trama se ocupa de las estratagemas que los criados de turno, Rosalia y Frontino, inventan para proteger el amor entre Ernestina y Ermanno, impidiendo que la chica se case con el estúpido pero noble Buralicchio, el esposo elegido por su pretencioso padre Gamberotto, un nuevo rico deseoso de escalar peldaños sociales. Hasta aquí nada nuevo, pues, en esta nueva muestra del planeta bufo italiano. La novedad llegaba vía procedimiento: los criados, para impedir el enlace no querido, hacían creer a Buralicchio que Ernestina es en realidad un castrado camuflado de mujer para evitar ser llamado a armas. Se puede uno imaginar sin hacerse demasiados quebraderos de cabeza lo que esta situación habría divertido a Rossini, sobre todo cuando compuso el dúo entre Ernestina y Buralicchio Vieni pur, a me t’accosta (el n.º 13 de la partitura), en el que el personaje masculino observa aterrorizado los avances seductores del femenino, convenciéndose paulatinamente, a medida que va observando a la muchacha, de que no existe la menor duda de que se trata de un hombre travestido en mujer. Tras su estreno, este “extravagante equívoco” disfrutó de escasa difusión. Se escuchó en 1825 en Trieste, con argumento cambiado, y luego permaneció en un sangrante anonimato, increíblemente, hasta 1964 en Siena (muy manipulada) y luego 1974 cuando se ocupó de ella, más seriamente, la RAI napolitana, para la ocasión con un reparto excelente que reunía a Sesto Bruscantini, Rolando Panerai, Elena Zilio y Margherita Guglielmi, dirigidos por Bruno Rigacci. A la vuelta del nuevo siglo, a partir del 2000 comienza la obra su resurrección con posibilidades de instalarse en el repertorio a partir de las representaciones de Bolonia, Bad Wildbab (con Alberto Zedda, recogida por el catálogo Naxos) e indudablemente Pesaro. Al Festival Rossini llegó en 2002 en un montaje de Emilio Sagi, propiciado por el éxito alcanzado con su montaje anterior de Il viaggio a Reims, convertida desde entonces en la exhibición final de los alumnos aventajados de los cursos de la academia rossiniana que cada verano se organizan en la ciudad adriática. En su momento la visión de Sagi, situado en los años setenta del pasado siglo de manera vistosa y elegante, al que tuvo mucho que sumar el original vestuario de Pepa Ojanguren y los equivalentes, luminosos, decorados de Francesco Calcagnini, resultó algo chocante y hasta incomodó a cierto sector del público. Pero en la reposición de agosto de 2008, con algunos cambios (la que ahora a Dynamic nos ofrece en DVD) la aceptación fue más abierta y positiva, como si los trabajos del regista ovetense ganaran con los años. Manteniendo siempre el mismo sentido del humor, matizado por algunos detallitos escabrosos que nada mal encajan en la acción, ésta se desliza ahora con mayor comodidad, los personajes están más redondeados (un de los aciertos es Buralicchio en ridículo play-boy) y los gags aparecen más evidentes, ganando el espectáculo en general en definición y efectos. Todo envuelto en un clima de fascinante multicolor. Claro que el espléndido reparto colabora al buen resultado de la propuesta, ya desde el sabor y la gracia que emergen desde el foso merced a Umberto Benedetti Michelangeli, sobrino del mítico pianista. La parejita joven, los rusos Dimitry Korchak y Marina Prudenskaja, suman capacidades musicales con físico adecuado, base apropiada para que las acertadas indicaciones del director escénico adquieran la suficiente relevancia y capacidad para resultar así asombrosamente creíbles. Los dos bufos, Bruno de Simone y Marco Vinco, son dos piezas decisivas en los repartos de los últimos festivales rossinianos; por ello, no es casual que uno de los momentos a destacar de la representación (¡lastima la brevedad!) sea su duettino Ah vieni al mio seno (N.º 3), germen o esbozo para sucesivos “encuentros” de este tipo de entidades rossinianas, una de cuyas consecuencias puede ejemplificarse en el enfrentamiento de Don Magnifico y Dandini en el acto II de La Cenerentola. Y los criados, la neoyorkina Amanda Forsythe (brillante en su aria di sorbetto) y el argentino Ricardo Mirabelli, no pierden ninguna oportunidad entre las varias brindadas a sus personajes. El papel de Ernestina, la protagonista, una “afecta a la literatura” tal como la describe Gasbarri, fue compuesto por el joven Rossini a la atención de la célebre contralto Maria Marcolini (pronto primera protagonista de Clarice e Isabella) y por ello no es de extrañar que esté bien privilegiada por el compositor. Llama la atención lo bien que sabe aprovechar esas oportunidades la recién llegada Prudenskaja en esta deliciosa joyita de un Rossini que no es aún del todo Rossini pero ya apunta bastantes modales para ser considerado el mejor de los Rossini.

Fernando Fraga

+ del mismo compositor

35,90 €
Opera Rara
Adelaide di Borgogna
Gioachino Rossini
15,95 €
Aglae Música
Alex Vicens
Mattinata
16,95 €
Lindoro
Grandes cantantes en el...
Capsir, Battistini, Barrientos, Lázaro, Fleta,...

+ del mismo sello

27,90 €
Dynamic
Renata Scotto
El recital de Tokio de 1984
35,90 €
Dynamic
Anna Bolena
Gaetano Donizetti
27,90 €
Dynamic
La Sonnambula
Vincenzo Bellini
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
c/ Amnistía, 5
28013 Madrid
Teléfono 91 8053899

LUNES A SÁBADO
11:00-14:00
17:00-20:00

A PARTIR DEL LUNES 22/10:
lunes a viernes: 16:00-20:00
sábados: 10:00-14:00