buscar

Glossa | CORAL | SIGLOS XX Y XXI | SINFONICA (2 CD)

Facebook Twitter

precio

25,90 €

Claude Debussy
Música para el Premio de Roma


REF.: GCD 922206
EAN 13: 8424562222069
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 21/10/2019

Entre 1880 y 1882 Claude Debussy se presentaría en tres ocasiones al egregio Prix de Rome, concurso instituido en la Francia napoleónica para premiar la excelencia en el ámbito de las artes musicales. Este primer volumen de la serie de Glossa sobre el Prix recoge unas composiciones muy poco conocidas del galo: además de la cantata Le Gladiateur y las primeras versiones de L’Enfant prodigue y Printemps, comparece una deliciosa versión para piano y voz de La Damoiselle élue y obras corales de impecable factura. Un disco excepcional que Hervé Niquet y sus sobresalientes efectivos bordan con las más exquisitas sedas.


FECHA DE PUBLICACIÓN
10/12/2009

INTÉRPRETES
Guylaine Girard, soprano
Sophie Marilley, mezzo-soprano
Bernard Richter, tenor
Alain Buet, barítono
Marie-Josèphe Jude, piano
Jean-François Heisser, piano
Coro de la Radio Flamenca
Orquesta Filarmónica de Bruselas
Hervé Niquet, director


CONTENIDO

Claude Debussy (1862-1918):

CD 1

Le Gladiateur (1883)
Invocation (1883)
La Damoiselle élue (1888)

CD 2

Printemps (1887)
Le Printemps (1884)
Salut Printemps (1882)
L’Enfant prodigue (1884)

2 CD - DDD - 48'17''+53'32''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Tras su exquisita colección dedicada a los escritores y la música que presentábamos en el pasado boletín, Glossa y su marca filial Ediciones Singulares nos ofrecen los frutos de otra importante iniciativa que atestigua el prestigio alcanzado por el sello de San Lorenzo de El Escorial en los medios musicales europeos: la colección Musiques du Prix de Rome, fruto de un acuerdo suscrito con el Centre de musique romantique française que tiene su sede en el Palazzetto Bru Zane de Venecia, cuyo primer volumen está, con plena justicia, dedicado a Debussy, sin duda el autor históricamente más importante de cuantos obtuvieron el codiciado galardón (con permiso, claro está, de Berlioz, Gounod, Bizet, Massenet, Dukas y un larguísimo etcétera). Si para el mercado francés el proyecto se ha plasmado en un cuidado libro con doble CD, que contiene varios artículos a cargo de estudiosos de diversas nacionalidades, más una selección de la correspondencia enviada desde su “destierro” en Villa Medici por el inquieto autor y una rica iconografía, para la edición internacional se ha optado por la presentación de los discos en formato digipack, y documentarlos –en cuatro idiomas, español entre ellos– con un artículo de nuevo cuño de Bernard Dratwicki sobre la historia del premio, además del de Denis Herlin ya incluido en el libro original sobre los avatares del músico en su lucha por obtenerlo: presentación a sucesivas convocatorias, obras presentadas a las mismas y envíos desde Roma en cumplimiento de las cláusulas del concurso.

El Premio de Roma, es sabido, tiene su origen en la Francia napoleónica; instituido en 1803, será durante más de siglo y medio, pese a sus denunciadas carencias y sus resabios academicistas, el máximo galardón concedido por un Estado ejemplar en la tutela del prestigio y los intereses nacionales en el campo de las bellas artes. La relación de los compositores premiados –y, por contraste, los fracasados y rechazados– compone una historia bastante completa de la música francesa del periodo, hasta que los sucesos de mayo del 68 acabaran, como con tantas cosas, con una institución considerada una reliquia del pasado. Durante el siglo XIX las reglas del concurso privilegiaban la dedicación a la escena lírica, y así, en la época en que Debussy opta al premio, tras las pruebas eliminatorias –una fuga y un coro–, la final consistía en una cantata para tres personajes y coro de tema bíblico, mitológico o histórico. Entre 1882 y 1884 nuestro autor se presenta a las tres convocatorias; si en la primera no supera la fase preliminar, en la siguiente accede a la final y obtiene un segundo premio, siendo declarado vencedor a la tercera. Se conservan, por tanto, las composiciones corales de los tres años (Salut Printemps, Invocation y Le Printemps) más las dos cantatas de 1883 (Le Gladiateur) y 1884 (L´enfant prodigue).

Todas estas obras, prácticamente desconocidas (a excepción de la última) figuran en la novísima entrega de Glossa, que incluye asimismo dos de los preceptivos envíos romanos –pues el primero de ellos, la oda sinfónica Zuleima (1886), se ha perdido–: se trata, como es lógico, de las obras más maduras e interesantes, la suite sinfónica para coro mixto y orquesta titulada Printemps (1887) y el poema lírico La damoiselle élue (1888) para soprano, mezzo, coro femenino y orquesta, aunque ambas se ofrecen aquí en la versión con acompañamiento pianístico. Si en las primeras obras nos hallamos ante un Debussy académico, escolar, interesante sobre todo para conocer sus orígenes y puntos de partida –aunque las verdaderas muestras de su talento están, en esos años juveniles, mucho mejor representadas en sus numerosas canciones, en las que explora todo un mundo de nuevas sugerencias poéticas y combinaciones sonoras–, las obras concebidas en Roma nos muestran ya a un Debussy mucho más libre, cuyas osadías no pasaron desapercibidas para los informantes de la Academia, que apreciaban en ellas un “impresionismo vago queolvida la importancia de la precisión del dibujo y de la nitidez de la forma”. Nuestro audaz becario investigaba ya en los rasgos que constituirán la marca del genio en las obras de su primera madurez.

Para la ocasión Glossa ha contado con la entusiasta colaboración de Hervé Niquet, aquí alejado de sus más frecuentes dedicaciones barrocas, al frente de la Filarmónica de Bruselas y el Coro de la Radio Flamenca. En las dos cantatas del concurso –Le Gladiateur y L´enfant prodigue–, ambas en versión orquestal, la soprano Guylaine Girard, el tenor Bernard Richter y el barítono Alain Buet prestan un muy destacado concurso, mientras en las tres composiciones corales con solista (el tenor en una, la soprano en otras dos) los pianistas Marie-Josèphe Jude y Jean-François Heisser son piezas esenciales en la recreación del convencional clima poético, como también lo son en las más maduras obras romanas –ambos en Printemps acompañando las vocalizaciones corales, y Heisser en solitario junto a las dos solistas –la citada soprano y la mezzo Sophie Marilley– y el coro femenino, en La damoiselle élue. Un álbum magnífico que no podía inaugurar con mejores resultados la apasionante nueva iniciativa de Glossa que tantos hallazgos nos reserva.

Santiago Salaverri

descuentos especiales

25,90 €

Glossa
Claude Debussy
Música para el Premio de Roma

25,90 €

Glossa
Gustave Charpentier
Música para el Premio de Roma
51,80 €
49,21 €

25,90 €

Glossa
Claude Debussy
Música para el Premio de Roma

25,90 €

Glossa
Gustave Charpentier
Música para el Premio de Roma

25,90 €

Glossa
Camille Saint-Saëns
Música para el Premio de Roma
77,70 €
69,93 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Fuga Libera
Claude Debussy
Cuarteto, Trío; Danzas
17,95 €
Orfeo
Encores
Obras de Boccherini, Granados, Debussy...
17,95 €
Orfeo
Saint-Saëns, Debussy, Ravel...
Obras para violonchelo

+ del mismo artista

16,95 €
Glossa
Pierre Bouteiller
Réquiem para voces masculinas
11,95 €
Glossa
Henry Purcell
Dido & Eneas [Serie Cabinet]
16,95 €
Glossa
Louis Le Prince
Missa Macula non est in te

+ del mismo sello

17,95 €
Glossa
Marc-Antoine Charpentier
Misa a 8; Te Deum
16,95 €
Glossa
Johann Sebastian Bach
El arte de la fuga
16,95 €
Glossa
Juan Crisóstomo de Arriaga
Integral de cuartetos [con instrumentos de...
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00