buscar

Neos | INSTRUMENTOS | SIGLOS XX Y XXI (2 SACD)

Facebook Twitter

precio

27,90 €

Galina Ustvolskaya
Obra completa para piano


REF.: NEOS 10904/05
EAN 13: 4260063109041
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 25/11/2019

"Siguiendo la señal divina"
La obra pianística de Galina Ustvolskaya

“Muchos consideran al piano como el instrumento central de mi labor compositiva, pero no es cierto” – afirmaba Galina Ustvolskaya. Con esta confirmación, la compositora rusa no estaba tratando negar el potencial de las teclas blancas y negras, sino expresando su defensa de la pureza de la música, de su fuerza espiritual libre de toda normativa técnica y de toda dependencia coyuntural, como puede ser la de un encargo para dicho instrumento. “Si Dios me da la oportunidad de escribir algo, no tengo duda de que debo hacerlo. […] Y solo empiezo a componer cuando siento haber alcanzado un propicio estado de gracia.”

En siete ocasiones se ha visto guiada por la “señal divina” para componer obras solísticas para piano. Su estilo rebasa las fronteras técnicas del propio instrumento sin pretender conseguir resultados efectistas. Cada sonido, cada tono adquieren un sentido profundo remitiendo a su vez a otro nivel cognitivo el de un arcaísmo inexorable que pese a su profunda creencia escapa a toda interpretación estrictamente espiritual o religiosa. El vasto horizonte de los registros, los dinámicos contrastes y la insistencia casi patológica sobre algunos tonos centrales definen el lenguaje sonoro de Ustvolskaya, vinculado a una dimensión existencial que llama la atención por su extremada concentración expresiva, por la falta de compromiso y por la austeridad del material compositivo.

No obstante en su lenguaje se reconoce también una interacción soterrada con la tradición, sobre todo perceptible en los 12 Preludios de 1953 escritos como reacción a los 24 Preludios y Fugas de Dimitri Shostakovich, que a su vez remiten a la obra de Johann Sebastian Bach. El propio Shostakovich ofrecería en 1951 a su admirada alumna Ustvolskaya un ejemplar de sus preludios y fugas escritos. Si bien los Preludios adquieren una posición excepcional dentro de su trayectoria compositiva, sus seis Sonatas para piano son un claro reflejo de su evolución artística.

Las adherencias producto de su relación con la tradición son apenas perceptibles en la Sonata no 1 (1947) cuya forma imaginaria sugiere una secuencia A-B-A: dos estructuras melódicas rudimentarias enmarcan una parte central que evoca una atmósfera de recogimiento interior. La Sonata no 2 (1949) está dominada por los impulsos líricos. Colores desvaídos y una energía penetrante alternan y se comprimen en un ritmo estoico acompañado de curvas de intensidad creciente y decreciente. Mientras la segunda Sonata recuerda a severos ritos de conjuración, la Sonata no 3 (1952) se define a partir del contraste establecido entre sonoridades de carácter diametralmente opuesto.

La alternancia de motivos temáticos de pequeño formato con inserciones de carácter coral establecen una tensión continuada entre una actitud de carácter contemplativo y una actitud de carácter impulsivo. La Sonata no 4 (1957) aplica de manera consecuente el mismo principio compositivo. Su estructura se divide en cuatro partes relacionadas entre sí pero con diferentes tempi. Los trinos como unidad constructiva de la obra evocan una imagen tonal ornamentada, al tiempo que el uso de los clusters polifónicos avanza un elemento característico de las sonatas posteriores.

Tuvieron que transcurrir casi 30 años para que Ustvolskaya volviera a dedicarse a la forma de la Sonata. En 1986 compuso la Sonata no 5 articulada en diez partes breves y solo dos años más tarde escribiría la última de sus Sonatas, la Sonata no 6, caracterizada por un estricto crescendo dramatúrgico. Si bien la estructura formal de ambas obras es absolutamente diferente, no dejan de tener un paralelísimo espiritual que se revela sobre todo en una despiadada melancolía proyectada a través de los bárbaros fortissimi, los martillazos de los clusters y la alternancia con fases de un agónico silencio.

Egbert Hiller
Traducción del alemán: Susana Zapke


FECHA DE PUBLICACIÓN
21/09/2009

INTÉRPRETES

Sabine Liebner, piano



CONTENIDO

Galina Ustvolskaya (1919-2006):

SACD 1

1-12. 12 Preludios (1953) 20:54
13-16. Sonata para piano No. 1 (1947) 09:12
17-18. Sonata para piano No. 2 (1949) 10:03

SACD 2

1. Sonata para piano No. 3 (1952) 17:20
2-5. Sonata para piano No. 4 (1957) 09:44
6-15. Sonata para piano No. 5 (1986) 16:00
16. Sonata para piano No. 6 (1988) 06:09

2 SACD - DDD - 90'12''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

... más que las avalanchas, el gota a gota está reservado para los compositores de culto: en diez años, algunos cedés en hatArt y uno para Erato con el potemkiniano Concierto para piano hasta esta publicación de los 12 Preludios y las 6 Sonatas de Ustvolsakaya que rondó los 90 años cuando murió anteayer...

... escucho la música violentamente agitada por síncopas y rupturas, por saltos rítmicos, disonancias (silbidos, ladridos del viento, crepitación de balas) interrumpidas por solemnes corales o invectivas callejeras...

... escucho la música y se parece a un mar que recibe todas las corrientes de agua que se vierten en él... el mar, o es la música de Ustvolsakaya, da la impresión de poder contenerlo todo, y a la vez de estar amenazado de desbordamiento...

... pienso en Pushkin cuando escribe sobre la ciudad polvorienta debajo de los cielos claros, del otro lado de las sombras, cuando dice la imposibilidad de descubrir el cielo libre sobre el océano, pienso en Blok vagabundeando sobre los muelles del Neva hasta las calles desoladas en la periferia de la ciudad, la ciudad que no es sino una misteriosa sucesión de masas oscuras, gigantescas, y sus luces frías, eléctricas, irresistibles, la ciudad de Ustvolsakaya, San Petersburgo de los tantos nombres, la ciudad que tanto ha marcado a sus artistas (fuese al revés), les ha dado, frente a la vital Moscú, un toque sofisticado hasta la decadencia (en el sentido raveliano, de abono)... espantoso fantasma que fingía ser su ciudad...

... obra ambigua, doble, o dialéctica, en la que coexisten la barbarie industrial del joven Prkf o de Mosolov (Sonata 6) y el ritmo desvaído de los simbolistas (Tpo 1 de la Sonata 2 y la desaparición de la barra de compás, la desaparición del tema; Sonata 4 con sus paisajes evanescentes entre vapores de éxtasis místicos), el arte de los contructivistas (Lourie, acaso Roslavetz) y la labor de los deconstructivistas (Wyshnegradsky, Schnittke), el molde sonoro de la forma (Bach-Shostakovich) y su corrosión (Bach-Schnittke)...

... convirtiendo el insulto asesino en cumplido, se podría aplicar a Ustvolsakaya lo que el infame Jdanov dijo de Akhmatova: una monja fornicadora que mezcla los rezos con la lujuria; en este caso Sabine Liebner es una monaguilla ideal.

Pierre Élie Mamou

descuentos especiales

27,90 €

Neos
Galina Ustvolskaya
Obra completa para piano

16,95 €

Neos
John Cage
One, One2, One5
44,85 €
42,61 €

27,90 €

Neos
Galina Ustvolskaya
Obra completa para piano

16,95 €

Neos
John Cage
One, One2, One5

16,95 €

Neos
John Cage
ASLSP (para piano solo)
61,80 €
55,62 €

+ del mismo compositor

63,80 €
Neos
Bienal de Salzburgo
Festival para la Nueva Música 2009

+ del mismo artista

16,95 €
Neos
John Cage
ASLSP (para piano solo)
16,95 €
Neos
John Cage
One, One2, One5

+ del mismo sello

16,95 €
Neos
Friedrich Cerha
Música de cámara con clarinete
17,95 €
Neos
Bruno Maderna
Integral de la obra orquestal, vol. 2
16,95 €
Neos
Denis Schuler
The Lines: ciclo de solos y duetos
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado