buscar

Supraphon | ROMANTICA Y NACIONALISTA | SIGLOS XX Y XXI | SINFONICA (4 CD)

Facebook Twitter

precio

25,90 €

The Karel Ancerl Edition Vol. 43
Britten, Dobias, Kalabis, Eben...


REF.: SU 39442
EAN 13: 0099925394424
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 19/08/2019


FECHA DE PUBLICACIÓN
17/06/2008

INTÉRPRETES

Eric Schilling, narrador
Vlach Quartet
Prague Philharmonic Choir
Kühn Children’s Choir
Czech Symphony Orchestra
Karel Ancerl, director



CONTENIDO

CD 1

Britten: The Young Person’s Guide to the Orchestra, Op. 34
Hurník: Four Seasons, Ondráš

CD 2

Dobiáš: Build Up Your Country to Reinforce the Peace
Kapr: In the Soviet Country
Kalaš: The Nightingale and the Rose

CD 3I

Kalabis: Concerto for Violin and Orchestra No. 1, Op. 17
Seidel: Concerto for Oboe and Orchestra No. 2
Jirko: Concerto for Piano and Orchestra No. 3 in G major

CD 4

Eben: Concerto for Piano and Orchestra
Borkovec: Symphony for Large Orchestra No. 2

4 CD


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Vamos, que no se conoce a ninguno de los autores interpretados. Bueno, no es verdad, el título es parcialmente falso y su corolario también: de la plétora de compositores checos recogidos en este álbum final -4 CDs- de la extraordinaria Edición Karel Ancerl consagrada por Supraphon al gran director de orquesta (1908-1972), Britten –que no es checo, claro, es el único foráneo de la nómina- es bien conocido, y tanto Pavel Borkovec como Václav Dobiáš habían aparecido respectivamente en los previos volúmenes 30 (Concierto para piano nº 2) y 40 (Sinfonía nº 2) de la serie. Pero, con contrita humildad, el que firma reconoce que, hasta hoy, no había oído hablar de Ilja Hurník, Jan Kapr, Julius Kalaš, Víktor Kalabis, Jan Seidel, Ivan Jirko o Petr Eben. Bueno, casi (ya se explicará cerca del final). Y, tras dejarle al ordenador que tome aliento después de transcribir la previa retahíla de nombres, vamos a los resultados de esta exuberancia fonética. 

A lo largo de varios artículos en esta publicación, Papageno ha ido desgranando las claves interpretativas de Karel Ancerl, y creo obligado citar sus palabras en su último comentario sobre esta edición: “Paso a paso, se ha ido construyendo un retrato del director a la luz de sus interpretaciones. Su limpia manera de reproducir cada partitura, lo infalible de sus ritmos, lo preciso de sus frases, lo exacto y convincente de sus acentos, la claridad de sus texturas, lo incisivo de sus planteamientos, lo magnético de sus propuestas, lo ortodoxo de sus aproximaciones a cualquier obra, del clasicismo hasta finales del siglo XX, más allá de que, en ocasiones, pudiera parecer que su estilo peca de sequedad, de efusión, hicieron de él, lo hemos comprobado paulatinamente, una de las mentes preclaras del siglo precedente en un campo tan debatido como el de la dirección de orquesta.”

Las Variaciones Purcell, grabadas en 1958, y añadida locución en el Estudio Domovina en 1963 con la voz del británico Eric Shilling –empleando el texto original de Eric Crozier para el documental de la BBC de 1946 que genera la partitura-, son poco más que una curiosidad. Habría sido preferible dejar a Ancerl en solitario con su orquesta, con estupenda lectura de la pieza, sin el aditivo de una narración destinada a ganar compradores del producto en el mercado anglosajón… en la época, años 60, en que se agregó la parte hablada. 

Entrando ya en materia “checa”, primer CD, se podría decir que lo mejor de la música de Ilja Hurnik (1922) es que no es nociva. La suite de cámara Las cuatro estaciones es una de las mas inefables aplicaciones del realismo socialista a la música, tan clara y directa que su misma naïveté llega a resultar atractiva. Cuando Hurnik escribe como título de un movimiento “Cuco”, efectivamente canta un cuco; si habla de “Cosecha” se oye el martilleo de una cosechadora, y si se trata de “Bochorno” asoman mosquitos y moscardones. Que Ancerl tuviera los santos bemoles de dirigir esto con el mismo entusiasmo, entrega y seriedad que la Sinfonietta de Janácek o la Novena de Mahler, es sólo el reflejo de una profesionalidad a prueba de bombas. Los 12 instrumentistas de la Filarmónica Checa están al nivel de su maestro. La devoción de Hurnik  por Orff es comprensible, no compartible y reveladora. Cabe entender que la obra, de ‘organicum’ variable –desde el quinteto de viento hasta la docena de profesores- , haya podido nacer con fines didácticos , y hasta compartir con Jaromí Havlík en sus excelentes notas del libreto que estamos ante una “partitura que suena perfectamente”, pero poco más se puede incluir en la ‘Laudatio’ (?). Bueno, sí, hay algo más que digno de mención: la esplendida grabación de Frantisek Burda del año 1954. La historia del bandolero de las montañas Ondráš , cuya suite de ballet se presenta en una digna grabación de 1958, no aporta mucho más y persiste en la “biensonancia pentagramática” de Hurnik.   

Las obras de Dobiáš (1909-1978) y Kapr (1914-1988) van mucho más lejos en el ámbito del realismo socialista y sus títulos dejan escasas dudas al respecto: Construye tu país para reforzar la paz se llama la obra del primero, y En el país soviético –por si alguien no lo tenía claro- la segunda. Buena escritura coral, al estilo Sviridov , adecuado empleo de los medios orquestales, y poco más: de nuevo hay que descubrirse ante un pedazo de músico como Ancerl, capaz de extraer ‘algo’ de la nada más absoluta. La entrada del barítono en la obra de Kapr resulta peculiar en nuestros pagos: parece que el solista está cantando “Sasibil, mi caserío” en versión checa, pero pasadas las primeras notas concomitantes se advierte que la distancia entre Kapr y Guridi es sideral, naturalmente a favor del de Vitoria. Frente a estas piezas, El ruiseñor y la rosa de Julius Kalaš (1902-1967), de 1961, emerge como una página inmarcesible, gracias, en no poca medida, a la actuación del flautista Géza Novák, el solista de Ancerl en la Filarmónica Checa, que ya había intervenido siete años antes en las Estaciones de Hurnik. 

El Concierto para violín y orquesta de Víctor Kalabis (1923-2006), de 1958/59, nos lleva a otra esfera, de densidad y atmósfera distintas a todo lo hasta ese momento escuchado. Aquí encontramos una obra compacta, importante, de original trazado y fabuloso tiempo central, un Andante angoscioso, en el que el solista Snítil –no menos desconocido que los autores programados-, el hombre que había estrenado la página en 1961, dibuja frases y acentos con inspirado tiralíneas, y en donde Ancerl puntúa el discurso con severidad stravinskiana (una de sus especialidades, como en estas páginas se ha comentado). La fabulosa toma de sonido de František Burda, de 1963, coopera a revestir esta música de un manto de relevancia que el director le ha conferido desde el primer acorde (restallante, por cierto). 

Posee gracia (Moderato gracioso es la indicación del tiempo central) el Concierto para oboe -1955- de Jan  Seidel (1908-1998), inmaculadamente tocado por otro primer atril de referencia en la Filarmónica Checa, Josef Shejbal –también solista en la obra de Hurník-, y combina virtuosismo con apocada fantasía el Concierto para piano nº 3 en Sol mayor -1958- de Ivan Jirko (1926-1978), interpretado con vehemencia por Viktorie Švihlíková; Ancerl lidia el lote con imaginación que a veces suple a la de los propios creadores.

Como en el caso de Kalabis, está reciente el fallecimiento de Petr Eben (1929-2007), a los 78 años de edad. Y aquí, rompamos la tozudez del título, sí estamos ante un autor relevante, internacionalmente conocido, aunque entre nosotros su música esté prácticamente anónima. Su Sinfonía gregoriana de 1954 o su Sinfonía Concertante Horas de la noche de 1975 están entre las obras orquestales más importantes de la escuela checa en la segunda mitad del siglo XX; por otro lado, su Cuarteto –subtitulado Laberinto del mundo y paraíso del hogar- ejerce una influencia similar en el ámbito de lo camerístico. Eben es, además –y lo fue abiertamente, incluso en la época comunista- un compositor casi confesional, de poderosa inspiración religiosa . El Concierto para piano y orquesta, que Ancerl dirige en esta colección, es una obra de 1961, y su espectacular pujanza sonora lo convierte, seguramente, en la pieza estrella de la última entrega de esta colección. Con un primer movimiento rompedor, formidable en su orquestación, Eben muestra sus credenciales desde un principio. El compositor deja al piano en silencio durante varios minutos del Tranquillo central antes de conferirle una sección de dificultad extrema, conspicuamente salvada por el excelente solista, František Rauch, que negocia con no menor capacidad técnica las filigranas rítmicas del indecible Finale, a medio caminoentre Stravinski y Shostakovich. La dirección de Ancerl es prodigiosa a lo largo de toda la pieza, que traduce con el sentido consuetudinario de quien llevara toda la vida interpretando la obra, fabulosamente tocada por una impagable Filarmónica Checa.  

La colección se cierra con una obra nacida para Ancerl y la Filarmónica con motivo del sexagésimo aniversario de la agrupación, en 1956, la Sinfonía nº 2 de Pavel Borkovec (1894-1972), una pagina en ciertos aspecto grandilocuente, de óptima factura técnica y moderada inventiva, que en ciertos momentos parece ilustrativa de una película de dibujos animados, y en la que destaca un Adagio de contundente fuerza dramática –siempre magnífica la respuesta de Ancerl y sus músicos-, con la mirada puesta (más bien clavada) en la Quinta de Shostakovich, y en donde la toma de sonido de Burda vuelve a ser aditamento determinante.

 José Luis Pérez de Arteaga

descuentos especiales

25,90 €

Supraphon
The Karel Ancerl Edition...
Britten, Dobias, Kalabis, Eben...

25,90 €

Supraphon
Karel Ancerl dirige Britten
War Requiem
51,80 €
49,21 €

25,90 €

Supraphon
The Karel Ancerl Edition...
Britten, Dobias, Kalabis, Eben...

25,90 €

Supraphon
Karel Ancerl dirige Britten
War Requiem

31,90 €

Supraphon
Libor Pešek
The Gold Collection
83,70 €
75,33 €

+ del mismo compositor

17,95 €
Orfeo
Daniel Müller-Schott
Las sinfonías para violonchelo: Prokofiev, Britten
20,95 € 19,90 €
Ediciones Singulares
Thomas Mann y la música
Obras de Wagner, Mahler, Strauss, Pfitzner...
25,90 €
Supraphon
Karel Ancerl dirige Britten
War Requiem

+ del mismo artista

9,95 €
Supraphon
Karel Ancerl Gold Edition...
Dvorak
9,95 €
Supraphon
Karel Ancerl Gold Edition...
Martinu
9,95 €
Supraphon
Karel Ancerl Gold Edition...
Bartók

+ del mismo sello

9,95 €
Supraphon
Karel Ancerl Gold Edition...
Brahms
25,90 €
Supraphon
De la casa de los muertos
Leos Janácek
9,95 €
Supraphon
Václav Talich Special...
Dvorák: Poemas Sinfónicos
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00

DESTACADO