buscar

Alpha | BARROCA | OPERA (1 DVD)

Facebook Twitter

precio

33,90 €

oferta

28,80 €

Joseph Bodin de Boismortier
Don Quichotte chez la Duchesse


REF.: ALPHA 711
EAN 13: 3760014197116
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 27/01/2020

The Niquet, Shirley & Dino trio was formed on the occasion of Purcell’s King Arthur, a show that marked the lyric stage and the world of the DVD. Five years later, their complicity has been further reinforced, and they present a work close to Hervé Niquet’s heart: Boismortier’s Don Quichotte chez la Duchesse. This opera-ballet, written for Carnival and first performed in Paris in 1743, occupies a particular place in Hervé Niquet’s career since it was the first work played by Le Concert Spirituel 27 years ago: ‘In addition to being composed by a genius of the Enlightenment, this comic opera is a gem of music, wit and humour,’ says he. The wit of the famous Benizio couple is felicitously expressed in this story of which they have rewritten the comedy scenes, which had disappeared: ‘From this succession of episodes, one more incongruous than the next, from this incredible accumulation of remarkably constructed gags (Niquet as Don Quichotte, Corinne Benizio/Shirley in a hilarious cantadora number, accompanied by Hervé Niquet with castanets, Gilles/Dino singing - not too badly! - a courtly air with harpsichord whilst the hysterical Duchess bellows in the wings), ensues a perfectly mad show’ (ResMusica). The whole thing with all the necessary strictness in reproducing the music... Worth noting: the performance of the singer-actors and the splendid costumes and sets. A total spectacle filmed at the Royal Opera of the Château de Versailles.


FECHA DE PUBLICACIÓN
01/12/2015

INTÉRPRETES
Le Concert Spirituel
Hervé Niquet, dirección musical
Shirley & Dino, dirección escénica
Louise Narboni, dirección de vídeo


CONTENIDO

Joseph Bodin de Boismortier (1689-1755):

Don Quichotte chez la Duchesse [DVD]
Cómedie lyrique
Libreto de Charles Simon Favart

*Bonus:

'Making of' [52']

1 DVD -NTSC / Subtítulos: fra, ing, ale - 1h56'58'

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Don Quijote en casa de Niquet o la farsa dentro de la farsa

Javier Sarría Pueyo

Si hay una composición fetiche para Hervé Niquet, esa es la comedia lírica de Joseph Bodin de Boismortier Don Quichotte Chez la Duchesse. Con ella inició la andadura de Le Concert Spirituel en 1988 –para una exposición de Fragonard–, dirigió una producción escénica con Vincent Tavernier en 1996 (Comédie Française), grabándola poco después para Naxos, para culminar –por el momento, con toda seguridad– el año pasado con una nueva producción escénica en Metz y Versalles, cuya filmación edita hoy el sello Alpha.

Entiendo perfectamente la fascinación que Niquet siente por Boismortier, un músico despreciado por su facilidad compositiva y su joie de vivre; único que logró vivir de su profesión sin necesidad de patrón o protector, cuyo catálogo de publicaciones alcanzó el número 102, algo impensable en una época en que un Haendel, por ejemplo, no pasó de seis opus [1].

El “pobre” Boismortier, se decía en su época, era incapaz de desarrollar una idea musical; y es cierto que apenas lo hizo, pero, a cambio, ofreció por página cien ideas brillantes y deliciosas, con un don melódico excepcional. No sé si calificarlo, como hace Niquet, como un genio, pero estoy de acuerdo en que su música, quintaesencialmente francesa en su versión más ligera y coqueta, transmite mucha felicidad.

Don Quichotte chez la Duchesse pone música al famoso episodio de la segunda parte del Quijote (capítulos XXX a LVII) en que Don Quijote y Sancho permanecen un tiempo en la casa de placer de los duques, pergeñando éstos todo tipo de farsas para divertirse a costa de la locura del hidalgo y la simplicidad de su escudero. El libreto, debido a Charles-Simon Favart (otro autor popular bastante menospreciado), se concentra, lógicamente, en unos pocos acontecimientos para elaborar un texto sucinto, sabroso, lleno de momentos hilarantes que son magníficamente aprovechados por el compositor para elaborar una música deliciosa que concentra en apenas una hora treinta y dos números, variada, exuberante, animada y encantadora siempre. Un entretenimiento jocoso con éxito asegurado.

Desde la excelente obertura hasta la espléndida chacona final, pasando por la divertidísima escena de la campesina, el mini episodio de Merlin y los demonios (Qu’il fremisse) apaleando a Sancho (una parodia de las escenas infernales de la tragedia lírica) o el exotismo burlón –una nueva subversión, en este caso de la ópera-ballet– del aria del japonés y su traductor, todo exhala vitalidad y gracia, sin un solo instante de decaimiento.

He de reconocer que, tras la lamentable producción de Les Indes galantes de Rameau que el año pasado editó Alpha y el flojo King Arthur encabezado por el mismo tándem que el de este Quichotte, me esperaba lo peor, pero, felizmente, mis temores eran completamente infundados. Los directores escénicos (Corinne y Gilles Benizio), no estoy seguro si con fundamento, han dado por hecho que se trata de una comédie-ballet y que, en consecuencia, faltan las partes declamadas, aduciendo que sólo con los textos musicalizados la trama es ininteligible. Es la primera vez que leo algo así. Pero sea así o sea para lograr duplicar la duración del espectáculo, lo cierto es que los registas han decidido crear diálogos meramente recitados para proporcionar hilván y cohesión a las partes con música.

Y hay que reconocer que lo han logrado con mucho éxito. En un estilo muy próximo al primigenio, el nuevo texto se adapta a las mil maravillas, está hecho con mucho gusto y resulta tan divertido como el original. Pero no acaban aquí las aportaciones. Han creado dos intermedios bufonescos, siendo uno de sus protagonistas fundamentales Hervé Niquet, quien posee una vena cómica de lo más apreciable, que culminan con una españolada en toda regla, con Corinne Benizio vestida de flamenca cantando –horriblemente mal– El Relicario, Niquet tocando –muy mal– las castañuelas vestido de torero y Gilles Benizio haciendo el payaso. Y tengo que confesarles que yo, que soy un purista, me doblaba de risa. Y es que en esta producción se ha llevado al extremo el teatro dentro del teatro, la farsa duplicada, con una complicidad total entre actores, cantantes, bailarines, orquesta y director.

La escenografía, iluminación, decorados, vestuario, movimiento, coreografías, gestualidad, no son estrictamente barrocos, pero más que un resabio tienen y, sobre todo, encajan a la perfección, sin que uno se sienta irritado lo más mínimo.

Musicalmente se aprecia cómo Niquet se ha radicalizado mucho los últimos veinte años. Los tempos son acelerados, en particular la chacona final, con una gran contundencia general, más aristas y menos suavidad. La orquesta, como ya ocurriera en la grabación en disco, privilegia los graves, con cuatro fagotes, cuatro chelos y dos contrabajos, lo que proporciona una oscuridad muy del agrado del director, respondiendo, por lo demás, con gran calidad y versatilidad. Son varias las licencias que se toma el director –entiendo que con el concurso de los escenógrafos–, siendo la más llamativa la interpretación a lo music hall de la segunda gavota del divertissement del acto segundo, así como del número vocal subsiguiente.

Habida cuenta de las partes habladas, se ha escogido un reparto muy bregado en escenarios. No de otra forma se entiende la elección de François-Nicolas Geslot como Quijote, un estupendo actor, pero cuya voz nunca –y menos hoy– ha sido un prodigio de tesitura, agilidad, control o afinación. A pesar de ello, no se sufre mucho, debido a la escasa dificultad del papel y a sus excelentes prestaciones teatrales. Marc Labonnette compone un Sancho muy sólido, tanto en la declamación como en el canto, con muy buena vena cómica. Chantal Santon Jeffery es lo mejor del reparto y también se lleva la parte del león, con el papel de la Duquesa/Altisidora, técnicamente el más complejo. Con toda lógica asume la ariette final Vole, amour, vole, asignado a una japonesa, que constituye el único número vocal ambicioso de toda la ópera (me extrañaría mucho que Marie Fel, quien encarnó el rol de Altisidora en el estreno, se hubiera privado de cantar esa preciosidad). Como guiño a los orígenes, el papel de la Campesina lo asume Marie-Pierre Wattiez, quien ya lo hiciera en la producción de veinte años atrás, no sin alguna evidente merma.

Para concluir, debo recomendar al lector con sinceridad el visionado de este estupendo deuvedé, uno pasa como un suspiro dos horas entretenidísimas.

[1] Ni siquiera Telemann, que se vio obligado a publicar a destajo –casi siempre en autoedición– para pagar las deudas de su pródiga esposa alcanzó una cifra semejante.

descuentos especiales

28,80 €

Alpha
Joseph Bodin de Boismortier
Don Quichotte chez la Duchesse

23,70 €

Glossa
El rey Arturo
Henry Purcell
52,50 €
49,88 €

28,80 €

Alpha
Joseph Bodin de Boismortier
Don Quichotte chez la Duchesse

23,70 €

Glossa
El rey Arturo
Henry Purcell

13,55 €

Glossa
Les 25 ans!
25 aniversario de Le Concert Spirituel
66,05 €
59,45 €

+ del mismo compositor

15,95 € 13,55 €
Glossa
Les 25 ans!
25 aniversario de Le Concert Spirituel
27,90 € 23,70 €
Accent
Joseph Bodin de Boismortier
La Veloutée
25,90 € 22,00 €
Glossa
Daphnis et Chloé
Joseph Bodin de Boismortier

+ del mismo artista

16,95 € 14,40 €
Glossa
Louis Le Prince
Missa Macula non est in te
25,90 € 22,00 €
Glossa
W.A. Mozart; L.W. Lachnith
Los misterios de Isis
17,95 € 15,25 €
Glossa
Georg Friedrich Haendel
Water Music & Fireworks

+ del mismo sello

16,95 € 14,40 €
Alpha
Antonio Vivaldi
Conciertos para la orquesta de Dresde
33,90 € 28,80 €
Alpha
Édouard Lalo
Obras Concertantes para violín, violonchelo y piano
16,95 € 14,40 €
Alpha
Grieg, Wolf, Strauss,...
Lieder y canciones
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado