buscar

Glossa | BARROCA | INSTRUMENTOS | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

Antonio Vivaldi
I concerti dell'addio


REF.: GCD 923402
EAN 13: 8424562234024
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el jueves 12/12/2019

Desde los primeros años noventa, Antonio Vivaldi y Fabio Biondi se han convertido en entidades musicales inseparables. En su nueva grabación para Glossa, Biondi vuelve a demostrar el extraordinario poder imaginativo de Vivaldi como compositor de conciertos para violín, interpretados aquí con el dinámico y culto virtuosismo que caracteriza al Biondi violinista y director. En estos Conciertos del adiós, Biondi –al frente de Europa Galante– se centra en obras tardías del compositor, cuando viajó a Viena en un intento desesperado por conseguir oportunidades creativas.


FECHA DE PUBLICACIÓN
01/02/2015

INTÉRPRETES
Europa Galante
Fabio Biondi, violín y dirección


CONTENIDO
Antonio Vivaldi (1678-1741)

Concertos from the Conte Collalto catalogue in Brno

1-4 Violin concerto in B minor, RV 390
Andante molto - Allegro non molto - Larghetto - Allegro

5-7 Violin concerto in E minor, RV 273
Allegro non molto - Largo - Allegro

8-10 Violin concerto in B flat major, RV 371
Allegro ma poco - Larghetto - Allegro

11-14 Violin concerto in C major, RV 189
Larghetto - Allegro non molto e pianissimo - Largo - Allegro molto

15-17 Violin concerto in B flat major, RV 367
Allego ma poco poco - Andante ma poco - Allegro

18-21 Violin concerto in F major, RV 286
Largo molto e spiccato - (Allegro moderato) - Largo - Allegro non molto

1 CD - DDD - 79'58'

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Concerti dell’addio: homenaje a Vivaldi en las bodas de plata de Europa Galante

EDUARDO TORRICO

Compositor prolífico y empresario teatral de éxito, Antonio Vivaldi tuvo el mismo desdichado final que tantos otros colegas suyos, agobiado por las dificultades financieras causadas por su prodigalidad. Los gustos musicales cambiaban a velocidad de vértigo, los venecianos habían dejado de apreciar sus obras y nadie parecía ya interesado en adquirir partituras suyas. Acosado por las deudas, fatigado y hastiado, en la primavera 1740 tomó la decisión de malvender los manuscritos que aún poseía para financiar un viaje a Viena, donde confiaba en obtener algún puesto en la corte de los Habsburgo que le proporcionara una cierta estabilidad económica.  Vivaldi ya había visitado Viena en 1729, seguramente invitado por el propio emperador Carlos VI, al que dedicó un juego de doce conciertos, La Cetra. Durante los meses que pasó en la ciudad imperial se representaron varias óperas suyas, aclamadas por el público. Si no conseguía ahora el anhelado empleo en la corte, al menos confiaba en poder vivir de algún estreno operístico para el Kärntnertortheater. Pero sus planes se vinieron abajo poco después de llegar a Viena, al fallecer Carlos VI el 20 de octubre de ese mismo año de 1740. No sólo no iba ya a ser empleado como músico de la corte, sino que además, decretado el preceptivo luto por la muerte del emperador, ninguna ópera iba a ser representada hasta pasados los carnavales del año siguiente. Su precaria situación económica no hizo sino empeorar hasta la más absoluta pobreza. El 28 de junio de 1741, Vivaldi firma un recibo con el que cierra la venta de “tanta musica” al secretario del conde Antonio Vinciguerra di Collalto, un melómano acaparador de partituras, por la suma de doce ducados húngaros. No hay documento que concrete la cantidad de obras incluidas en la colección, conservada en la ciudad checa de Brno, aunque sí sabemos que al menos figuraban quince conciertos para violín y una sinfonía.  Justo un mes más tarde, el 28 de julio, Vivaldi fallecería a consecuencia de una inflamación interna, en la casa de huéspedes que regentaba la viuda de un guarnicionero apellidado Waller (en el solar que ocupaba la casa se levantaría posteriormente el Hotel Sacher, famoso por su inigualable tarta de chocolate y por ser el favorito de los grandes divos que acuden a cantar a la cercana Staatsoper). Al día siguiente recibía el entierro que se dispensaba a cualquier indigente de aquella Viena: fue sepultado sin ninguna dignidad en una sencilla tumba del cementerio propiedad de un hospital público, cerca de la Karlskirche, en lo que hoy es el Instituto Técnico. Eso sí, días después se celebraría un funeral en su memoria en la catedral de San Esteban, pero sin que en él sonara música alguna. Triste final para alguien que había llegado a ganar la increíble cifra de 50.000 ducados anuales.  Los nombres de Antonio Vivaldi y Fabio Biondi aparecen indisolublemente unidos desde que el violinista palermitano fundara, hace justo ahora 25 años, Europa Galante. No se me ocurre mejor conmemoración para estas bodas de plata que reunir en un disco seis de aquellos quince conciertos para violín incluidos en la colección que Vivaldi malvendió al conde Vinciguerra di Collalto. Son los que llevan los números 390, 273, 371, 189, 367 y 286 en el catálogo elaborado por el musicólogo danés Peter Ryom. No guardan entre ellos ninguna estructura unitaria, pero, como resulta obvio tratándose de conciertos para violín del ‘prete rosso’, todos son extremadamente virtuosísticos en la parte solista, porque si algo buscaba siempre Vivaldi con esos conciertos era impresionar a la audiencia. Aunque formalmente siguen siendo vivaldianos, se percibe en estos tardoconciertos un importante cambio estilístico (próximo, por ejemplo, a la música que acabaría desarrollando Giuseppe Tartini), lo que evidencia que había comprendido a la perfección que tenía que evolucionar si quería adaptarse a los nuevos gustos del público.  Biondi es una garantía cierta cuando se trata de la música barroca italiana, pero mucho más si se trata de Vivaldi. Las exigencias técnicas que demandan estos conciertos brindan la oportunidad al violinista siciliano de desplegar todo su arsenal de recursos y de afectos. A lo largo de este último cuarto de siglo, Europa Galante ha ofrecido grabaciones memorables y otras que, tal vez, no han llegado a colmar nuestras expectativas. Pero aquí la formación italiana suena mejor que nunca, quizá porque en ese fascinante firmamento vivaldiano es donde se siente más cómoda y segura. Un disco de esos que conviene tener siempre a mano en nuestras discotecas para recurrir a él una y otra vez, en la certeza de que jamás dejará de emocionarnos.

descuentos especiales

16,95 €

Glossa
Antonio Vivaldi
I concerti dell'addio

16,95 €

Glossa
ll Diario di Chiara
Música de La Pietà veneciana en el s. XVIII
33,90 €
32,21 €

16,95 €

Glossa
Antonio Vivaldi
I concerti dell'addio

16,95 €

Glossa
ll Diario di Chiara
Música de La Pietà veneciana en el s. XVIII

35,90 €

Fra Bernardo
Francesco Maria Veracini
Adriano en Siria
69,80 €
62,82 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Columna Música
Antonio Vivaldi
Vivaldi sulle sei Corde
16,95 €
Pan Classics
Antonio Vivaldi
Premieres
16,95 €
Neos
'Le Phénix'
El contrabajo solo en la música barroca y...

+ del mismo artista

35,90 €
Fra Bernardo
Francesco Maria Veracini
Adriano en Siria
16,95 €
Glossa
ll Diario di Chiara
Música de La Pietà veneciana en el s. XVIII

+ del mismo sello

33,90 €
Glossa
Jean-Philippe Rameau
Les Surprises de l’Amour
16,95 €
Glossa
Alessandro Scarlatti
Serenate a Filli
11,95 €
Glossa
Canción del Emperador
Música para vihuela
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado