buscar

Lauda | BARROCA | CORAL | ESPAÑOLA | RELIGIOSA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

Francesc Valls
Misa 'Scala Aretina'


REF.: LAU 014
EAN 13: 8429085262240
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el miércoles 18/09/2019

Lauda, una de las compañías nacionales que más está haciendo por la recuperación de nuestro patrimonio, rescata ahora la misa Scala Aretina del compositor barroco Francesc Valls, una de las obras más trascendentales de la historia de la música española. Concebida en estilo policoral y basada en el hexacorde de Guido d’Arezzo, la obra fue escrita para la catedral de Barcelona y debe su fama a la controversia estética que uno de sus pasajes despertó entre la élite europea de compositores. Recasens asume el desafío de revitalizar esta obra partiendo de las rigurosas bases musicológicas que le han hecho acreedor de los más encendidos elogios por parte de la crítica.


FECHA DE PUBLICACIÓN
03/11/2014

INTÉRPRETES
La Grande Chapelle
Albert Recasens, dirección


CONTENIDO
Francesc Valls (1671-1747):

1. Salmo: Lauda Ierusalem, a 10 06:37

2. Responsorio a la Virgen.: Sancta et immaculata, a 8* 05:26

3. Tono al Santísimo Sacramento: En el misterioso circo, a 4* 04:43

4. Lección: De lamentatione Ieremiae prophetae, a 8* 06:05

5. Motete para el día de Pascua: Surrexit Pastor bonus, a solo* 03:01

6. Motete: Plorans ploravit, a 4 01:59

7. Motete: Domine vim patior, a 4 02:12

8. Invitatorio a la Expectación de Nuestra Señora: Ave Maria, a 8* 03:30

9. Villancico a Santo Tomás de Aquino: Sombras cobardes, a 12* 06:55

Misa «Scala Aretina», a 11

Kyrie

10. Kyrie eleison, a 11 01:40

11. Christe eleison, a 7 01:38

12. Kyrie eleison, a 11 02:18

Gloria

13. Gloria in excelsis Deo, a 11 01:50

14. Gratias agimus tibi, a 11 02:27

15. Qui tollis peccata mundi, a 7 02:12

16. Quoniam tu solus Sanctus 01:01

17. Cum Sancto Spiritu, a 11 01:19

Credo

18. Credo in unum Deum, a 11 02:50

19. Et incarnatus est, a 4 01:01

20. Crucifixus, a 11 00:57

21. Et resurrexit, a 11 00:31

22. Et ascendit, a 11 01:46

23. Et in Spiritum Sanctum, a 11 03:34

Sanctus

24. Sanctus, a 11 03:35

25. Agnus Dei, a 11 03:44

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

La Grande Chapelle hace justicia con Valls

EDUARDO TORRICO

Dos fueron las grandes polémicas que sacudieron la España musical del siglo XVIII: la desencadenada por el padre Feijoo, quien en 1726 dedica veintiséis páginas de su obra El Teatro Crítico Universal (en el discurso XIV del primer tomo, bajo el epígrafe Música de los Templos) a censurar con dureza a la música y a los músicos españoles de la época (debido, sobre todo, a la introducción de violines en los servicios religiosos), y la que tiene como antagonistas a otro sacerdote, Francisco Valls, a la sazón maestro de capilla de la catedral de Barcelona, y Joaquín Martínez de la Roca, organista de la catedral de Palencia. Esta segunda polémica llegó a ser de tal magnitud que participaron en ella cincuenta y cinco músicos españoles, los más destacados de aquel momento, además de Alessandro Scarlatti, a quien se pidió una especie de dictamen. Tan complejo debió de resultar el caso que Scarlatti se fue por la tangente y optó por no mojarse en demasía, aunque, eso sí, el maestro palermitano emitió una opinión ligeramente contraria a Valls.

El origen del asunto se remonta a 1702, si bien la polémica propiamente dicha no estallaría hasta 1715. El origen hay que situarlo en la composición por parte de Valls de la Misa Scala Aretina, así llamada por el empleo de la escala hexacorde de Guido d’Arezzo o Guido Aretino, un destacado compositor italiano del siglo XI. Se trata de una obra para once voces basada en la tradición policoral española, en la que una entrada del tiple segundo, en el intervalo disonante de segunda y novena sobre la palabra “miserere” del Gloria, suponía una novedad que infringía las reglas de la armonía entonces vigentes. Trece años después del estreno de la Misa Scala Aretina, Gregorio Portero, maestro de capilla de la catedral de Granada, criticó a Valls por su osadía y partir de ahí se produjeron las réplicas y las contrarréplicas. 

La proporción de fuerzas en los dos bandos contendientes fue más o menos la misma. Martínez de la Roca pronto se destacó como el más feroz fiscal de Valls, quien encontró como mejores defensores a José de Cáseda y Villamayor (maestro de capilla de la catedral de Sigüenza), a Francisco Hernández Pla (maestro de capilla del madrileño convento de la Encarnación) y a Pedro Gerónimo Borobia (organista principal de la antes mencionada catedral de Sigüenza). Estos redactaron una carta a favor de Valls, quien no dudó en imprimirla en un folleto para que fuera de dominio público. Miguel de Ambiela, maestro de capilla de la catedral de Toledo, tuvo una posición bastante crítica, aunque mostró conciliador. La cosa, después de tanto fuego cruzado, quedó en lo que suelen quedar estas disputas: en nada. 

Sin embargo, el trasfondo de la polémica parece ser más político que musical, como sostiene el musicólogo Francesc Bonastre. La Misa Scala Aretina fue compuesta como clausura de las Cortes catalanas, presididas por Felipe V en enero de 1702. Parece que esta misa volvió a sonar de nuevo en la catedral de Barcelona el 3 de agosto de 1710, para celebrar esta vez la victoria austracista en la batalla de Almenar, la cual había tenido lugar el 27 de julio en la mencionada población ilerdense. Valls, además, tomó partido por el archiduque Carlos durante la Guerra de Sucesión, lo que explicaría que la polémica comenzara trece años después del estreno de la obra y sólo unos meses después de concluida la contienda con la victoria del duque de Anjou, que partir de ésta pasaría a ser reconocido como el rey Felipe V. Es decir, que a Valls le pasaron factura muchos de sus colegas no tanto por la dichosa disonancia de segunda menor, sino por su condición de austracista. 

También en ello se debe encontrar la explicación de que buena parte de sus valedores en la polémica estuvieran relacionados con territorios del antiguo reino de Aragón: Isidro Escorihuela, maestro de capilla de la colegiata de Játiva; Miguel López, maestro de capilla del monasterio de Montserrat; Domingo Teixidó, organista de la catedral de Lérida, o el antes mencionado Francisco Hernández Pla, quien, a pesar de estar radicado en Madrid cuando se desarrolla la polémica, era natural de Valencia. Y tampoco parece ser casual que quien enciende la mecha de la polémica fuera, como ya hemos indicado, el maestro de capilla de la catedral de Granada, Gregorio Portero, según todos los indicios influido por un aspirante al puesto de organista principal de dicha catedral, Anastasio Albors, un declarado borbónico. Albors no pasó el primer examen del cabildo y hubo de viajar a Madrid para reunir más méritos; en su visita a la capital, tuvo noticias de las dudas que suscitaba el breve pasaje disonante introducido por Valls en su misa, y no dudó en echar mano de él para sus propios fines y, de paso, para zaherir a un adversario político. 

Aunque el primer registro discográfico de la Misa Scala Aretina sea inglés y date de 1983 (The London Oratory Choir y The Thames Chamber Orchestra, dirigidos por John Hoban), la primera referencia significativa de esta obra hay que hallarla en la grabación de 1993 realizada para Deutsche Harmonia Mundi por Gustav Leonhardt, junto al Réquiem en Fa menor de Biber. A pesar de algunas voces excelentes con que contó el director y clavecinista holandés para esa ocasión (Sandrine Piau, Mieke van der Sluis, John Elwes o Harry van der Kamp), se hacía ya necesaria la presencia en el mercado de otra versión más rigurosa y más en estilo. Y aquí está, de la mano de un director español, Albert Recasens, que como en él es habitual sabe mezclar meticulosamente en su formación, La Grande Chapelle, a intérpretes nacionales con internacionales, tanto en el aspecto vocal como en el instrumental. 

A aquella añeja versión de Leonhardt se le censuró desde el principio –y aún hoy se le sigue censurando- la inclusión de oboes en el orgánico, ya que tal práctica tenía más que ver con la música austriaca o, incluso, con la francesa que con la costumbre española. Sin embargo, conviene recordar que en la interpretación de 1710 tocó en la catedral barcelonesa, doblando a los violines, la banda de oboístas del archiduque Carlos, la cual había llegado a la ciudad condal en marzo de ese año. Tampoco se puede pasar por alto el dato de que la obra contiene ciertas reminiscencias de la Missa Salisburgensis de Biber. El problema de la lectura de Leonhardt no tiene que ver con la inclusión de los oboes, sino con que ha resistido francamente mal el paso del tiempo.  

La Grande Chapelle, eso sí, no cae en la tentación de utilizar oboes y utiliza la misma plantilla que Valls empleó en 1702 para su estreno: once voces (cuatro sopranos, tres altos, tres tenores y un bajo), dos violines, dos clarines y bajo continuo (bajón, violón, arpa y dos órganos positivos). Además de la misa, Recasens incluye en el programa varias piezas breves compuestas por Valls para la catedral de Barcelona: tres motetes, un salmo Lauda Ierusalem, una lección de las Lamentaciones de Jeremías, un responsorio a la Virgen, un tono al Santísimo Sacramento, un villancico a Santo Tomás de Aquino y un invitatorio a la Expectación de Nuestra Señora (primicias discográficas todas ellas, salvo en el caso del salmo y de dos motetes). La interpretación lleva la marca propia de la casa: rigor y musicalidad a partes iguales. Especializada tanto en el repertorio renacentista como en el barroco españoles, es en mi opinión en el barroco tardío donde ha firmado sus mejores trabajos. Este dedicado a Valls lo confirma de manera inequívoca, al tiempo que rinde merecido tributo a un músico escasamente frecuenta

descuentos especiales

16,95 €

Lauda
Francesc Valls
Misa 'Scala Aretina'

16,95 €

Lauda
Alonso Lobo
Misas
33,90 €
32,21 €

16,95 €

Lauda
Francesc Valls
Misa 'Scala Aretina'

16,95 €

Lauda
Alonso Lobo
Misas

16,95 €

Lauda
Joan Pau Pujol
Procesión y Completas del Corpus Christi
50,85 €
45,77 €

+ del mismo compositor

13,95 €
La Mà de Guido
Francesc Valls
Salmos, Misas quarti y primi toni
11,95 €
Enchiriadis
Marta Infante & Manuel Vilas
Tonos al arpa

+ del mismo artista

16,95 €
Lauda
El vuelo de Ícaro
Música para el eros barroco
16,95 €
Lauda
Antonio Rodríguez de Hita
Misa O Gloriosa Virginum
16,95 €
Lauda
Antonio Rodríguez de Hita
Canciones instrumentales

+ del mismo sello

16,95 €
Lauda
El gran burlador
Música para el mito de Don Juan
16,95 €
Lauda
Juan García Salazar
In Dominica Palmarum
16,95 €
Lauda
Alonso Lobo
Misas
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00