buscar

Pentatone | ROMANTICA Y NACIONALISTA | SINFONICA (1 SACD)

Facebook Twitter

precio

17,95 €

Anton Bruckner
Sinfonía No. 7


REF.: PTC 5186370
EAN 13: 0827949037061
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 25/11/2019


FECHA DE PUBLICACIÓN
19/05/2011

INTÉRPRETES
Orchestre de la Suisse Romande
Marek Janowski, director


CONTENIDO

Anton Bruckner (1824-1896):

Sinfonía No. 7 en Mi mayor (1881-1883) [Edición Nowak]
1 Allegro moderato  21.05
2 Adagio. Sehr feierlich und sehr langsam  21.05
3 Scherzo / Trio. Sehr schnell 9.47
4 Finale. Bewegt, doch nicht schnell  13.15 

1 SACD / DSD / DDD - 66'04''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Vivimos una época muy estimulante para las sinfonías de Anton Bruckner con un contínuo replanteamiento de sus problemas textuales e interpretativos. Ahí tenemos al musicólogo Benjamin Korstvedt y su defensa de la Cuarta de 1888 que grabó Osmo Vänska en Minnesota para BIS (ampliamente comentada por José Luis Pérez de Arteaga en el Boletín nº 197, págs. 40-43); la renovada confianza de algunos directores en ediciones denostadas como la brillante resurrección de la “edición Hynais” de la Sexta en manos de Ira Levin (destacada por Miguel Ángel González Barrio en el Boletín nº 198, pág. 38); también está la labor interminable de la conclusión del Finale de la Novena donde la versión conjunta elaborada desde los años ochenta por Nicola Samale, John Phillips, Giusseppe Mazzuca o Benjamin-Gunnar Cohrs ha recibido carta de naturaleza el mes pasado con sendos estrenos en Berlín y Nueva York de Simon Rattle al frente de la Berliner Philharmoniker que culminarán en un nuevo lanzamiento del sello EMI; y no podemos olvidar tampoco una propuesta tan discutible como interesante de Peter Jan Marthé encaminada a revitalizar las sinfonías de Bruckner en Preiser con versiones textuales propias (cuyos dos lanzamientos ha valorado González Barrio en el Boletín nº 154, pág. 38 & nº 157, pág. 33). Y es que, al margen del dichoso “Problema Bruckner”, tampoco paran de surgir integrales de las sinfonías del compositor de Ansfelden con ciertas pretensiones restauradoras, como ese “Bruckner diferente” de Mario Venzago (CPO) –véanse los comentarios de González Barrio en los Boletines nº 206, pág. 34 y nº 211, pág. 30)– o la tercera vía de Ivor Bolton (Oehms), aunque predominen los acercamientos más tradicionales pero no menos interesantes en integrales bastante avanzadas ya como las de Jaap van Zweden (Exton), Markus Bosch (Coviello), Sylvain Cambreling (Classics Glor) o Simone Young (Oehms), junto a otras de magistrales veteranos como Herbert Blomstedt (Querstand) –véanse los comentarios de González Barrio de la Sexta y la Quinta en los Boletines nº 187, pág. 37 &  nº 200, pág. 39 y en el presente de la Tercera– o de directores más jóvenes que pisan fuerte como Gerd Schaller (Profil).

Pero hay más todavía. Tenemos, por ejemplo, el Bruckner completamente iconoclasta y desmitificador de Roger Norrington (1934) que comenzó su andadura allá por 1996 con una alocada grabación en EMI de la versión original de 1873 de la Tercera al frente de los London Classical Players donde el primer movimiento le dura prácticamente la mitad que a Georg Tintner (Naxos) dos años más tarde (18:48 frente a 30:34). Norrington retomó su visión de Bruckner en Stuttgart hace cinco años con registros en vivo de la Tercera, Cuarta y Sexta para Hännsler, ahora sin instrumentos de época y con un planteamiento algo más equilibrado pero no menos antimístico (en 2007 ese movimiento inicial de la Tercera le dura tan sólo un minuto más). Y ese mismo planteamiento, que pretende recuperar tanto el sonido “original” bruckneriano de la Filarmónica de Viena de finales del siglo XIX –radicalmente sin vibrato según su punto de vista– como la articulación, el fraseo, los golpes de arco, la disposición de los músicos o  los tempi, lo encontramos en la Séptima en 2008 y ahora en esta Novena grabada en 2010. Norrington explica en la carpetilla del disco que pretende buscar el “lado humano” del compositor de Ansfelden y alejar esta música de la abstracción pseudoreligiosa, ahondando para ello en los paisajes naturales, ambientes rústicos, sensaciones personales que describe o incluso en su sentido del humor. Este planteamiento le funciona bien en los scherzos y, concretamente, el segundo movimiento de esta Novena es, con mucho, lo mejor del disco; no sólo el Scherzo tiene una construcción ideal en cada sección desde la picardía o la inocencia a la brutalidad, sino que el Trio es todo un prodigio de sonidos de la naturaleza sacando un partido desconocido a esos hoquetus continuos que plantea Bruckner en su orquestación. Ahora bien, el resto es claramente otra historia y ello muy a pesar de estar ante una interpretación orquestal ciertamente magistral (una mención especial para los metales) o ante un registro técnicamente memorable; Norrington compartimenta en exceso el Feierlich, misterioso inicial y el Adagio final en busca de contrastes de tempi muchas veces excesivos y otras directamente frívolos que afectan gravemente a cualquier visión unitaria de la obra. El director inglés, en su afán por recuperar el Bruckner “original” y alejarlo del elitismo espiritual, ha terminado inventando una especie de pariente putativo que en su incongruencia, provocación y buen humor se asemeja bastante al “pop art”; no por casualidad a Norrington le fascina Andy Warhol y luce camisas estampadas con obras de ese artista.

Quizá el reverso de Norrington sea Marek Janowski (1939) cuya integral en Pentatone avanza con determinación tras interesantes versiones de la Novena, Sexta, Quinta u Octava comentadas en pasados boletines por Pérez de Arteaga, José Alberto Pérez o por mí (véanse los Boletines nº 168, pág. 38-39; nº 188, pág. 29; nº 193, pág. 33 & nº 201, pág. 34). Y es que la máxima de Janowski, recogida por Wolfgang Seifert en su reciente libro sobre este director, no deja lugar a dudas: “Nada funciona sin una interpretación extremadamente precisa”. Su Séptima es eso: extremadamente precisa, magníficamente estructurada y muy atenta a los numerosos detalles de la orquestación. Sin embargo, en esta ocasión los tempi resultan algo más lentos de lo habitual y con ello la interpretación pierde algo del espíritu e intensidad que resalté en la Sexta o la Octava; ello se nota, en parte, en el Allegro moderato inicial y, especialmente, en el Finale. Tampoco el Adagio se libra de cierto halo de frialdad al no funcionar su ascenso al clímax donde incluye el golpe de platillos con triángulo de la edición Nowak. Nos queda, eso sí, un Scherzo magistral que junto al registro sonoro de Polyhymnia es lo mejor de este disco.

Pablo-L. Rodríguez 

In the more than 100 years since his death in 1896, the appraisals by musicologists, critics and the public at large of Anton Bruckner, the man, and Anton Bruckner, the composer, have consistently been radical in character. From the beginning, the standpoints of Bruckner disciples and Bruckner haters have been virtually irreconcilable. Few cases in musical historiography have featured such a diversity of standpoints regarding the importance of an oeuvre and its creator for European music. For the longest time, clichés and stereotypes set the tone of Bruckner reception, with Bruckner himself tending to be the focus of attention. This approach was typically accompanied by questionable characterisations which stood in the way of any objective investigation, e.g., 'God's musician,' 'Upper-Austrian peasant,' 'hero of German composition' and 'half genius, half idiot.' It was not until the 1980s that Bruckner's musical oeuvre, as such, started being subjected to greater scrutiny (than its creator). In particular German-speaking musicologists, with the help of detailed work analyses, began to approach the phenomenon of Anton Bruckner using a method which set aside the questionable anecdotes and speculations surrounding the personage, Bruckner, and concentrated above all on the facts: i.e., the surviving musical texts (in which connection the version problem became the foremost priority). A prime example of this new approach to Bruckner is the 'Bruckner Handbook' (2010), overseen by Hans-Joachim Hinrichsen. In this excellent compendium, prominent Bruckner specialists comment on the composer's works under the unifying theme, 'Bruckner, the great stranger'. The aim of the authors was to "blaze" a new trail, one "off the beaten track," and the handbook indeed has the potential to promote realism and objectivity in today's Bruckner reception and, as a result, significantly to broaden its horizons. In the work's almost 400 pages, the entire oeuvre is subjected to detailed analyses, which, amongst other things, shed much light on the connections between the two great blocks in Bruckner's compositional production - the large-scale sacred choral works and the symphonies, respectively.

descuentos especiales

17,95 €

Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonía No. 7

17,95 €

Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonía nº 3
35,90 €
34,11 €

17,95 €

Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonía No. 7

17,95 €

Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonía nº 3

17,95 €

Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonia nº 5
53,85 €
48,47 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Ondine
Anton Bruckner
Sinfonía en Fa menor, No. 0; Adagio del Quinteto...
13,20 €
Orfeo
Leitner dirige Eder y Bruckner
Concierto órgano & Sinfonía Nullte
16,95 €
Carus
Música coral de Adviento y...
Obras de Mendelssohn, Bruckner, Reger, Grieg, etc.

+ del mismo artista

17,95 €
Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonía nº 3
17,95 €
Pentatone
Anton Bruckner
Sinfonia nº 5

+ del mismo sello

17,95 €
Pentatone
Tchaikovsky & Stravinsky
Suite No. 3 & Divertimento
17,95 €
Pentatone
Wolfgang Amadeus Mozart
Arias
17,95 €
Pentatone
Dimitri Shostakovich
Sinfonías 1 & 6
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado