buscar

Ondine | INSTRUMENTOS | SIGLOS XX Y XXI | SINFONICA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

Paul Hindemith
Concierto para violín; Metamorfosis; Música de concierto


REF.: ODE 1214-2
EAN 13: 0761195121429
Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 09/12/2019

Reconocido como Disco del Año en la categoría Best Compendium de los Grammy 2013, Ondine ofrece aquí un homenaje a Paul Hindemith (1895-1963) en el 50 aniversario de su muerte. Midori, la NDR Symphony Orchestra y Christoph Eschenbach se alían en esta grabación prístina para ofrecer unas lecturas del Concierto de violín, la Música para orquesta de cuerdas y metales y las Metamorfosis que resultan  espectaculares por su relieve, fragor, colorido y sentido del drama.


FECHA DE PUBLICACIÓN
05/02/2014

INTÉRPRETES
Midori, violín
NDR Symphony Orchestra
Christoph Eschenbach, dirección


CONTENIDO
Paul Hindemith (1895–1963):

1–4 Symphonic Metamorphosis of
Themes by C.M. von Weber (1943)

5–7 Konzert für Violine und Orchester
(1939)

8–9 Konzertmusik für Streichorchester
und Blechbläser, op. 50 (1930)

1 CD - DDD - 67'23'

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Hindemith y Eschenbach: dos grandes incomprendidos

PABLO-L. RODRÍGUEZ

Pocos como él o quizá ninguno. Hindemith pasa por ser el compositor más incomprendido y maltratado del siglo XX. Algunos críticos musicales bien conocidos dejan fuera su obra en las discografías recomendadas, caso del alemán Michael Wersin que prescindió de Hindemith en su CD-Führer Klassik (Reclam, 2007) que va desde Machaut hasta Adams e incluye a compositores como Unico Wilhelm Graf van Wassenaer, Italo Montemezzi o Jean Barraqué. Otros no ocultan el desdén y hastío que les produce su música, caso del británico Norman Lebrecht, que hace algunas semanas se sorprendió a sí mismo otorgando cinco estrellas en Sinfini Music a un disco del “compositor más aburrido del mundo”; el disco en cuestión, Hindemith Bratsche! de Antoine Tamestit (Naïve), representa una muestra del renacer en la interpretación y consideración actual que tiene la música de Hindemith entre los intérpretes. Y es que desde hace algunos años cada vez resulta más habitual que se “cuele” algún disco de Hindemith entre los más destacados del momento: aparte del referido CD de Tamestit, tenemos el caso de los cuartetos grabados por el Amar Quartett (Naxos), la obra para viola sola registrada por Tabea Zimmermann (Myrios Classics) o sus composiciones solistas, camerísticas o concertantes para violín por Frank Peter Zimmermann (BIS) e incluso también su obra vocal y religiosa dirigida por Markus Creed (Hänssler Classics). El colmo para algunos críticos ha sido encontrarse el nombre de Hindemith entre los discos premiados en los Grammy Awards de este año: en el apartado de mejor compilación clásica venció esta novedad que ahora comentamos del sello Ondine dedicada al compositor alemán por la NDR-Sinfonieorchester bajo la dirección del que fuera su titular hasta 2004; y lo hizo frente a otros dos sensacionales contendientes: los conciertos para viola, violín y orquesta del holandés Vagn Holmboe (1909-1986) y String Paths de la joven Dobrinka Tabakova (1980).

El responsable musical de este CD, el director alemán Christoph Eschenbach (1940), reconoció desde el primer momento que el verdadero premiado no había sido él sino Hindemith, un compositor a cuya música se ha dedicado con insistencia en los últimos años; de hecho, la noticia del Grammy le pilló el pasado enero ensayando en Washington el conocido como Réquiem Americano de Hindemith. Y es que aparte de la nacionalidad, o del hecho de que ambos hayan obtenido más éxito en Estados Unidos que en su natal Alemania, a Hindemith y a Eschenbach les une la incomprensión y el menosprecio de la crítica. De nuevo, Eschenbach prácticamente brilla por su ausencia en la guía discográfica de Wersin (tan sólo se le cita de pasada como acompañante de Thomas Zehetmair en la famosa grabación de 1988 del Concierto para violín de Schumann) y recibe todo el menosprecio de Lebrecht, que el pasado 25 de marzo dedicaba un editorial en su blog a explicar la razón por la que Eschenbach atrae siempre la controversia; le acusa entre otras lindezas de haber sido un protegido de Karajan, de beneficiarse de su amistad con el canciller de la República Federal de Alemania, Helmut Schmidt –con quien llegaría incluso a grabar un disco de conciertos para tres pianos de Mozart junto a Justus Frantz para EMI en 1982–, o de dedicarse a trabajar exclusivamente para centros musicales con alto poder adquisitivo –primero en Zúrich, donde fue director musical de la Tonhalle entre 1982 y 1986 y después en Houston donde fue principal responsable de su Sinfónica entre 1988 y 1999–. 

Según relata Lebrecht, Eschenbach no llamaría la atención de la crítica internacional como director de orquesta hasta 2003, en que se le nombró titular de la Orquesta de Filadelfia, a pesar de que ya por entonces había sustituido a Christoph von Dohnányi como titular de la Orquesta de París o cinco años atrás a Herbert Blomstedt como titular de la NDR de Hamburgo. Su etapa en Filadelfia sería una de las más productivas a nivel discográfico, con numerosos lanzamientos sensacionales en el sello Ondine, pero también una de las más conflictivas de su carrera, al quedar lastrada por los ataques que recibió de la crítica local a la que se sumaron parte de los músicos de su propia orquesta; en 2008 abandonó la formación de Pensilvania en favor de la Sinfónica Nacional de Washington donde sigue en la actualidad como responsable musical. Lo sucedido en Filadelfia ha sido utilizado por algunos críticos para desprestigiarlo y lo han relacionado con su salida de la Orquesta de París en 2010, aunque mantiene estrechas colaboraciones con otras formaciones del prestigio de la Filarmónica de Viena, donde el pasado 29 de mayo dirigió el popular concierto nocturno veraniego en Schönbrunn (acaba de aparecer en CD en DG) o con la NDR hamburguesa, cuya titularidad terminó en 2004, aunque la sigue dirigiendo con asiduidad y fortuna, tal y como demuestra esta nueva grabación de Ondine dedicada a Hindemith: la Metamorfosis sinfónica sobre temas de Carl Maria von Weber (1943) y la Música concertante para orquesta de cuerda y metal, op. 50 (1930) flanqueando el Concierto para violín y orquesta (1939) que cuenta como solista con la violinista japonesa Midori Goto (1971).

Las tres composiciones orquestales han sido registradas en vivo en la Laeiszhalle de Hamburgo y muestran el excelente nivel del conjunto sinfónico radiofónico de esa ciudad con una sensacional y disciplinadísima sección de cuerda y magníficos solos tanto de la madera como de los metales o la percusión. Eschenbach aporta una compresión ideal de las texturas llenas de contrastes pero también de la potencia motora del contrapunto; el Allegro inicial de la Metamorfosis desprende un ímpetu sorprendente, el Scherzo con ese exótico ostinato que Hindemith toma de la cuarta de las Ocho piezas para piano a cuatro manos, op. 60 de Weber, originalmente concebido como música incidental para el Turandot de Schiller, está admirablemente construido y posee una impresionante fuerza interior. El evocador Andantino, que actúa en cierto modo de movimiento lento de esta especie de sinfonía, fluye con elegancia entre el exquisito fraseo de la cuerda y la belleza de los solos de la madera y el metal, y el equilibrio de contrastes y texturas impresiona todavía más en la marcha que cierra la obra. La Música concertante op. 50 es todavía superior en calidad orquestal y empaque sonoro y donde Eschenbach muestra su maestría para subrayar ese juego de oponer texturas entre las secciones de cuerda y metal de una orquesta con ese denominador común contrapuntístico típicamente neoclásico del compositor.

La composición central del disco, el Concierto para violín de 1939, se beneficia de un entendimiento ideal entre solista y director; Midori ensalza el perfil melódico de su parte y Eschenbach el revestimiento de timbres y texturas del acompañamiento. El resultado no tiene nada que envidiar al que cosechó el mítico David Oistrakh en 1962 para Decca con el compositor en el podio, aunque quizá no se alcance el nivel de espontaneidad, bravura y colorido violinístico de mis dos registros favoritos de la obra: Ruth Posselt en 1951 (West Hill Radio Archives) e Ivry Gitlis en 1961 (Vox) –quizá el más grande violinista vivo y otro gran incomprendido–. Por último, la toma sonora del equipo técnico de la NDR de Hamburgo es competente, aunque no ayuda mucho a la riqueza de planos sonoros y texturas que proponen los intérpretes; hubiera mejorado mucho con un plus de espacialidad y equilibrio en los pasajes de mayor contraste. En todo caso, estamos ante otro gran disco y ante un antídoto para curar la incomprensión hacia Hindemith y Eschenbach. Y es que algunos críticos deberían escuchar más y escribir menos. 

descuentos especiales

16,95 €

Ondine
Paul Hindemith
Concierto para violín; Metamorfosis; Música de...

16,95 €

Ondine
Tzimon Barto
Paganini Variations; Paganini Rhapsody
33,90 €
32,21 €

16,95 €

Ondine
Paul Hindemith
Concierto para violín; Metamorfosis; Música de...

16,95 €

Ondine
Tzimon Barto
Paganini Variations; Paganini Rhapsody

16,95 €

Ondine
Robert Schumann
Introduction and Allegro appassionato;...
50,85 €
45,77 €

+ del mismo compositor

13,20 €
Orfeo
Eugene Ormandy
Von Einem, Hindemith, Roussel & Ravel
9,95 €
Supraphon
Karel Ancerl Gold Edition,...
Hindemith, Borkovec
51,80 €
Orfeo
Sergiu Celibidache
Los conciertos sinfónicos de la Radio de Colonia...

+ del mismo artista

16,95 €
Ondine
Robert Schumann
Introduction and Allegro appassionato;...
16,95 €
Ondine
Tzimon Barto
Paganini Variations; Paganini Rhapsody
16,95 €
Ondine
Albert Roussel
Sinfonía No. 2, Bacchus et Ariane

+ del mismo sello

16,95 €
Ondine
Wolfgang Amadeus Mozart
Sonatas para violín y piano
16,95 €
Ondine
Kaija Saariaho
Du Cristal ...à la fumée; Sept Papillons; Nymphéa
16,95 €
Ondine
Kimmo Hakola; Toshio Hosokawa
Conciertos para guitarra
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado