buscar

CDM Capella de Ministrers | CORAL | ESPAÑOLA | INSTRUMENTOS | MEDIEVAL Y RENACENTISTA | RELIGIOSA (1 CD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

16,95 €

El Greco
El viaje musical de Doménikos Theotokópoulos


REF.: CDM 1434
EAN 13: 8216116214343


El presente viaje musical de Doménikos Theotokópoulos nos lleva desde Creta, por Venecia y Roma, hasta Toledo, estaciones o destinos en los que se formaría el Greco como pintor mientras estas diferentes culturas absorbían la extremosidad de su arte. Inspirándose en  la cita del pintor Jusepe Martínez a propósito de El Greco contenida en sus Discursos practicables del Nobilísimo Arte de la Pintura (“Ganó muchos ducados, más los gastaba en demasiada ostentación de su casa, hasta tener músicos asalariados para cuando comía gozar de toda delicia”), el sello CDM nos instala en esa mesa para servirnos esas delicias en la compañía del pintor: desde canciones griegas y cantos bizantinos que nos retrotraen a la cuna ancestral del artista, pasando por piezas de Negri o Carosso que evocan su estudio de la maniera italiana, hasta llegar a la majestuosa severidad de Victoria, álter ego musical de El Greco y perfecta banda sonora de su obra toledana.


FECHA DE PUBLICACIÓN
01/02/2014

INTÉRPRETES
Capella de Ministrers
Carles Magraner, dirección

DATOS DE PRODUCCIÓN

Disco recopilatorio conmemorativo del 4º Centenario de la muerte de “El Greco”. Contiene piezas de: Els Viatges de Tirant lo Blanch, La Cité des Dames, La Spagna, Canticum Nativitatis Domini, Nunca Fue Pena Mayor, Requiem y Música Encerrada.


CONTENIDO
1. Tzivaeri [canción griega] (4'20')
2. Megalini [canto bizantino] (5'26')
3. Letsi [danza griega] (2'32')

Kassia:

4. La mujer caída (6'34')

Cesare Negri:

Le gratie d’amore, Milán 1602
5. Austria Felice [Hachas] (2'03')
6. Villancicco y Spagnoletto (3'08')
7. Canario (2'43')

Tomás Luis de Victoria:

8. Alma redemptoris mater [a 8 voces] 5'50'

Fabrizio Caroso:

Il Ballarino, Venecia 1581
9. Balletto Amor Mio (1'14')
10. Cascarda Castellana (1'49')
11. Balletto Amor Costante (1'49')
12. Spagnoletta (1'04')
13. Gagliarda di Spagna (1'13')

Tomás Luis de Victoria:

14. Ave Maria [a 8 voces] (4'37')

Orlando di Lasso:

Prophetiae Sibyllarum, 1600
15. Sibylla Phrygia (2'19')

Diego Ortiz:

Tratado de glosas, Roma 1553
16. Recercada sobre La Spagna (2'14')

Anónimo:

17. Passamezzo Antico (5'11')
18. Romanesca (3'14')
19. Folías (3'28')

Tomás Luis de Victoria:

Requiem, Madrid 1605
20. Requiem aeternam, Introitus (5'16')

Anónimo sefardí:

21. La muerte de Absalón (3'28')

1 CD - DDD - 69'25'

RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Recorrido musical por la vida de El Greco de la mano de Capella de Ministrers

Eduardo Torrico

Coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte de Doménikos Theotokópoulos, el Greco, empiezan a aparecer las primeras novedades discográficas conteniendo músicas que pudieron estar, de una u otra forma, relacionadas con la vida de uno de los mayores genios de la pintura de todos los tiempos. Cierto es que en los aproximadamente trescientos cuadros catalogados que hay de El Greco sólo en media docena de ellos constatamos escenas musicales; por ejemplo, en La Anunciación, lienzo en el que el coro de ángeles tañe varios instrumentos: una viola da gamba, un arpa, un laúd, un virginal y una chirimía. Pero no es menos cierto que el aragonés Jusepe Nicolás Martínez, también pintor, dejó constancia del amor que El Greco sentía por la música. En su tratado teórico sobre pintura barroca intitulado Discursos practicables del nobilísimo arte de la pintura (escrito hacia 1675, aunque no publicado hasta 1853) escribe lo siguiente sobre el artista cretense: “Ganó muchos ducados, más los gastaba en demasiada ostentación de su casa, hasta tener músicos asalariados para cuando comía gozar de toda delicia”.

Carles Magraner y Capella de Ministrers proponen en este disco un viaje musical desde Grecia (Candía) hasta España (Madrid y Toledo), pasando por Italia (Venecia y Roma), los tres países en el que residió El Greco, viaje en el que quedan reflejadas las distintas etapas de su formación y de su producción artística. En este recorrido, lo popular y lo culto van de la mano, al igual que lo sacro y lo profano, que lo vocal y lo instrumental, que lo medieval y lo renacentista, que el espíritu de la Contrarreforma y el manierismo… No hay ninguna prueba de que El Greco escuchara muchas o pocas de las piezas que configuran el programa, pero tampoco sería aventurado afirmar que todas o, al menos, algunas de ellas le fueron familiares, habida cuenta de su condición de melómano, aunque no de entendido en esta arte, pues bien claro lo dejó en la contundente nota que escribió en los márgenes de un ejemplar de I dieci libri dell’architettura, de Vitruvio, que se hallaba en su biblioteca: “Yo de música no sé”.

El imaginario recorrido musical de El Greco se inicia con una canción y una danza griegas, con un canto bizantino y con La mujer caída, obra debida a la primera compositora de la que se tiene noticia, Kassia. Prosigue luego por tierras italianas: Cesare Negri, Fabrizio Caroso, Orlando di Lasso y dos compositores españoles que sirven de puente entre la península itálica y la ibérica, Tomas Luis de Victoria y Diego Ortiz, pues ambos ejercieron durante años en Roma. La conexión virtual entre Ortiz y El Greco es tanto mayor si consideramos que Ortiz nació en Toledo, ciudad en la que el pintor pasó casi la mitad de su vida: 37 años. Precisamente en Toledo concluye el periplo sugerido por Magraner, de forma tal vez impensable: La muerte de Absalón, canción instrumental sefardí de autoría anónima, pues no hay que dejar pasar por alto el dato de que la casa de El Greco, aquella que, según narra Jusepe Martínez, acogía a músicos asalariados para hacer más placentera la existencia del pintor, estaba enclavada en la judería de la ciudad imperial.

Este popurrí musical resulta realmente fascinante, pues es tal la profusión de estilos que no hay dos piezas que resulten siquiera parecidas entre sí. El acierto en la elección de las obras es pleno, lo que unido al buen hacer de Capella de Ministrers, perfectamente constatable en este recopilatorio, proporciona 70 deleitosos minutos a la mayor gloria de El Greco, cuya vida y obra se pueden resumir en la frase del pintor y tratadista Antonio Palomino: “Lo que hizo bien, ninguno lo hizo mejor; lo que hizo mal, ninguno lo hizo peor”. 

+ del mismo compositor

16,95 €
Alpha
Diego Ortiz
Ad Vesperas
17,95 €
Raumklang
Orlando Di Lasso
Salmos penitenciales
6,60 €
Christophorus
Orlando di Lasso
Motetes

+ del mismo sello

16,95 €
CDM Capella de Ministrers
La Harpe de Melodie
Música en tiempos de Benedicto XIII, el Papa Luna
16,95 €
CDM Capella de Ministrers
Ars Antiqua
Ramón Llull : Crónica de un viaje medieval-I
16,95 €
CDM Capella de Ministrers
Llibre Vermell
Música en la Cataluña medieval
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00